Putin comienza a dar órdenes sobre la guerra en Ucrania a un nivel de coronel

Fuentes de inteligencia occidental aseguran que el presidente ruso decide sobre los movimientos de sus tropas en el Donbás

Vladimir Putin en una reunión con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, y el jefe del Estado Mayor ruso Valeri Gerasimov
Vladimir Putin en una reunión con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, y el jefe del Estado Mayor ruso Valeri Gerasimov FOTO: SPUTNIK via REUTERS

Lo hizo Stalin en los primeros compases de la Segunda Guerra Mundial. El líder soviético tomó decisiones operativas sobre el transcurso de la guerra obviando las directrices de sus generales, con el resultado de miles de bajas entre las tropas del Ejército Rojo. Ahora parece que Vladimir Putin sigue el mismo camino. Según fuentes de la inteligencia occidental citadas por el diario The Guardian, el presidente ruso ha comenzado a tomar decisiones de muy bajo nivel sobre la guerra en Ucrania.

Según estas fuentes, Putin interviene en la toma de decisiones tácticas y operativas a un nivel que sería responsabilidad de coroneles o generales de brigada en Occidente, dependiendo del sistema de rangos militares del país. Putin habría participado en cuáles tienen que ser los movimientos del Ejército ruso en la región de Donbás, donde se concentran actualmente los combates después de las primeras semanas en las que el Kremlin trató de llegara Kiev.

En el este del país, las pérdidas de las tropas rusas en el río Donets han sido enormes durante la semana pasada con la pérdida de al menos 70 vehículos militares un equipo de batallón, según las estimaciones realizadas con fotografía aéreas de la zona. Putin, consciente de la falta de resultados sobre el terreno, estaría trabajando en estrecha colaboración con el general Valeri Gerasimov, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, para coordinar la estrategia militar.

“Estimamos que Putin y Gerasimov están involucrados en la toma de decisiones tácticas a un nivel en el que normalmente veríamos coroneles o generales de brigada”, dijo una fuente a The Guardian. Ben Barry, ex brigadier del ejército británico y experto en guerra terrestre en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, dijo: “Un jefe de gobierno debería tener mejores cosas que hacer que tomar decisiones militares. Deberían establecer la estrategia política en lugar de empantanarse en la actividad del día a día”.

Según el periódico, las fuerzas armadas rusas se comportan de manera más jerárquica que sus contrapartes occidentales. Esto significa, entre otras cosas, que se envían instrucciones y órdenes a los generales en los campos de batalla. Esto, a su vez, ha llevado a Rusia a tener que enviar a sus generales más cerca de las líneas del frente, con el resultado de que las fuerzas armadas ucranianas han matado hasta 12 generales.

“El jefe de Estado debería tener mejores cosas que hacer que tomar decisiones militares. Debería establecer una estrategia política y no quedarse atascado en las operaciones del día a día”, dijo a The Guardin Barry.