Continúa la búsqueda de los 13 desaparecidos tras la avalancha en los Alpes italianos

Los socorristas descartan que pueda haber supervivientes debido a la violencia de la avalancha de hielo, nieve y rocas que descendió a más de 200 kilómetros por hora

Seis personas han muerto y ocho se encuentras heridas, una de ellas de gravedad, tras el desprendimiento de un parte del glaciar de la Marmolada, en los Dolomitas (Alpes italianos)
Seis personas han muerto y ocho se encuentras heridas, una de ellas de gravedad, tras el desprendimiento de un parte del glaciar de la Marmolada, en los Dolomitas (Alpes italianos) Salvamento Alpino del Veneto/EFE

Un día después del desprendimiento de una parte del glaciar de la Marmolada, en el macizo de los Dolomitas, en los Alpes italianos, los servicios de rescate continúan trabajando sin descanso para tratar de recuperar los cuerpos de las víctimas. El balance oficial provisional es de siete muertos y ocho heridos, dos de ellos en condiciones graves.

El temor, sin embargo, es que el número aumente en las próximas horas. Hasta el momento, al menos 13 personas continuaban desaparecidas, pero las autoridades transalpinas reconocían tener pocas esperanzas de que pudieran ser halladas con vida.

La tragedia se produjo en la Marmolada, que con más de 3.300 metros es el glaciar más alto de los Dolomitas, una cadena montañosa que se extiende entre las regiones italianas de Trento y Véneto. Según algunos testigos, un trozo del glaciar colapsó y generó una enorme avalancha de casi 300 metros de ancho que arrasó con todo a su paso y alcanzó la ruta que suelen seguir los excursionistas para llegar a la cumbre, en las proximidades de Punta Rocca.

El presidente de la provincia de Trento, Maurizio Fugatti, precisó que el desprendimiento, equivalente a dos campos de fútbol llenos de hielo, se produjo a una velocidad de 200 kilómetros por hora durante unos 500 metros de descenso. “Escuchamos un ruido fuerte y luego vimos una especie de avalancha compuesta de nieve y hielo descendiendo a gran velocidad”, explicó a los medios locales el gestor de un refugio de la zona afectada.

Accidente en el glaciar
Accidente en el glaciar FOTO: Antonio Cruz

Al menos cuatro de las siete víctimas mortales confirmadas fueron identificadas, aunque para el reconocimiento de otros cuerpos podría ser necesario un examen de ADN, según adelantaron las autoridades locales. “Será difícil identificar a las víctimas porque los cuerpos quedaron desmembrados”. Las labores de rescate continuaron de noche gracias a la utilización de drones equipados con cámaras térmicas, capaces de identificar la fuente de calor emitida por una persona en la oscuridad. Pero los investigadores descartan que pueda haber supervivientes entre los 14 desaparecidos debido a la violencia de la avalancha. “Es un desastre inimaginable, una carnicería”.

Los fallecidos fueron trasladados al palacio de deportes de la vecina localidad de Canazei, cercana al puerto de Fedaia desde donde parte el teleférico para subir a la cumbre. Hasta allí se desplazó ayer el primer ministro, Mario Draghi. “Es un drama imprevisible, pero también depende del deterioro del medio ambiente y de la situación climática”, denunció emocionado el jefe del Ejecutivo italiano, que reconoció que es necesario tomar medidas que garanticen que lo ocurrido en Marmolada “no vuelva a suceder”.

Los expertos sostienen que el aumento de la temperatura media global está provocando una reducción constante en los últimos años del glaciar de la Marmolada y de muchos otros, que a su vez es la causa del desprendimiento de partes de la montaña. De hecho, el derrumbe se produjo justo un día después de que la cima del glaciar alcanzara la temperatura récord de diez grados.

“Durante semanas, las temperaturas a gran altitud en los Alpes han estado muy por encima de los valores normales, mientras que el invierno pasado hubo poca nieve, que ahora casi ya no protege las cuencas glaciares”, explicó el experto del Centro Italiano de Investigación (CNR), Renato Colucci, quien advirtió que se trata de un evento “destinado a repetirse”. “Dentro de 25 ó 30 años el glaciar de la Marmolada no existirá porque glaciares como este están ahora en total desequilibrio”, zanjó.