América

Muere Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo

La familia de la argentina fallecida pide intimidad para llorar por su muerte

La presidenta de la asociación argentina Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, falleció a los 93 años de edad, según informó este domingo la vicepresidenta del país, Cristina Fernández.

“Queridísima Hebe, madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional... No debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”, manifestó la también expresidenta (2007-2015) en su cuenta oficial de Twitter.

El Gobierno argentino ha decretado tres días de luto nacional por la muerte de la activista, según un comunicado difundido por la Presidencia.

Bonafini había sido ingresada el pasado 10 de octubre en el Hospital Italiano de La Plata, ciudad donde residía, para someterse a estudios complementarios de sus “afecciones crónicas no transmisibles”, y fue dada de alta tres días después.

La última aparición pública de Bonafini fue el pasado 10 de noviembre, en la tradicional “ronda” que llevan a cabo todos los jueves las Madres de Plaza de Mayo frente a la Casa Rosada.

“Los médicos me dejaron venir porque saben que también es parte de mi salud. Necesito la plaza para curarme, los necesito a ustedes para mejorarme”, señaló la activista en aquella oportunidad.

El fallecimiento de Bonafini provocó reacciones dispares en redes sociales, con múltiples mensajes de tanto de cariño como de rechazo a su figura, que estuvo muy marcada por sus declaraciones polémicas y sus alabanzas a personajes como Ernesto “Che” Guevara, Fidel Castro o Hugo Chávez.

Ese espíritu revolucionario no afectó a su fama en el extranjero, en donde cosechó numerosos premios y distinciones, hasta el punto de compartir escenario con el cantante británico Sting al compás de “They dance alone” en varias ocasiones.

Ese tema, compuesto por el exlíder de The Police en 1987, fue un homenaje a las mujeres chilenas que habían perdido a sus hombres durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y se extendió, durante sus actuaciones en Argentina, a la reivindicación de las Madres de Plaza de Mayo.

La activista por los derechos humanos, que habría cumplido 94 años el próximo 4 de diciembre, presidía desde 1979 una de las facciones de la organización integrada por madres que perdieron a sus hijos durante la última dictadura cívico-militar de Argentina (1976-1983).

Su familia pidió intimidad para llorar en esta jornada por su fallecimiento, acontecido este domingo, en un comunicado difundido horas después del deceso.

El texto, firmado por su hija Alejandra, reconoce que la familia es consciente del “amor del pueblo por Hebe”, pero solicita “intimidad” para esta jornada y agrega que este lunes informará sobre “cuáles serán los espacios para los homenajes y recordatorios”.

“Son momentos muy difíciles y de profunda tristeza y comprendemos el amor del pueblo por Hebe, pero en este momento como familia tenemos la necesidad de llorar a la Madre de Plaza de Mayo, a Hebe, en intimidad, por lo que iremos informando a partir de mañana (por el lunes) cuáles serán los espacios para los homenajes y recordatorios”, señaló el comunicado.

Según el texto, Hebe de Bonafini falleció a las 9.20 horas (12.20 GMT) de este domingo después de varios “días de internación en el Hospital Italiano” de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, durante los que recibió “demostraciones de amor, acompañamiento y preocupación”, al igual que “en toda su trayectoria militante”.

La familia aprovechó el texto para agradecer al personal sanitario del centro por asistir a la activista por los derechos humanos “con mucho amor y respeto”.

“¡La seguiremos encontrando a Hebe en la Plaza y en las luchas de pueblo!”, concluyó el texto.