Momento en que el morro de un F-35 se desploma en una pista de aterrizaje

El incidente tuvo lugar la base aérea de Estados Unidos en la isla japonesa de Okinawa

Parte delantera de un caza F-35
Parte delantera de un caza F-35 FOTO: US Navy US Navy

No es muy común ver escenas como la que se presenta en el vídeo de abajo y que se ha sido ampliamente difundida en las redes sociales. Ocurrió en la base aérea de Estados Unidos en la isla japonesa de Okinawa. Allí un avión de combate F-35B del Cuerpo de Marines sufrió diversos daños después de que su morro se hundiera en una de las pistas del aeropuerto militar.

El percance sucedió cuando el avión estaba siendo remolcado por un vehículo especial en la pista. El caza de quinta generación -fabricado por Lockheed Martin, el más caro de la historia-, había realizado un aterrizaje preventivo en la base japonesa debido a algún tipo de fallo durante la travesía. El mayor Rob Martins, del Ala de Aeronaves de la Infantería de Marina de EEUU, declaró posteriormente que el piloto detectó un supuesto problema eléctrico y decidió volver a la base.

Tras el inesperado aterrizaje, el F-35 B, que tiene su sede en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Iwakuni en Japón, tuvo que ser remolcado de regreso a la línea de vuelo por un camión, tal y como se aprecia en el vídeo. De repente, las ruedas delanteras fallaron y el morro del tren delantero de la aeronave cae al suelo en un incidente que no provocó ningún herido y cuyo origen está siendo investigado. En pocos segundos, varios vehículos de emergencia llegaron al lugar para socorrer al aparato.

Pero, ¿qué pasó realmente para que el caza más laureado (y más criticado) de la industria militar estadounidense se viniera abajo en cuestión de segundos? ¿Qué problema tuvo durante el vuelo? El portavoz de la Marina de EEUU Rob Martins explicó en un comunicado lo siguiente: “El piloto se desempeñó según lo capacitado y eligió la opción más segura, aterrizando la aeronave de acuerdo con los procedimientos estándar. Operar nuestra aeronave de manera segura y efectiva es una prioridad máxima y nuestros aviadores toman grandes precauciones para garantizar la seguridad de la tripulación y las áreas circundantes”.

Momento en que el F-35 del Cuerpo de Marines de EEUU sufre un percance en la base de Okinawa en Japón
Momento en que el F-35 del Cuerpo de Marines de EEUU sufre un percance en la base de Okinawa en Japón FOTO: NHK/Twitter NHK/Twitter

En los últimos años varias unidades del F-35 de las tres versiones existentes han sufrido percances de diversas consideración, incluida la pérdida total del fuselaje. Quizá el incidente más grave ocurrió el pasado enero en el portaaviones estadounidense Carl Vinson, mientras navegaba por las aguas del Mar de China Meridional. Un F-35C Strike se disponía a efectuar un aterrizaje cuando de la manera más inesperada cayó al agua después de incendiarse en plena cubierta, causando siete heridos.

En noviembre de 2021, un avión F35 del portaaviones británico HMS Queen Elizabeth se estrelló en el mar Mediterráneo poco después del despegue. El piloto de la aeronave logró eyectarse y salvar la vida. Días después, el aparato fue localizado en el lecho marino y recuperado de las aguas. Según investigaciones preliminares, el accidente pudo ocurrir porque al avión no le fue removido uno de los cobertores para protegerlo de la lluvia cuando está estacionado en la pista.

La versión del F-35 que sufrió el percance en Okinawa (B) es diferente a las otras dos (A y C), ya que permite el despegue corto y el aterrizaje vertical (STOVL). En el momento del incidente, el F-35B estaba realizando una misión de entrenamiento rutinaria.