Alerta en Pekín ante la entrada del portaaviones Carl Vinson de EEUU en aguas del Mar de China

Es la primera vez que transporta cazas F-35C Lightning II de quinta generación

El USS Carl Vinson en el Puerto de Busan, en Corea del Sur
El USS Carl Vinson en el Puerto de Busan, en Corea del Sur

Una de cal y otra de arena. Horas antes de que el presidente Joe Biden llamara por teléfono a su homólogo chino Xi Jinping para acercar posturas, la VII Flota de EEUU, la del Pacífico, informaba de que el portaaviones estadounidense Carl Vinson, capaz de transportar a 5.000 soldados, dos reactores nucleares y más de 60 aviones, ha entrado en aguas del Mar de China Meridional por primera vez durante el despliegue del grupo en 2021. El Mar de China Meridional se ha convertido en escenario de múltiples trifulcas y roces diplomáticos entre ambas potencias en los últimos tiempos ya que Pekín reclama prácticamente la totalidad de esas aguas, en disputa con otros países vecinos como Vietnam o Filipinas.

El grupo de ataque del USS Carl Vinson -uno de los 10 portaaviones de tipo Nimitz que tiene Estados Unidos, los barcos de guerra más grandes del mundo- realiza misiones de seguridad marítima, con operaciones de vuelo con aviones de ala fija y giratoria, ejercicios de ataque marítimo y entrenamiento táctico coordinado entre unidades de superficie y aéreas. Partió a principios de mes desde San Diego y entre sus misiones en el pasado está su participación el terremoto de Haití. También ha sido el barco desde el que se lanzó el cuerpo de Osama Bin Laden en 2011 tras ser abatido en Pakistán.

USS Carl Vinson Flight Operations

EEUU asegura que este entrenamiento forma parte de la presencia habitual de la Armada de EEUU en el Indo-Pacífico. China, en cambio, considera que se trata de una provocación. Así lo ha hecho saber el Comando del Teatro Sur del Ejército Popular de Liberación de China (EPL), que ha prometido permanecer en alerta máxima y salvaguardar la soberanía y la seguridad de China, además de proteger la paz y la estabilidad en el Mar del Sur de China.

El USS Carl Vinson -que navega desde 1983 y mide 332,85 metros de largo- transporta el primer escuadrón de combate de cazas furtivos F-35C Lightning II, siendo la primera vez que un portaviones acoge estos aviones de combate de quinta generación. También ha desplegado cazas polivalentes bimotor Super Hornets F/A-18 de cuarta generación. Le acompañan el destructor de misiles guiados clase Arleigh Burke USS Chafee (DDG 90); el USS Tulsa (LCS 16), buque de combate litoral; y el crucero de misiles guiados clase Ticonderoga USS Lake Champlain, entre otros.

Tripulación del portaaviones Carl Vinson antes de partir, en California
Tripulación del portaaviones Carl Vinson antes de partir, en California FOTO: Mike Blake REUTERS

Los analistas ven en este movimiento una jugada para disuadir a China, que en los últimos años ha aumentado su presencia naval en la que considera su zona marítima natural. Pekín se ha estado preparando con el desarrollo de sistemas de radar anti-sigilo para detectar a los cazas americanos. Fu Qianshao, un experto militar chino, citado por el periódico chino Global Times, ha explicado que Pekín posee aviones CMV-22B con capacidad de despegue vertical y aterrizaje, por lo que podría aterrizar en islas y arrecifes de la región. “China es totalmente capaz y confía en hacer frente a tales provocaciones”, dijo Fu. “El EPL no puede ser derrotado dentro de la segunda cadena de islas”.

El miércoles, el destructor de misiles guiados USS Benfold entró en aguas adyacentes al Arrecife Meiji en el Mar de China Meridional sin el permiso de Pekín, según denunció la prensa oficial china. El coronel de la Fuerza Aérea china, Tian Junli, lamentó que Estados Unidos haya violado “gravemente la soberanía y la seguridad de China”. “Más y más hechos han demostrado que Estados Unidos es el mayor generador de riesgos y la mayor amenaza para la estabilidad y la paz en la región”, dijo Tian, quien recordó que China tiene soberanía sobre las islas y aguas cercanas.

Un F/A-18C Hornet a punto de despegar del  USS Carl Vinson en una imagen de archivo
Un F/A-18C Hornet a punto de despegar del USS Carl Vinson en una imagen de archivo

El portaaviones USS Carl Vinson ingresó al Mar de China Meridional a través del Canal Bashi el lunes. Es la sexta vez que un portaaviones estadounidense ingresa a la región este año, dijo la Iniciativa de Sondeo de Situación Estratégica del Mar de China Meridional (SCSPI), un grupo de expertos con sede en Pekín. China teme que el despliegue del portaaviones estadounidense en el Mar de China Meridional pueda coordinarse con el portaaviones HMS Queen Elizabeth de Reino Unido, que operaba cerca de Japón.