Senado de Puerto Rico reporta ciberataque

Se trata del más reciente incidente, dentro de una serie de ataques similares, que el país registra en los últimos años

En 2018 el promedio de ciberataques era de 1,2 millones, aunque menos del 1% tenían éxito. En diez años habrá 350.000 pero el 3% llegarán a su destino
En 2018 el promedio de ciberataques era de 1,2 millones, aunque menos del 1% tenían éxito. En diez años habrá 350.000 pero el 3% llegarán a su destino

(AP). El Senado de Puerto Rico reportó este miércoles un ciberataque que afectó sus sistemas informáticos, suspendiendo su servicio de internet, su sistema telefónico y su sitio web oficial. se trataría del más reciente incidente en una serie de ataques similares que el país registra en los últimos años.

El presidente del Senado José Luis Dalmau anunció a través de un comunicado que no hay pruebas de que los hackers hayan tenido acceso a información delicada de los empleados, contratistas o consultores, aunque el incidente sigue bajo investigación.

“Identificamos un incidente de ciberseguridad y activamos el protocolo de seguridad interno del Senado e informamos la situación a las autoridades pertinentes, así como a personal especializado para comenzar una evaluación de los sistemas de información”, informó Dalmau.

El Senado informó que la investigación del incidente se está realizando con el apoyo de Puerto Rico Innovation and Technology Service (PRITS, por sus siglas en inglés) y fue reportado a las autoridades locales y federales.

Puerto Rico ha tenido problemas con los hackers en los últimos años. El año pasado, una compañía privada que asumió las operaciones de transmisión y distribución de electricidad en el territorio estadounidense denunció un ciberataque que impidió a los clientes acceder a su sitio web.

En 2020, una estafa en internet intentó robar más de 4 millones de dólares de las agencias gubernamentales puertorriqueñas, obligando a las autoridades a congelar 2,9 millones de dólares. Ese mismo año, unos hackers entraron a la base de datos del cuerpo de bomberos de Puerto Rico y exigieron 600.000 dólares en un aparente acto de extorsión.