Internacional

Una diputada brasileña pide que Bolsonaro sea extraditado desde EE UU

Erika Hilton envía una carta al ministro de Exteriores para reclamar al expresidente para que sea juzgado en Brasil

La diputad brasileña Erika Hilton
La diputad brasileña Erika Hilton FOTO: La Razón

La diputada brasileña electa Erika Hilton envió este lunes una carta dirigida al ministro de Exteriores, Mauro Vieira, en la que exige que el ex presidente Jair Bolsonaro y el ex ministro de Justicia y ex secretario Anderson Torres sean extraditados desde Estados Unidos. Torres fue destituido por el gobernador Ibaneis Rocha tras el estallido de ataques bolsonaristas contra el Congreso Nacional, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio del Planalto.

Bolsonaro, que reside en EE UU desde el 30 de diciembre, ingresó este lunes en un hospital de Orlando (Florida) debido a un fuerte dolor abdominal, según informó el diario “O Globo”. Su esposa, Michelle Bolsonaro, recurrió a las redes sociales para aclarar detalles de la internación: “Estimados, vengo a informarles que mi esposo Jair Bolsonaro se encuentra en observación en el hospital, debido a molestias abdominales producto de las secuelas de la herida de arma blanca que le propinó en 2018 a un ex miembro del PSOL”.

Para la diputada Hilton, ambos deben ser extraditados para dar explicaciones a la Justicia sobre el intento de golpe de Estado por bolsonaristas radicales en Brasilia. En la carta, afirma que Anderson Torres habría actuado “irresponsablemente” y fue omitido internacionalmente “al no dar órdenes concretas a las fuerzas de seguridad para contener al grupo”.

“Del mismo modo, Jair Messias Bolsonaro, como líder político de los extremistas que atentan contra el orden democrático, aunque actualmente reside en Estados Unidos, puede estar dando órdenes, emitiendo señales o mensajes estratégicos para que los crímenes en curso en Brasil se siguen practicando”, afirma.

“Se abre la posibilidad de que el señor Jair Messias Bolsonaro esté fuera del país para eludir los procesos e investigaciones en curso promovidos por la Justicia brasileña, exigiendo su extradición como medida para garantizar el orden público y democrático”, agrega.

La diputada federal también aludió en su carta a los hechos violentos frente a la sede de la Policía Federal y en las calles de Brasilia en el mes de diciembre: “Es claro que los hechos delictivos se dieron por razones eminentemente políticas y con liderazgo, en un principio oculto, a partir de un desacuerdo antidemocrático en relación a los resultados de las urnas y la propia diplomacia”.

Torres rechazó las acusaciones de que ha estado en connivencia con los ataques y dijo que no fue a Estados Unidos para encontrarse con Bolsonaro: “Estoy de vacaciones con mi familia. No hubo complot para que esto sucediera”.

Por otro lado, el portavoz del Departamento de Estadode EE UU, Ned Price, aclaró que Bolsonaro no puede permanecer en Estados Unidos con la visa de jefe de Estado que usó para ingresar al país, y si no solicita al Gobierno estadounidense dentro de los 30 días para cambiar la categoría de la visa, estará en una situación irregular e incluso puede ser deportado a Brasil.

“En términos generales, si alguien ingresa a EE UU con una visa A, que es esencialmente una visa diplomática para diplomáticos o jefes de Estado extranjeros, si el titular de una visa A ya no está involucrado en asuntos oficiales relacionados con sus distritos, queda a criterio del titular visar para salir de EE UU o solicitar un cambio a otro tipo de autorización migratoria en un plazo de 30 días”, dijo. “Si no tiene motivos para estar en Estados Unidos, cualquier persona está sujeta a expulsión por parte del Departamento de Seguridad Nacional”.

Erika Hilton tiene 27 años, es negra y transexual. Fue la mujer que más votos recibió en todo el país y entró en el “top 10″ de los concejales más votados en la primera vuelta de las elecciones municipales del 15 de noviembre. Los primeros nueve fueron hombres.

“Jamás imaginé que en la mayor ciudad de América Latina (San Pablo) este cuerpo negro, pobre, periférico, trasvesti” pudiese ser “el más votado del país”, dijo Erika, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), en una entrevista con Afp

El ingreso de la primera transexual negra al concejo municipal de la capital económica de Brasil es una señal de “que estamos avanzando contra el bolsonarismo”, agrega, aunque observando que el hecho está rodeado de “paradojas”.

Hilton creció en una favela, su familia -muy religiosa- la expulsó de casa cuando era adolescente, se prostituyó y vivió en la calle durante algunos años.

Cuando su madre decidió finalmente restablecer la relación con ella y apoyarla, Erika empezó a estudiar y a militar por la defensa de los derechos de las personas negras y LGBT.

En 2018, fue elegida diputada del estado de San Pablo para un mandato colectivo, que reunía a varias mujeres de izquierda, en tanto que un candidato abiertamente homofóbico y racista, el ex capitán Jair Bolsonaro, se convertía en presidente de Brasil.

Erika cuenta que recibió muchas amenazas de muerte, pero que el “pánico de 2018″ la llevó a buscar cómo “dar una respuesta al bolsonarismo en las urnas”.