Internacional

“Xi sitúa el nacionalismo político por encima de la economía y el diálogo con Occidente”

El analista Gustavo A. Cardozo anticipa una mayora confrontación entre China y EE UU

La presidenta del Congreso de EE UU, Nancy Pelosi, tras aterrizar este martes en Taipéi
La presidenta del Congreso de EE UU, Nancy Pelosi, tras aterrizar este martes en Taipéi AP

China ha advertido de las “atroces” consecuencias políticas de la visita de Nancy Pelosi a Taiwán. Dado que finalmente el martes aterrizó en la isla, estaría cruzando las líneas rojas de la diplomacia para el régimen de Pekín ¿Cuáles cree que serían las consecuencias inmediatas al desafío de la Casa Blanca?

Es una acción con mucho riesgo por parte de EE UU. Pelosi viaja en un avión militar, siendo la tercera máxima autoridad del Gobierno estadounidense, por lo que es complejo no catalogar esta visita de oficial. Asimismo, y bajo el mandato de Xi Jinping la política exterior china se ha tornado más confrontativa, especialmente con EE UU en la cuestión taiwanesa.

Las consecuencias pueden darse en varios frentes. En la parte diplomática, una relación inestable entre ambos países, que se puede traducir en un incremento de la presión sobre Taipéi y diferentes posiciones en los foros internacionales. En la parte de seguridad regional, Pekín podría modificar sus líneas rojas que amplíen la confrontación con Washington y sus aliados en el Pacifico sobre áreas de disputas. Se va a percibir un desplazamiento ideológico en la política exterior china, lo cual va a traer tensiones en el Indo-Pacífico con potenciales consecuencias regionales, con un incremento de la militarización de la región. Un ejemplo fue la reciente participación de Nueva Zelanda en maniobras de seguridad con Fiji, Niue, Samoa, Tonga, Tuvalu y Vanuatu sobre el Pacifico.

Algunos sectores plantean que Xi está liderando la diplomacia hacia un territorio desconocido...

El líder chino proyecta la diplomacia del partido como una forma directa de influir en las élites extranjeras y ubica al nacionalismo político sobre la práctica económica y el diálogo con Occidente. A finales de 2021, el PCCh presentó un documento considerado histórico, que señalaba profundizar la asertividad diplomática con Taiwán, Hong Kong, Xinjiang, Tíbet y en “aguas en disputa”.

El mandatario chino está determinado a tomar una acción más determinante en estas cuestiones. Una acción que puede interpretarse, desde mi punto de vista, como más confrontativa y decidida a contrarrestar la acción de EE UU en temas donde los intereses chinos están involucrados. Y lo haría mediante la ampliación de áreas de influencia china vía diplomacia económica y también mediante una mayor cooperación militar.

¿Podría ser Taiwán el polvorín que desencadene la tercera guerra mundial?

No veo factible a corto plazo un conflicto entre ambos países, siempre y cuando Taiwán no declare su independencia.

Gustavo A. Cardozo es analista internacional y Resident Researcher en @ObservaChinaNet