MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
12:19
Actualizado

China reconoce la detención del funcionario del consulado británico

Pekín responde que se trata de un «asunto interno» porque Simon Cheng es un ciudadano chino que «ha violado las regulaciones de gestión de seguridad»

  • Cientos de activistas se concentraron ayer en la estación de metro de Yuen Long, el lugar donde hace un mes fueron atacados sus compañeros por enmascarados / Reuters
    Cientos de activistas se concentraron ayer en la estación de metro de Yuen Long, el lugar donde hace un mes fueron atacados sus compañeros por enmascarados / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2019. 04:08h

Comentada
Emma Palau.  22/8/2019

El Ministerio de Exteriores de China confirmó ayer que un trabajador del consulado británico en Hong Kong había sido detenido en Shenzhen, la ciudad china en la frontera con la antigua colonia británica. El empleado desapareció en plena tensión por las manifestaciones pro democracia en la metrópolis hongkonesa y en medio de las denuncias de Pekín por las supuestas «interferencias» de potencias extranjeras, entre ellas Londres.

El portavoz del ministerio, Geng Shuang, dijo que Simon Cheng había sido detenido por una violación de la ley: «La Policía de Shenzhen le ordenó cumplir quince días de detención administrativa por violar las regulaciones de gestión de seguridad pública», afirmó Geng, sin dar más detalles. «También quiero enfatizar que este trabajador es ciudadano de Hong Kong, no ciudadano británico, y que es chino. Y esto es un asunto completamente interno de China».

La confirmación llegó un día después de que Reino Unido dijera que estaba «extremadamente preocupado» por los informes de que Cheng había sido arrestado. La «detención administrativa» en China puede durar hasta 15 días y durante ese tiempo las Fuerzas de Seguridad están autorizadas a retener a un individuo sin necesidad de presentar cargos.

La familia de Cheng confirmó su desaparición diciendo que fue de Hong Kong a Shenzhen en la mañana del 8 de agosto para un viaje de negocios. Su novia, una mujer taiwanesa de 27 años que trabajaba en Hong Kong y pidió ser identificada solo por su apellido Li, dijo que Cheng desapareció mientras regresaba a su hogar a través del punto de control de inmigración del ferrocarril transfronterizo de alta velocidad que une la metrópolis hongkonesa con Shenzhen. Cheng le escribió que iba a cruzar la aduana. Después no se supo nada más de él. La Policía de Hong Kong confirmó el martes que recibieron un informe de persona desaparecida sobre Cheng el 9 de agosto, pero que no habían recibido ninguna notificación de las autoridades del continente.

Ayer, se realizó una manifestación frente al consulado británico en protesta por la detención de Cheng. Alrededor de dos docenas de simpatizantes se presentaron fuera del consulado británico para exigir la intervención del Gobierno británico. «Salva a Simon ahora, no te demores más. FCO [Oficina de Exteriores y de la Commonwealth de Reino Unido], cumplan con su deber», gritaban. Michael Mo, organizador de la manifestación, aseguró al diario «The Guardian»: «Reino Unido espera que cada hombre cumpla con su deber, y esperamos que cada político británico honre sus palabras».

Nacido en Hong Kong y educado en Taiwán y Londres, Cheng ha ocupado su puesto actual en el consulado británico desde finales de 2017. Se dedica al comercio e inversiones de la sección Scottish Development International del consulado.

Aunque las razones de la detención de Simon Cheng no se han desvelado, su desaparición se produce en un momento en que Pekín ha advertido repetidamente a Reino Unido, el ex gobernante colonial de Hong Kong, contra la «interferencia» en la ex colonia británica. La novia de Cheng, Li, dijo que no había participado en ninguna de las protestas a favor de la democracia en Hong Kong ni había expresado públicamente su posición sobre el movimiento prodemocrático.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs