MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
14:47
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Duque: «Colombia necesita ese matrimonio feliz que es seguridad y justicia»

El candidato de la derecha, Iván Duque asegura que Colombia necesita cerrar rápido las heridas del conflicto y que la firma del acuerdo de paz no es suficiente

  • El candidato colombiano Iván Duque / Gonzalo Pérez
    El candidato colombiano Iván Duque / Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 4 min.

18 de junio de 2018. 00:11h

Comentada
Goyo G. Maestro 17/6/2018

Iván Duque, de 41 años, pasó más de una década como ejecutivo en Washington en el Banco Interamericano de Desarrollo y otros organismos internacionales. Allí conoció de cerca al presidente Álvaro Uribe, quien impulsó su carrera hasta convertirlo en el candidato con más opciones de ganar las elecciones presidenciales de Colombia. Duque carece de experiencia política. Muchos le consideran un tecnócrata, un buen gestor público y al mismo tiempo alguien capaz de llevar al uribismo hacia el centro. En lo que todos están de acuerdo es que es un nombre ajeno a la vieja política y alejado de la corrupción que ha lastrado a todos los partidos políticos de Colombia, incluido el suyo, el Centro Democrático.

En 2013 volvió a Bogotá y un año después ganó un escaño al Senado. Le gusta verse como un político de nuevo cuño, al estilo de Trudeau en Canadá y Macron en Francia. Muy a su pesar, le han colgado el sambenito de «títere de Uribe». En esta entrevista telefónica con LA RAZÓN, Duque asegura su misión es unir a todos los colombianos.

–¿Será un presidente al dictado de Uribe si gana las elecciones o emprenderá su propio camino?

–Siempre hay que reconocer los aportes que ha hecho el presidente Uribe y muchas otras personas. Lo que espero hacer es construir sobre su legado y traer propuestas nuevas al país.

–¿Cómo se puede unir una sociedad tan polarizada como la colombiana?

–Primero, liderando con el ejemplo. He hecho una campaña sin un solo agravio personal contra ninguno de mis rivales. Lo que quiero es unir a los colombianos en torno a propósitos comunes más allá de las diferencias que seguro habrá. Pienso proponer un pacto por Colombia que incluya la reforma fiscal, de la salud, la reforma de la educación, de las pensiones y la reforma de la justicia.

–El Gobierno colombiano firmó la paz con la guerrilla de las FARC, pero sigue siendo un país violento. ¿Qué más hace falta?

–Lo que se firmó es un acuerdo, y lo que tenemos que hacer los colombianos es construir la paz. La paz no está en un documento sino en la ausencia de violencia, en que el criminal sienta temor por la ley. El país tiene que tener ese matrimonio feliz de seguridad y justicia para que los ciudadanos puedan ejercer plenamente sus libertades.

–¿Cuanto tiempo hace falta para cerrar las heridas del conflicto?

–Hay que cerrarlas rápido. Mi prioridad es atender bien a las víctimas, que sientan que a sus victimarios se les exige verdad, reparación y una justicia proporcional a sus crímenes.

Pero también tengo absolutamente claro que a los miembros de la base guerrillera de las FARC que se han desmovilizado les tenemos que facilitar la transición con oportunidades productivas. Al mismo tiempo, hay que mantener una movilización pública en los territorios afectados por la violencia.
–¿Cómo va a ayudar a los venezolanos que huyen de su país por la crisis?

–Hasta que no termine la dictadura no va a cesar la migración. Propongo tener un fondo de asistencia humanitaria en la zona de frontera y la creación entre varios países de un estatus de protección temporal para que no sea Colombia el único que absorbe el flujo migratorio. Me voy a involucrar en el entorno multilateral para que se arrincone a la dictadura y nos retiraremos de Unasur, que es una organización cómplice de la dictadura de Venezuela.

–¿Cómo será su gabinete si gana las elecciones?

–Voy a conformar un equipo técnico, con personas de gran solvencia ética y buena capacidad de comunicación, personas de una nueva generación. Espero que la mitad de mi gabinete sean mujeres y personas que representen la variedad del país.

–¿Cómo piensa luchar contra la corrupción si gana?

–Necesitamos vencer la corrupción como un fenómeno social. Para hacerlo hay que sembrar valores en la sociedad. Yo he dicho que hay que volver a las cátedras de cívica y urbanidad en los colegios. En términos de políticas públicas estoy proponiendo emponderar a la ciudadanía para denunciar la corrupción mediante líneas telefónicas y mecanismos digitales. Hay que quitarle a los corruptos hasta el último peso del patrimonio mal habido y acabar con los beneficios penales para ellos.

–¿Qué le ha dicho Uribe en las últimas horas?

–Hace días que no hablamos, pero ha estado muy entusiasta con la que campaña. Él ha sido el mayor activista callejero de nuestra campaña como lo ha sido siempre con vocación y humildad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs