MENÚ
domingo 18 agosto 2019
02:36
Actualizado

Cuba vuelve a tener presidente y primer ministro pero mantiene el sistema de partido único

La nueva norma entró en vigor tras su aprobación "por unanimidad" en la primera sesión anual de la Asamblea Nacional.

  • El primer secretario del Partido Comunista (PCC), Raúl Castro
    El primer secretario del Partido Comunista (PCC), Raúl Castro

Tiempo de lectura 4 min.

15 de julio de 2019. 19:47h

Comentada
Ángel Sastre 15/7/2019

ETIQUETAS

Otra pantomima. Cambios que maquillan un dictadura con un sistema electora viciado donde solo hay un partido único, los dirigentes se eligen así mismos y la disidencia es perseguida. Cuba quedó lista para volver a un sistema de gobierno con presidente de la República y primer ministro tras aprobar una nueva ley electoral que mantiene en el Parlamento el poder para elegir altos cargos, bajo la mirada rectora del Partido Comunista.

La nueva norma entró en vigor tras su aprobación "por unanimidad" en la primera sesión anual de la Asamblea Nacional, con la presencia del mandatario Miguel Díaz-Canel y de Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista (PCC).

A continuación, algunas claves para entender los principales cambios, establecidos previamente en la nueva Constitución, aprobada en abril. Desde 1976, la Asamblea Nacional -Poder Legislativo- es el principal órgano de gobierno del país, que se reúne dos veces al año. Sus miembros son elegidos por la ciudadanía en comicios cerrados (igual número de candidatos para igual número de escaños).

Los candidatos han sido previamente seleccionados por una comisión de candidaturas, supervisada por el PCC, pero que asegura que no interviene directamente en el proceso. Una vez conformada la Asamblea, esta elige al Consejo de Estado y al presidente del mismo, actualmente Díaz-Canel.

José Miró Cardona (1902-1972) fue primer ministro de Cuba en los primeros meses de la Revolución Cubana, pero luego se convirtió en opositor. Fidel Castro tomó el puesto en febrero de 1959 hasta 1976, cuando la Constitución socialista abolió ese cargo.

Castro pasó entonces a ser elegido presidente del Consejo de Estado y de Ministros desde 1976 a 2008, sustituido hasta 2018 por su hermano Raúl. Díaz-Canel tomó posesión del puesto en 2018.

La nueva Ley Electoral restituye los cargos de presidente y vicepresidente de la República. Estos serán elegidos entre los diputados para un mandato de cinco años y un máximo de dos períodos.

Se da por descontado que Díaz-Canel sea elegido como presidente de la República. El Consejo de Estado queda en manos del presidente de la Asamblea Nacional, con función legislativa.

"La elección indirecta no cambia, incluso hay más cantidad de instituciones con voto indirecto (...) Desde el punto de vista del sistema electoral y democratización del sistema no hay muchos aportes", dice el constitucionalista cubano Julio Fernández Estrada.

"La gente esperaba un poco más, elección directa de gobernadores, del presidente de la República, eso no pasó y no va a suceder porque la Constitución no lo contempla (...) en resumen me parece que no son cambios profundos", consideró.

Según adelantó en junio el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo, la elección del presidente de la República será en octubre y la del primer ministro antes de fin de año.

De hecho La única nominación directa en la isla ocurre a nivel municipal. El resto de cargos pasa antes por una comisión de candidaturas, supervisada por el PCC –el presidente del partido sigue siendo Raúl Castro-

En síntesis, el Primer Ministro será quien se encargue de la administración del país, una especie de brazo ejecutivo del Presidente para cuestiones internas. Por ello, una de las principales características de la persona que ocupe dicho cargo debería ser su operatividad; alguien práctico, organizado, con capacidad de coordinación y resolución de problemas y, sobre todo, con conocimiento y experiencia en diferentes esferas productivas o en su dirección.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs