Internacional

“Las tropas rusas han arrasado con toda nuestra ciudad”

La ciudad de Jersón, en el sur de Ucrania, ha sido totalmente tomada por las tropas rusas, que llegaron a la urbe con vehículos blindados pesados

Según relatan testigos a LA RAZÓN, los militares están saqueando las tiendas de la ciudad de Jerson, al sur del Ucrania, y se han llevado la comida. Además, los militares rusos quitaron las banderas ucranianas de los edificios gubernamentales en la Plaza de la Libertad.

“Los supermercados están siendo arrasados. La fábrica, que es un centro comercial que tenemos en la ciudad, también ha quedado destrozada”, admitió un testigo que reside en el territorio de poco más de 300.000 habitantes. Asimismo, la fuente relata que hay una “enorme necesidad de comida, entre la que está leche y cereales”.

En uno de los vídeos que ha podido ver LA RAZÓN, se ven las edificaciones aniquiladas. En los supermercados, hay una gran falta de suministro y todo está descolocado, mientras la fabrica a la que hace referencia el testigo, aparece con ascuas tras haber sido disparada. En los edificios, se pueden ver cristales rotos. Mientras a la llegada de las tropas, valientes personas plantan cara a los militares con banderas de Ucrania. No obstante, no pudieron impedir la toma de la ciudad, situada junto al río Dniéper y a orillas del mar Negro.

Tras la ocupación rusa las tiendas están cerradas. Ayer, explicaba el Servicio Estatal para Comunicaciones y Protección de la Información en su cuenta oficial de Telegram que el ejército de Rusia “está instalando puntos de control en las entrada de Jersón”. “Es difícil decir cómo evolucionará la situación”, dijo el alcalde, Igor Kolikhayev en Facebook.

“Los soldados paran a las personas en la calle. Dicen que si no se rinden nuestros soldados, van a acabar con nuestra ciudad”, decía otro testigo en el día de ayer, que afirmaba que la noche podría ser complicada. Así, durante las madrugadas, hubo explosiones y saqueos en varias casas que se repitieron durante las primeras horas del día.

En las últimas horas, se permitió la salida de bomberos y ambulancias, que habían sido desautorizados y no podían ayudar a las personas que lo necesitaran. Según los testigos, las tropas rusas también consintieron a las personas ir con sus propios coches, pero con las chaquetas desabrochadas y en algunos casos, les obligan a salir de sus vehículos para revisarlos. Además, los militares de Rusia siguen parando a los civiles, según informan los residentes.

Para el Ejército ruso, Jersón es un punto estratégico en el sur. Además, feroces combates se multiplican por séptimo día en Ucrania y los paracaidistas asaltaron la ciudad de Járkov, en el norte.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó este martes al presidente ruso, Vladímir Putin, de querer derribar “los cimientos del mundo libre” con la invasión de Ucrania, pero remarcó que “la libertad siempre vencerá sobre la tiranía”. Las tropas aerotransportadas de Rusia han desembarcado esta madrugada en Járkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania y ubicada en el este del país, que está aún bajo control ucraniano, si bien los soldados rusos tomaron la estación de tren y el puerto fluvial, según el alcalde, Igor Kolykhayev. “Un grupo de paracaidistas ruso aterrizó en Járkov”, señaló el centro operativo de las Fuerzas Armadas de Ucrania en su canal de Telegram.Según dijo, “los ocupantes atacaron el hospital, el Centro Clínico Médico Militar de la Región Norte” y estalló una batalla entre los invasores y los defensores ucranianos.De acuerdo con el alcalde, actualmente la ciudad está tranquila, pero se escuchan disparos de vez en cuando, según la agencia UNIAN.

El Ministerio de Defensa de Ucrania teme que el Ejército bielorruso puede sumarse próximamente a la invasión lanzada por Rusia el pasado 24 de febrero. Tal y como adelantó LA RAZÓN, Bielorrusia están preparándose para entrar en caso de que la invasión se complique.