Internacional

El polémico gesto de Marine Le Pen con una mujer negra que ha provocado fuertes críticas en medio de la campaña electoral

La candidata de Agrupación Nacional está dando mucho que hablar menos de dos semanas antes de la primera vuelta de las elecciones de Francia

El próximo 10 de abril, tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones de Francia para el Eliseo
El próximo 10 de abril, tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones de Francia para el Eliseo FOTO: Instagram

El próximo 10 de abril, tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones de Francia para el Eliseo. Un total de doce candidatos, aunque la verdadera incógnita podría ser quién acompaña al presidente de Francia, Emmanuel Macron -que se postula como favorito para volver a ser reelegido líder de la República-, en la batalla final en la segunda vuelta, dos semanas más tardes. El escenario más probable es que su contrincante el 24 de abril sea la diputada de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, que aparece como segunda aspirante más votada en las encuestas.

Se repetiría así el mismo esquema de 2017, y pese a la ventaja registrada por el presidente, sus filas están llamadas a no bajar la guardia: “Cuidado con Le Pen”, habría dicho Macron a sus consejeros y cargos públicos cercanos.

Ocho hombres y cuatro mujeres aspiran a liderar el país. Junto a Macron y Le Pen, la conservadora Valérie Pécresse, el ultraderechista Éric Zemmour, el líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon, la socialista Anne Hidalgo, alcaldesa de París, y el ecologista Yannick Jadot.

La candidata está dando mucho de qué hablar en las últimas horas en las redes sociales, tras una imagen que ha subido a su propia cuenta de Instagram. En la fotografía aparece ella junto a una mujer negra. “Gracias por vuestra bienvenida”, escribió en el pie de foto.

No obstante, un pequeño detalle no ha pasado desapercibido para los usuarios de la red. Suficiente para que le hayan llovido fuertes críticas.

Su mano derecha está apoyada en el hombro derecho de la mujer. Eso sí, sin tocarla mucho. Se aprecia una sonrisa algo forzosa que, implícitamente, da a entender un gesto, como si realmente no quisiera tocarla.

Una encuesta publicada por Le Parisien apunta que la abstención podría rondar el 33 %, lo que supondría un récord en unas presidenciales. En la primera vuelta de 2017 fue del 21,3 %, y del 20,5 % en la de 2012.

En caso de que la segunda ronda tuviera lugar el próximo domingo, según un sondeo de los institutos demoscópicos Ipsos y Sopra Steria, Macron vencería tanto si se enfrentara a Le Pen (58 %) como a Mélenchon (62 %), que va tercero en las intenciones de voto (14,5 %).

Frente a Macron, “no parece que haya opciones reales para el resto de candidatos. (...) En realidad el problema son los populistas, es difícil verlos en el poder”, sostiene el joven francés, que recalca pese a todo que el jefe de Estado no parece “muy implicado” en estos comicios.

“No tengo la impresión de que Macron tenga muchos rivales. Va muy por delante. Creo que ganará las elecciones”, señala a EFE una veinteañera francesa que asegura no tener decidido todavía su voto pero apunta que colocará la ecología “por delante de cualquier otra cosa”.

La campaña, según coincide otro joven, se ha visto superada por la actualidad internacional. “La gente piensa en la covid, en Ucrania y en la situación económica. Además, todo el mundo cree que Macron va a ganar y por lo tanto no resulta muy interesante seguir la elección”.