Internacional

Armamento

“Starstreak”: Así es el potente misil británico que usa Ucrania y parte helicópteros rusos por la mitad

Este proyectil ha puesto de los nervios a Moscú tras filtrarse imágenes de un Mi-28N ruso derribado por el Ejército ucraniano

Ucrania sigue recibiendo apoyo político y militar de la inmensa mayoría de países de Occidente, entre los que se encuentra Reino Unido. Y es que el Gobierno de Boris Johnson es uno de los que más munición y armamento ha brindado al país presidido por Volodimir Zelenski junto a Estados Unidos, que destinó 2.000 millones de dólares en el envío de armas y drones.

Dentro del armamento facilitado por Londres se encuentra el misil Strastreak, uno de los más avanzados del mundo y que proviene de la compañía británica Thales Air Defence. Este poderoso proyectil ha puesto de los nervios recientemente a Moscú después de las imágenes filtradas de un helicóptero del Ejército ruso, el Mi-28N, partido en dos tras recibir el impacto de este misil lanzado por las tropas ucranianas.

Estos hechos se produjeron la semana pasada en el Donbás, concretamente, en la región de Lugansk. Desde el Kremlin calificaron de esta manera lo sucedido. “El objetivo suyo es exacerbar la situación, hacerla aún más sangrienta”, explicó el embajador ruso en Londres, Andrey Kelin.

Un proyectil de alta velocidad

El misil Strastreak se trata de un proyectil de alta velocidad equipado con tres dardos cinéticos que, una vez disparada el arma, siguen el recorrido de un láser que el operador maneja desde tierra. Es capaz de alcanzar objetivos situados a distancias de hasta 6,5 kilómetros. Se puede usar tanto de forma portátil como montadas en vehículos militares aunque es tan complicado de usar que como parte del entrenamiento para usar este dispositivo es necesario que el operario impacte hasta 1.000 veces con él en un simulador.

 

Asimismo, el proyectil está optimizado para acabar con varios tipos de amenazas aéreas, incluyendo aviones de combate de ataque a tierra de ala fija y helicópteros de ataque, como el Mi-28. Se puede configurar en vehículos de movilidad blindados o se pueden implementar en configuraciones tanto de lanzamiento desde el hombro (Shoulder-Launched o SL) o desde lanzaderas portátiles de lanzamiento múltiple.

Según la compañía, el sistema incluye una guía mediante rayos láser para maximizar su precisión y es “casi totalmente resistente a las contramedidas” como sistemas antimisiles.