Internacional

Los cinco síntomas de que Putin podría sufrir una enfermedad grave

Los rumores sobre el empeoramiento del estado de salud del presidente de Rusia son cada vez más evidentes

Las fuentes de inteligencia han hablado de que Putin podría sufrir Parkinson o demencia, e incluso cáncer, pese a que el Kremlin no ha declarado nada oficial
Las fuentes de inteligencia han hablado de que Putin podría sufrir Parkinson o demencia, e incluso cáncer, pese a que el Kremlin no ha declarado nada oficial FOTO: Alexander Zemlianichenko AP

Los rumores de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, podría estar sufriendo alguna enfermedad son cada vez más evidentes. Las fuentes de inteligencia han hablado de Parkinson o demencia, e incluso cáncer, pese a que el Kremlin no ha declarado nada oficial. Desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania, el líder ruso ha aparecido más de la cuenta de cara al público, y se han podido observar distintos gestos, señales o signos de que un trastorno o patología que afecta al mandatario.

La teoría del Parkinson se desató en noviembre de 2020, cuando el analista político, el profesor Valery Solovei, citó fuentes del Kremlin cuando afirmó que Putin padece cáncer de tiroides y Parkinson. El dramático declive de su estado físico ha llevado a los extraños a preguntarse si está luchando contra una enfermedad grave, o tal vez varias afecciones a la vez, y si estas dolencias corrompieron su estado mental e influyeron en sus decisiones durante la guerra.

Otra de las teorías sugieren que un cirujano oncológico, que es especialista en pacientes “ancianos y seniles” con tumores de tiroides está a disposición del presidente. Así, varias son las señales de que el líder de 69 años está sufriendo una enfermedad:

Reunión con Lukashenko

El presidente ruso se ha reunido en varias ocasiones con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, en estos últimos meses. En un vídeo que publicó el Kremlin sobre una de las reuniones de ambos, se aprecia como la mano de Putin tiembla, así como espasmos severos y reiterados cada vez que saca su mano del bolsillo. De este modo, sus manos y piernas parecen temblar cuando aprieta saluda al bielorruso.

La ex corresponsal de tecnología de la BBC, Rory Cellan-Jones, anunció en 2019 que el presidente había sido diagnosticado con Parkinson. Mientras, Visegrad24, un medio de noticias de Europa del Este, publicó las imágenes y dijo que “probablemente era el vídeo más lcaro de que algo no andaba bien con la salud de Putin”.

Encorvarse y mantener la mano “con temblores”

Durante una reunión el viernes con su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, se vio a Putin “más hinchado y débil de lo normal”. Además, en esa misma reunión su mano se vio temblar. “Los observadores que estudiaron imágenes recientes de Putin notaron que sus piernas parecían estar en constante movimiento y parecía sentir dolor mientras se agarraba al reposabrazos de una silla”, explicaron fuentes de Moscú al medio británico “The Sun”.

No es la primera observación que indican, ya que los investigadores, según The Sun, observaron “su forma de caminar con el brazo izquierdo inmóvil, casi pegado al costado, mientras que el brazo derecho se balancea libremente”.

“Putin tiene la enfermedad de Parkinson y aquí puedes verlo agarrando la mesa para que su mano temblorosa no sea visible, pero no puede evitar que su pie golpee”, había explicado la ex diputada conservadora Louise Mensch.

“Inestable, inquieto y distraído”

Durante el fin de semana del servicio de Pascua, Putin acudió a la iglesia. Pero su asistencia a la Catedral de Cristo Salvador de Moscú alimentó las especulaciones.

En las imágenes, se puede apreciar cómo el mandatario se muerde constantemente los labios y moviéndose nerviosamente. También, según asistentes, bastante “inestable y distraído” mientras intentaba cantar himnos.

“Lo que también es preocupante es la especulación, y es especulación, de que tal vez el comportamiento de Putin, tal vez su racionalidad esté perjudicada o comprometida por una enfermedad”, le dijo el exjefe del MI6, Sir Richard Dearlove a GB News.

Su cojera

Miles de rusos asistieron a una manifestación a favor de la guerra que recordaba la anexión de Crimea en Moscú a finales de marzo. Allí, Putin se convirtió en un orador invitado especial. Pero la salud del déspota volvió a ensombrecer el evento cuando se lo vio cojeando inestablemente fuera del escenario después de despedirse de la multitud.

La teoría del Parkinson

Aunque el Kremlin niega la teoría, el profesor Solovei -exjefe del departamento de relaciones públicas del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú- dijo que el déspota también había recibido tratamiento para la enfermedad degenerativa en febrero de 2021.

Una fuente rusa separada sugirió que el líder ruso se había sometido a una cirugía por cáncer abdominal. Solovei afirmó que fueron los funcionarios del Kremlin quienes confirmaron el diagnóstico de Putin.