Internacional

Mariupol

Fin al asedio más salvaje de la guerra de Ucrania: los soldados de Azovstal se rinden y son evacuados a Rusia

Moscú anuncia que serán parte de un plan de intercambio de prisioneros. Zelenski: “Necesitamos a nuestros héroes vivos”

Más de 250 combatientes ucranianos se han rendido después de semanas encerrados en el laberinto de búnkeres y túneles debajo de laplanta siderúrgica Azovstalde Mariupol. Ha sido sin duda el asedio más devastador de la guerra de Rusia en Ucrania. Las fuerzas rusas atacaron Mariupol, un puerto importante en el Mar de Azov entre Rusia y Crimea, con artillería durante semanas, mientras que los combates urbanos convertían la ciudad en un amasijo de ruinas.

Los civiles y cientos de combatientes ucranianos, muchos de ellos del Regimiento Azov, buscaron refugio en las instalaciones de Azovstal, una gran planta de la era soviética fundada por Josef Stalin y diseñada con un laberinto de búnkeres y túneles para resistir un ataque nuclear. El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que 265 combatientes ucranianos se habían rendido, incluidos 51 que resultaron gravemente heridos y que serán atendidos en Novoazovsk, en la región separatista de Donetsk respaldada por Rusia.

Uno de los 256 soldados del Regimiento Azov que permanecían atrincherados en la acería de Azovstal
Uno de los 256 soldados del Regimiento Azov que permanecían atrincherados en la acería de AzovstalDmytro 'Orest' Kozatskyi/Azov SpAgencia EFE

El mando militar de Ucrania ha proclamado que la misión para defender la planta siderúrgica había terminado. “Ucrania necesita héroes ucranianos vivos”, dijo el presidenteVolodimyr Zelenski en su video nocturno. Las fuerzas prorrusas publicaron un video que muestra a más de 30 combatientes sacando a los soldados heridos de la planta antes de que una docena de autobuses llevaran a los combatientes a Novoazovsk.

La mayoría de los civiles en la planta habían sido evacuados en las últimas semanas después de que las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja negociaran un acuerdo con Rusia y Ucrania. Pero no estaba claro qué pasaría con los soldados ahora. Moscú ha descrito al Regimiento Azov como uno de los principales impulsores del supuesto nacionalismo radical antirruso o incluso del nazismo del que dice que necesita proteger a los ucranianos de habla rusa.

Fin al asedio más salvaje de la guerra de Ucrania: los soldados de Azovstal se rinden y son evacuados a Rusia
Fin al asedio más salvaje de la guerra de Ucrania: los soldados de Azovstal se rinden y son evacuados a RusiaREGIMENT AZOV PRESS SERVICE HANDAgencia EFE

El Kremlin ha anunciado que los combatientes serían tratados de acuerdo con las normas internacionales, mientras que la viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, publicó un video en el que decía: “Se llevará a cabo un procedimiento de intercambio para su regreso a casa”.

Los civiles habían hablado de las condiciones desesperadas en los búnkeres, y algunos de los combatientes habían sufrido horribles heridas de batalla con asistencia médica mínima.

El Regimiento Azov se formó en 2014 como una milicia de voluntarios de extrema derecha para luchar contra los separatistas respaldados por Rusia que habían tomado el control de partes de Donbas, el corazón industrial en gran parte de habla rusa del este de Ucrania, donde Rusia dice que quiere poner fin al dominio ucraniano. .

El regimiento niega ser fascista, racista o neonazi, y Ucrania afirma que ha experimentado un cambio desde sus orígenes nacionalistas radicales para integrarse en la Guardia Nacional regular de Ucrania. El mando militar de Ucrania calificó a todos los defensores como “héroes de nuestro tiempo”.

Kiev también niega que los hablantes de ruso hayan sido perseguidos en Ucrania y dice que la acusación de que tiene una agenda fascista, repetida diariamente en los medios rusos, es un pretexto sin fundamento para una guerra de agresión rusa.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el martes que el presidente Vladimir Putin había garantizado que los combatientes que se rindieran serían tratados “de acuerdo con los estándares internacionales”.

Zelenskiy dijo en su discurso que “el trabajo de llevar a los niños a casa continúa, y este trabajo necesita delicadeza y tiempo”.

Pero Vyacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal, la cámara baja de Rusia, dijo: “Los criminales nazis no deberían ser intercambiados”.

Y el legislador Leonid Slutsky, uno de los negociadores de Rusia en conversaciones con Ucrania, llamó a los combatientes evacuados “animales con forma humana” y dijo que deberían recibir la pena de muerte.

“No merecen vivir después de los monstruosos crímenes de lesa humanidad que han cometido y que se cometen continuamente contra nuestros presos”, dijo.

(Reporte de Reuters; escrito por Guy Faulconbridge; editado por Kevin Liffey)