MENÚ
miércoles 19 junio 2019
00:08
Actualizado

La Liga de Salvini arrasa y los «grillini» se despeñan

Las costuras de la coalición de gobierno podrían romperse tras el batacazo del izquierdista M5E, que queda superado por el PD.

  • Matteo Salvini ha compartido esta imagen para agradecer el apoyo
    Matteo Salvini ha compartido esta imagen para agradecer el apoyo
Roma.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de mayo de 2019. 01:13h

Comentada
Ismael Monzón Roma. 27/5/2019

El número dos de la Liga, Giancarlo Giorgetti, se había ofrecido voluntario a invitar a champán a los periodistas si su partido conseguía un 30% de los votos. Y según los primeros sondeos a pie de urna, debería estar ya descorchando la botella. Las primeras encuestas –en Italia las urnas cerraron a las 11 de la noche– les dan entre el 27 y el 31%. El partido de Matteo Salvini ganaría por primera vez unas elecciones en este país y se convertiría en la segunda fuerza en el Parlamento Europeo, sólo por detrás de la CDU de Angela Merkel. El vicepresidente italiano salió rápidamente a celebrar los datos en las redes sociales.

Este hito ya de por sí le confiere al italiano un papel protagonista en Bruselas. A partir de ahora será mucho más complicado sostener que Italia está aislada en la Unión Europea, aunque otra cosa será la capacidad de sacar adelante propuestas o bloquear las que presente una probable mayoría formada entre populares, socialistas, liberales y verdes. Quizás el ruido y la furia estén por encima de los efectos reales, pero estas elecciones a la Eurocámara tienen mucho de simbolismo y esto se traduce en que el ministro del Interior italiano ya es oficialmente el comandante del bloque soberanista.

El líder de la Liga había planteado estos comicios como un plebiscito sobre el Ejecutivo italiano, en el que gobiernan junto al Movimiento 5 Estrellas (M5E). Y si Salvini puede dar por colmadas sus expectativas, el batacazo del M5E es descomunal. Los sondeos le otorgan a los «grillini» entre un 18 y un 22% de los votos, lo que sería perder cerca de un tercio de los apoyos que consiguieron hace sólo un año en las generales. El Partido Democrático, guiado por su nuevo secretario general, Nicola Zingaretti, estaría incluso por encima del M5E, con unas proyecciones que van desde el 21 al 25%.

Este escenario abriría claramente la posibilidad de una crisis de Gobierno en Italia. No importa que la Liga haya ganado las europeas y no unas generales, porque el número dos del partido ya había advertido que de confirmarse la esperada victoria, «Salvini tendrá derecho para interpretar el resultado» y exigir más poder en el Ejecutivo o forzar un anticipo electoral, con el que intentar ratificar esa mayoría a nivel nacional y gobernar sin el M5E. Los más cautos recuerdan que el ex primer ministro Matteo Renzi se emborrachó de poder tras haber logrado el 40% en las elecciones europeas y ese gran éxito no fue más que el inicio de su caída.

Mientras, el M5E lleva semanas intentando contener los daños de las elecciones europeas. Contaba con un retroceso con respecto a las generales, pero la diferencia con sus socios de Gobierno está en la peor de las hipótesis que manejaban. El giro desesperado a la izquierda que ha intentado el partido no ha dado resultados, después del pacto de Gobierno con Salvini, quien ha aprovechado su sillón en el Ministerio del Interior como la plataforma ideal para amplificar sus ya exageradas salidas de tono. Tanto es así, que el PD, que parecía en caída libre después del citado fracaso de Renzi conseguiría arrebatarle al M5E la segunda plaza. Las elecciones de ayer arrojan una transformación del mapa político italiano que puede tener repercusiones importantes en la política nacional.

Últimas noticias