MENÚ
martes 13 noviembre 2018
18:13
Actualizado
  • 1

Los retos pendientes del nuevo Gobierno

Las prioridades serán los acuerdos de paz, la delincuencia y las desigualdades

Tiempo de lectura 2 min.

18 de junio de 2018. 03:23h

Comentada
Martín Franco Vélez.  18/6/2018

Cualquiera de los dos candidatos que gane en la jornada electoral de hoy en Colombia, deberá afrontar una serie de retos complejos desde su cargo. El primero de ellos –y quizás el más importante–, tiene que ver con la implementación del acuerdo de paz suscrito entre el saliente gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC.

El nuevo presidente deberá decidir si continúa con su implementación, y revisar temas que aún resultan espinosos como el funcionamiento de la Justicia Especial para la Paz (JEP) que investigará los delitos cometidos durante el conflicto armado, y la participación política de los ex guerrilleros.

Los temas de seguridad también representan un eje importante. La lucha contra el narcotráfico y el crecimiento de los cultivos de coca en el país; la continuidad de los diálogos con la guerrilla del ELN, que hasta ahora han tenido grandes dificultades y parecen estancados; el crecimiento de las disidencias de las FARC, que han aumentado la violencia, y la inseguridad en las ciudades, son temas que siguen preocupando a los colombianos.

De igual manera, enfrentará grandes retos económicos. Según la ONU, Colombia es el tercer país más desigual del mundo, solo superado por Haití y Angola, y combatir ese problema deberá ser una prioridad. También tendrá que enfrentar el desempleo, que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) está cerca al 10% y combatir el problema de la informalidad en los trabajos que, aunque ha bajado en los últimos años, se mantiene superior al 48%.

Pero quizás uno de los retos más importantes que tendrá el nuevo presidente será lograr una cohesión social en un país que está profundamente dividido entre derecha e izquierda. El gran objetivo será articular un gobierno que le dé espacio a la oposición, que sin duda estará fortalecida por cuenta del alto número de votos obtenidos, más de ocho millones de votos. Pero, sobre todo, tratar de bajar la intensa polarización que ha venido creciendo durante toda la campaña electoral.

Otros dos retos importantes tienen que ver con los asuntos de salud y educación. Sobre el primero, el tema de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) estuvo todo el tiempo sobre el tapete durante las campañas, y el nuevo mandatario tendrá que revisarlo. El objetivo es que los colombianos puedan tener un mejor sistema de salud pública y una mayor cobertura. Con respecto a la educación, el reto es mejorar la calidad y cobertura a la población, que aún sigue siendo deficiente.

Últimas noticias