MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
00:28
Actualizado
  • 1

Cientos de miles de mujeres de todo el mundo marchan contra Trump

Se espera que sea una de las manifestaciones más concurridas de la historia de EE UU

  • Miles de mujeres han llegado a Washington para marchar contra Donald Trump en una de las protestas más concurridas de la historia de EE UU
    Miles de mujeres han llegado a Washington para marchar contra Donald Trump en una de las protestas más concurridas de la historia de EE UU
Washington.

Tiempo de lectura 8 min.

21 de enero de 2017. 21:50h

Comentada
Washington. 21/1/2017

Centenares de miles de mujeres se manifestaron hoy en numerosas ciudades de todo el mundo en defensa de sus derechos y en protesta por la investidura de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, en una movilización histórica y global que concentró en Washington a medio millón de personas.

La principal protesta se celebró en la capital estadounidense justo un día después de la investidura de Trump, cuya llegada a la Casa Blanca ha sido recibida como una “amenaza” a los derechos de las mujeres, según denunciaron las organizaciones convocantes.

En la marcha de Washington participaron actrices como Scarlett Johanson, Ashley Judd y América Ferrera, así como el cineasta Michael Moore, quien rompió una portada de periódico de hoy con la noticia de la investidura de Trump. También se ha podido ver a Madonna o a la activista Ilyasah Shabazz, hija del líder de los derechos civiles Malcolm X o Maryum Ali, trabajadora social e hija del legendario boxeador.

Uno de los emblemas de la marcha fueron los gorros “pussy cat” (gatito), que se cuentan por miles y son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (”pussy”, en inglés).

La marcha, en la que también participó el exsecretario John Kerry, surgió del impulso feminista de un grupo de jóvenes que no podían creer que un candidato que había sido acusado de acoso sexual por varias mujeres y pronunciado comentarios denigrantes sobre ese género ganase las elecciones de noviembre pasado.

La plataforma organizadora de la Marcha de Mujeres sobre Washington ha cifrado ya en más de 500.000 las participantes en esta gran manifestación convocada al día siguiente de la toma de posesión de Donald Trump para reivindicar los derechos de las mujeres. La cifra desborda las previsiones de las convocantes, que esperaban unas 200.000 asistentes.

Otro dato lo aporta el Metro de Washington D.C., que informa de que se han producido 275.000 viajes hasta las 11.00 horas, hasta ocho veces más que en un sábado corriente y supera incluso a las cifras de un día laborable.

Además, supone un incremento significativo con respecto al día de la toma de posesión de Trump, cuando se registraron 193.000 viajes a la misma hora. El Metro de Washington informa igualmente de que casi todos los aparcamientos de vehículos de los finales de línea están a punto de llegar al límite de su capacidad.

La excandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha dado su apoyo a los asistentes a través de su cuenta de Twitter. “Gracias por marchar, por defender y por hablar de nuestros valores. Más importantes que nunca. Creo sinceramente que siempre seremos ‘Más fuertes juntos’”, ha señalado.

También ha respaldado la marcha el senador Bernie Sanders, candidato a la nominación presidencial del Partido Demócrata. “No vamos a lograr nuestros objetivos si tratamos la democracia como si fuera un deporte de espectadores mientras otros la practican. No lo harán. El futuro está en nuestras manos”, ha tuiteado.

La marcha recorre el trayecto entre la avenida de la Independencia, cerca del Capitolio.

Manifestaciones en todo el mundo

A la convocatoria de Washington se habían sumado más de 600 ciudades de todo el mundo, con especial incidencia en Europa.

En Londres cerca de 80.000 personas participaron en una marcha hasta la céntrica plaza de Trafalgar, a la que se unió el alcalde, el laborista Sadiq Khan, y que contaba con el apoyo de grupos no gubernamentales como Amnistía Internacional (AI), Greenpeace y Oxfam.

“Nos manifestaremos por la protección de nuestros derechos fundamentales y por la salvaguarda de las libertades que han quedado amenazadas por los recientes acontecimientos políticos”, señalaba la convocatoria difundida a través de internet.

Desde media mañana, diversas estaciones de metro del centro de Londres se vieron desbordadas por miles de personas que acudían a la protesta con pancartas en las que se leían lemas como “rechaza el odio, reclama política”; “no al racismo, no a Trump”, y “combate el fanatismo”.

En Manchester, Edimburgo, Belfast, Liverpool y Cardiff, entre otras ciudades del Reino Unido, se celebraron marchas similares a la de la capital británica.

En París otros 2.000 manifestantes se reunieron en apoyo a la “Marcha de las Mujeres” de Washington, convocados por el movimiento francés ‘Osez le Feminisme! (”Atrévete a ser feminista”)’, cerca de la Torre Eiffel parisina, donde mostraron mensajes en favor de la resistencia y la lucha ante lo que Trump representa.

Además de París, otras ciudades francesas como Estrasburgo o Marsella han agrupado también a activistas feministas solidarias con la causa de “Marcha de las Mujeres”.

Por otra parte, en Madrid también hubo una concentración frente a la Embajada de Estados Unidos para protestar contra el nuevo presidente del país, Donald Trump, y mostrar una “solidaridad internacional” contra las políticas “homófobas, xenófobas y racistas” de su gobierno.

En la concentración, convocada por el Sindicato de Estudiantes, los asistentes portaron pancartas con el texto “¡Fuera Trump!” y corearon frases como “el próximo muro será en la Casa Blanca”, en referencia al muro que quiere construir Trump en la frontera con México.

En Barcelona varios centenares de mujeres se manifestaron en una marcha sin incidentes por el centro de la ciudad, y que contó con la presencia de mujeres estadounidenses que residen en Cataluña (noreste) y otras regiones cercanas como las Islas Baleares (Mediterráneo).

El manifiesto de la convocatoria, promovida por organizaciones feministas y de defensa de los derechos humanos, subraya que no pueden permanecer “indiferentes” al ver como “el nuevo presidente de la primera potencia mundial se prepara para aplicar la ideología con violencia sexista, racista, homófoba y xenófoba, que defendió durante la campaña”.

También en Ginebra varios miles de personas participaron en una protesta pacífica en la que se pudo observar un gran número de familias en un ambiente festivo y sin que se registrara ningún incidente.

El recorrido de los manifestantes siguió el malecón del lago Leman y fue más largo de lo que habían previsto los organizadores en vista de que la participación fue mucho más elevada con respecto al millar de personas que se habían anunciado con anticipación por Facebook.

En China no se organizaron manifestaciones como en otros lugares por la escasa tolerancia que suelen mostrar las autoridades comunistas ante cualquier forma de expresión colectiva en público, aunque sí hubo algunas muestras de apoyo a la marcha de Washington.

Varias decenas de personas, sobre todo occidentales, se reunieron en Pekín, en un local en la popular zona de Sanlitun, convocadas bajo el lema “Remember & Resist” (Recordar y resistir) por la entidad “Democrats Abroad” del Partido Demócrata estadounidense.

Durante el acto, se pronunciaron varios breves discursos en los que se instó a los participantes a “resistir” durante los próximos cuatro años y se encendieron velas en señal de respaldo a las manifestaciones del resto del mundo.

En Lisboa varias decenas de mujeres se concentraron ante la sede de la embajada estadounidense para unirse a la llamada “Marcha de las mujeres”, protestas que se celebraron también en Oporto, Coimbra, Braga y Faro.

Las marchas comenzaron a gestarse el pasado otoño entre un grupo de feministas de Oporto, quienes consideraron que tras la victoria de Trump era más necesario aún salir a la calle.

En Buenos Aires la concentración tuvo escasa convocatoria y apenas unas 100 personas se congregaron frente a la embajada estadounidense en el barrio de porteño de Palermo para secundar la multitudinaria manifestación de Washington.

Organizaciones feministas del país como “Ni Una Menos” acudieron a mostrar su apoyo a la movilización, en la que decenas de mujeres se vistieron con pancartas con mensajes como “#NotMyPresident” o “Disculpen las molestias, nos están matando”.

Últimas noticias