MENÚ
martes 20 agosto 2019
18:26
Actualizado

Pakistán relaja la tensión y libera al piloto indio capturado

El comandante indio Abhinandan Varthaman ha destacado el trato del ejército pakistaní

  • El comandante indio Abhinandan Varthaman llegó vestido civil a la frontera
    El comandante indio Abhinandan Varthaman llegó vestido civil a la frontera /

    Reuters

Beirut.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de marzo de 2019. 02:04h

Comentada
Ethel Bonet.  Beirut. 1/3/2019

El comandante Abhinandan Varthaman, capturado este miércoles después de que las fuerzas paquistaníes derribaran su Mig-21, fue puesto en libertad ayer, tal y como había anunciado el primer ministro de Pakistán, Imran Khan. Con la entrega del piloto el jefe del gobierno paquistaní quiso rebajar tensiones con la India.

Las autoridades paquistaníes, que lo mantenían capturado, lo entregaron a las 21.00 hora local a sus pares indias a través del paso fronterizo de Wagah, en el estado de Lahore. La ceremonia de entrega se retrasó cinco hora de lo previsto por trámites burocráticos. Una caravana llevó al militar indio detenido antes del momento de la entrega a las autoridades indias.

Varthaman, vestido con ropa civil, iba acompañado de una diplomática paquistaní y escoltado por tres soldados. Los padres del comandante capturado llegaron al aeropuerto más cercano al punto de entrega en un avión. Durante el vuelo recibieron una ovación en pie por parte de los pasajeros. Al aterrizar, los ocupantes les abrieron paso, asegurándose de que la pareja saliera primero.

La solemne ceremonia del lado paquistaní contrastó con el júbilo que se vivió del lado indio. La Policía tuvo que acordonar el área mientras una multitud de vecinos agitaba banderas nacionales entre gritos de alegría y sostenía una enorme guirnalda de flores para expresar su apoyo al piloto y darle la bienvenida.

Según la versión paquistaní, el piloto se había eyectado tras el impacto sufrido por su avión, y cayó en paracaídas al área reclamada por ambos países desde hace décadas. Los soldados de Pakistán evitaron que civiles lo linchen y se lo llevaron detenido.

"Durante su cautiverio, él (Varthaman) fue tratado con dignidad y de acuerdo con la ley internacional", afirmó el Ministerio de Exteriores paquistaní en un comunicado emitido en el momento de su entrega al país vecino.

Por su parte, Varthaman afirmó en un vídeo poco antes de su entrega que estaba "muy impresionado" por el trato recibido por el Ejército paquistaní y explicó su detención.

La India dio la bienvenida a la noticia, aunque únicamente consideró la liberación como "un gesto en consonancia con la Convención de Ginebra", al tiempo que sus Fuerzas Armadas aseguraron estar "preparadas" para responder a cualquier provocación.

Desde el inicio de la escalada de tensión, que comenzó con el atentado terrorista que mató a cerca de medio centenar de soldados indios, la situación en Cachemira, una de las regiones más caliente del planeta, no ha parado de empeorar. Desde el pasado 14 de febrero han 52 militares y 1 civil indios, 4 civiles paquistaníes, además de 3 militantes islámicos, así como el derribo de un caza Mig-21 indio y un F-16 paquistaní. En una escalada militar sin precedentes, las fuerzas aéreas indias atacaron por primera vez en 30 años territorio paquistaní.

El grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM), con base en Pakistán, se atribuyó el ataque e India culpó a Islamabad de prestar apoyo a grupos terroristas.

Cinco días después el ejército indio lanzó un operativo en Pulwama contra las bases de JeM. En respuesta, Pakistán realizó una incursión sobre la Cachemira controlada por India el miércoles y se atribuyó el derribo de dos aviones indios, aunque Nueva Delhi solo reconoce la derrumbe del Mig-21.

Guerra de desinformación

Los incidentes que se han sucedido en la última semana en la región de Cachemira se han convertido en una pelea de gallos entre India y Pakistán. Mientras que Delhi asegura que en el ataque aérea murieron "gran cantidad" de yihadistas, sin que trascendiera una cifra, Islamabad señaló que el ataque no habría provocado daños ni muertes. Pakistán aseguró haber derribado un caza y un helicóptero, pero India niega tal versión. Las autoridades indias, por su parte, aseguran que derribaron un F-16 paquistaní, pero Islamabad no lo confirma.

Últimas noticias