MENÚ
martes 17 septiembre 2019
07:58
Actualizado

"Tenía 23 años y, aunque no exteriorizaba el miedo, estaba aterrorizado"

  • "Tenía 23 años y, aunque no exteriorizaba el miedo, estaba aterrorizado"

Tiempo de lectura 2 min.

06 de junio de 2019. 13:32h

Comentada
Celia Maza 6/6/2019

Alrededor de 300 veteranos de la II Guerra Mundial estuvieron ayer en la ceremonia. El hecho de que la mayoría supere los 90 años es sumamente significativo, ya que cada vez se complica más el poder escuchar de primera mano el relato de los protagonistas. «Estaba aterrorizado», expresó el casi centenario John Jenkins, un ex sargento de pelotón que sirvió con la Armada británica Royal Pioneer Corps, el día que desembarcó en la conocida en clave como «Gold Beach», una de las playas de la Francia ocupada por el ejército de Adolf Hitler. «Tenía 23 años y, aunque el miedo no lo exteriorizaba, podía sentirlo en mi interior. Pensaba: ‘¿Qué va a pasar ahora?’», contó este excombatiente a pocos metros del Memorial Naval antes de considerar «una buena idea» la celebración de eventos como el presente, «para que las jóvenes generaciones sepan lo que ocurrió». Aunque ayer Jenkins no se subió al «MV Boudicca», el ferry encargado por la Royal British Legion para rememorar 75 años después aquella travesía rumbo a Normandía, otros veteranos como Arthur Hampson, de 93 años, la misma edad que hoy tiene la reina de Inglaterra, sí volvieron a partir desde el mismo puerto que los vio alejarse en junio de 1944. Este guardamarina británico además recalcó a Efe: «La gente tiende a referirse a nosotros como héroes, pero yo no lo veo así. Teníamos un trabajo que hacer y queríamos hacerlo tanto como queríamos mantenernos con vida». En el transcurso de la intensa jornada, la orquesta Tri-Services fue la encargada de acompañar una velada llena de recuerdos y reflexiones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs