MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
00:20
Actualizado

¿Volverán los islamistas a legislar en Túnez?

La crisis en el partido gobernante se ahonda con la dimisión en bloque de 32 diputados

  • Diputados del partido Nidaa Tunis
    Diputados del partido Nidaa Tunis
Túnez.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de noviembre de 2015. 17:34h

Comentada
Túnez. 10/11/2015

Los tunecinos han comenzado la semana haciendo cálculos, contando los escaños de su Parlamento y temiéndose un nuevo período de inestabilidad tras la dimisión en masa de 32 diputados del partido Nidaa Tunis, la formación laica y conservadora que ganó las elecciones el año pasado, -tanto las parlamentarias como las presidenciales-. Los islamistas moderados de Ennahda obtuvieron, no obstante, un buen segundo resultado en los comicios legislativos, logrando 69 diputados, por lo que tras la resignación en bloque, son ellos quienes se quedan con la mayor parte del hemiciclo tunecino, por delante de Nidaa Tunis, que a partir de ahora sólo contará con 54 legisladores. La Asamblea de los Representantes del Pueblo, como se denominó al nuevo parlamento tunecino, no lleva ni un año en ejercicio y ya se ha enfrentado a su primera grave crisis de gobernabilidad. Ahora, los políticos tunecinos mueven ficha y buscan apoyos en el resto de fuerzas políticas para así tener la mayoría parlamentaria tras el nuevo panorama.

La brecha entre dos facciones en las filas del partido laico del presidente Beji Caid Essebsi se ha ido exacerbando en los últimos meses hasta que la semana pasada acabó, literalmente, yéndose de las manos. Según informaron medios locales, una reunión del Comité Ejecutivo de Nidaa Tunis en Hammamet comenzó de manera violenta y no se pudo celebrar. Mamoghli Chokri, miembro del Comité Ejecutivo del partido, escribió entonces en las redes sociales: "Nidaa Tunis ha muerto hoy. El partido ya no existirá como lo conocíamos. Se fragmentará. El grupo parlamentario se dividirá en dos y es muy probable que caiga el Gobierno. Ennahda se convertirá por tanto en el primer partido del país". Chokri añadió que ni en los peores momentos de la RCD (el partido del depuesto Ben Ali) se llego a esto. "Para mí, Nidaa está muerto y enterrado".

Pero, ¿cómo se ha llegado hasta aquí? Fuentes de Nidaa Tunis aseguran que las desavenencias comenzaron con el "ascenso" del hijo del presidente tunecino, Hafhed Caid Essebsi, a la vicepresidencia en marzo. Su figura es polémica no sólo por ser el hijo del jefe del Estado sino por sus buenas relaciones con los islamistas. Hay rumores, que los Essebsi niegan, de las intenciones de suceder a su padre. El partido se ha dividido prácticamente en dos facciones, los que apoyan al vástago de Essebsi y los que siguen al ex activista y secretario general del partido, Mohsen Marzouk. Y parece ser que desde el lunes las desavenencias han sido insalvables, pues son los partidarios de Marzouk los que han presentado su dimisión bloque.

Otro de los motivos claves para la ruptura en Nidaa Tunis ha sido la controvertida ley de Reconciliación económica. Muchos de los miembros de Nidaa Tunis pertenecen al antiguo régimen y al establishment tunecino por lo que la preparación de una amnistía fiscal para perdonar a los corruptos durante el régimen de Zinedin Elabidine Ben Ali se ha visto con muy malos ojos en la sociedad tunecina, en la oposición y en las propias filas del Gobierno. Los corruptos, una verdadera lacra para el país norteafricano, serían perdonados a cambio de devolver lo robado entonces.

"Parece que Nidaa Tunis está empezando a devolver favores a la clase empresarial. Una vez más, los políticos tunecinos se olvidan de la sociedad y se rigen por otros intereses", asegura Salma, de 32 años, completamente decepcionada con las noticias que saltan del actual Gobierno. "¿Escándalos? ¿Peleas? Túnez no lo necesita, al contrario. Necesitamos estabilidad, seguridad, consenso, empleo y mejorar la calidad de vida de los tunecinos".

Este mensaje va dirigido exclusivamente a la persona o entidad que se muestra como destinatario/s, y puede contener datos y/o información confidencial, sometida a secreto profesional o cuya divulgación esté prohibida en virtud de la legislación vigente. Toda divulgación, reproducción u otra acción al respecto por parte de personas o entidades distintas al destinatario está prohibida. Si ha recibido este mensaje por error, por favor, contacte con la persona que figura como remitente y proceda a su eliminación. La transmisión por vía electrónica no permite garantizar la confidencialidad de los mensajes que se transmiten, ni su integridad o correcta recepción, por lo que no asumimos responsabilidad alguna por estas circunstancias.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs