MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
13:08
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Juan del Val: «Parece que la infidelidad la he inventado yo»

Arrasa con la controvertida novela «Parece mentira», en la que los protagonistas tienen mucho que ver con él y su mujer, Nuria Roca

  • Juan del Val
    Juan del Val / Cristina Bejarano

Tiempo de lectura 4 min.

14 de febrero de 2018. 12:44h

Comentada
Patricia Navarro 14/2/2018

Acaba de publicar «Parece mentira», una novela polémica y controvertida donde hay mucho de él y de su vida con su mujer, Nuria Roca. El libro no deja indiferente a nadie. Prepara el segundo, pero a éste se le intuye todavía vuelo largo.

–Es un libro fácil de leer pero, ¿difícil de escribir?

–Escribir siempre es complicado, pero cuando das tanto de ti tiene más dificultad.

–Según avanza la novela, ¿hay algún momento en el que se para todo?

–Hubo dos o tres, sobre todo cuando puede comprometer a otras personas, que piensas si vas a ser capaz. Pero, en realidad, tardé más en el previo, en tomar la decisión, que en lo que vino después.

–Claudio es el protagonista, pero ¿quién es?

–Es un personaje de ficción que tiene mucho de mí.

–«Parece mentira» es un libro comprometedor. ¿Cómo ha reaccionado la gente?

–No sé cómo lo habrá vivido cada uno, pero estoy orgulloso de que la gente que la lee tiene muchas sensaciones. Se emociona, se sorprende, se hace preguntas y esas cosas me parecen fabulosas.

–¿Qué hay de verdad en la locura del protagonista?

–He estado cinco años de manera muy intensa en tratamiento psiquiátrico. Es algo que genera bastante dolor, pero me ha aportado mucho el proceso de curación. Era importante para mí desposeer a la locura de todo atractivo. Los locos no pueden hacer nada interesante, solo sufrir.

–¿Qué dice su madre?

–Le ha encantado. Era importante para mí cómo ella lo aceptara por muchas cosas que se cuentan en el libro. Es cierto que no le consulté. A la única persona que le he pedido permiso ha sido a Nuria (Roca).

–¿Cuándo respondió?

–Tardó cinco días. Me llamó y me dijo que le había encantado. Leer eso para una madre es comprometido. Mi hermano le dijo que tenía mucho sexo la novela y le respondió: «Ya sabes que tu hermano siempre ha sido muy guarro»... (sonríe).

–Y Nuria Roca, su mujer, llamada Julia en la novela. ¿Qué papel tiene?

–Nuria juega en la novela el mismo papel que en mi vida: es esencial.

–En este caso se convierte en la pregunta del millón, la fórmula de pareja abierta con su esposa.

–Creo que hay una distorsión entre lo que aparece en la novela y lo que los medios han proyectado. El concepto de pareja abierta que Claudio tiene con Julia no tiene nada que ver con el poliamor ni otras cosas. Es curioso porque mucha gente se enfada conmigo por exponer mi situación, me acusan de no haber conocido el amor verdadero... No sé, parece que la infidelidad la he inventado yo y la sociedad está llena. Lo importante es lo que se dice y no lo que se hace, pero los «puticlubs» están llenos.

–¿Cómo ha sido la respuesta en las redes sociales?

–Hay gente muy ociosa, bastante estúpida, absolutamente imbécil y luego otra muy interesante. Hay quienes se han separado por esta novela, otros se han reconciliado y personas que se han replanteado su vida. Es fascinante.

– Entonces, ¿cuál es la relación entre el amor y la fidelidad?

–Ninguna.

–¿Y se consigue no sufrir en una relación abierta?

–No consiste en otra cosa más que cada uno tenga su espacio, hay cosas en las que el otro no tiene que participar forzosamente. La fidelidad es la base de toda la estructura de la educación emocional y no sabemos lo que es. A mí me parece que hay lagunas.

–Habla de la fiesta de los toros. ¿Es aficionado?

–Soy como soy porque me gustan los toros, y seguramente si no fuera así sería peor. Aportan muchos valores y es algo esencial en mi vida.

–Ahora no está bien visto.

–Entiendo a los animalistas, antitaurinos, y sé también lo difícil que es entender el espectáculo. He tenido problemas pero no le doy importancia. Lo más glorioso que me han dicho por ser aficionado a los toros es que debían quitarme la custodia de mis hijos. Deben pensar que estarían mejor en un centro social que conmigo...

–¿Cómo es su vida de «instagramer»?

–Empezó para meterme con Nuria, como siempre saca todo lo bonito... Y mi pretensión es salir absolutamente feo. Instagram es la mayor mentira.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs