Las tendencias del placer del 2021

Tendremos menos encuentros sexuales (y sí, muchos de ellos serán a distancia), pero primará la calidad sobre la cantidad.

El juguete femenino Liberty by Lilly Allen
El juguete femenino Liberty by Lilly AllenWomanizer

El sexo ha existido desde que la humanidad se define como tal, pero eso no significa que no esté en constante evolución. Si hace un par de años, por ejemplo, el bondage era el no va más en cuestiones de alcoba, este año la pandemia seguirá marcando nuestra manera de reaccionar bajo las sábanas. El aislamiento social ha limitado mucho el sexo y hemos tenido que usar la fantasía para buscar soluciones a nuestro bienestar sexual. Las aplicaciones para el placer a distancia y conocer gente seguirán siendo tendencia, y encontraremos en el mercado más lubricantes de cannabidiol (CBD) que intensifican las sensaciones.

Los juguetes sexuales cada vez tendrán más protagonismo, eso sí, unos aparatos más evolucionados que nunca gracias al diseño inclusivo y a los adelantos tecnológicos.

Este será el año de la mujer tras la era del movimiento #MeToo. Cada vez más aplicaciones y juegos se centran en el bienestar femenino y las mujeres se reconectarán más con su cuerpo.

El amor, por trasnochado que parezca el término en esta época de relaciones sin compromiso, volverá a cobrar importancia; la gente no buscará tanto encuentros de una noche sino que preferirá tener sentimientos y confianza antes de compartir cama.

Tendencias sexuales del 2021

El móvil seguirá siendo el gran aliado de muchas parejas a la hora de experimentar o mantener viva la llama. Los audios eróticos o las fotos de desnudos alimentan fantasías y despiertan de una manera muy sensual el deseo sexual.

Con los juguetes sexuales inteligentes, las parejas pueden controlar desde una aplicación descargada en el teléfono el momento exacto en el que jugar, así como elegir las diferentes formas de intensidad y vibración.

Citas on line. Se continuará con la estela del 2020 en el que las citas fueron digitales. Si el año pasado este tipo de encuentros se convirtieron en herramientas muy valiosas para las personas que querían socializar y conocer gente nueva, este año los sitios de citas tendrán un aumento asombroso. Estas aplicaciones tendrán un gran efecto psicológico en nosotros mismos, ya que nos hará conocernos en profundidad y sabremos perfectamente qué queremos y qué buscamos en otra persona antes de atrevernos a dar el paso y quedar en persona. La complicidad y la atracción mental (además de la seguridad) serán claves en este año que acaba de comenzar. Se acabó el dar match de manera discriminada a ver “lo que caía”.

Sexo de calidad. Las estadísticas lo demuestran: hoy en día hay menos sexo que en años anteriores y así va a continuar la tendencia. De hecho, son los millennials los que tienen más dificultades para tener una vida sexual más regular y el 15% han reconocido no haber tenido relaciones sexuales en este último año. En el 2021 primará la calidad sobre la cantidad. Habrá menos relaciones esporádicas, pero las que haya nos llenarán más y nos sentiremos más cómodos y satisfechos.

Aparición de robot sexuales. Como si nos metiésemos de lleno en un película futurista, ya tenemos entre nosotros el Real Doll X, primer asistente virtual sexual de inteligencia artificial que se ha actualizado con una cabeza robótica para tener diferentes estados de ánimo. Una de las consecuencias de la pandemia ha sido comprobar que un gran número de personas afirma tener sentimientos (e incluso una relación) con el asistente virtual Alexa, así que estos robots eran el paso natural siguiente.

Sexo a distancia. Las citas virtuales son cada vez más importantes para los solteros ya que las reglas del distanciamiento social imposibilitan las citas espontáneas “en vivo y en directo”. Cada vez hay más usuarios registrados en las aplicaciones para buscar pareja o simplemente socializar y pasar un buen rato. No todos los usuarios insisten en buscar un encuentro en la vida real, sino que cada vez más personas buscan ampliar sus experiencias virtuales y quieren experimentar diferentes sensaciones a través de una pantalla y del bienestar de su casa.

Gracias a la tecnología las vídeollamadas serán parte de nuestros hábitos sexuales, incluso de aquellos que no eran tan adictos a vivir pegados al ordenador. De hecho, gracias a los juguetes sexuales con aplicaciones integradas, las relaciones a distancia se convertirán en una experiencia cada vez más atractiva.

El año del placer femenino. Al igual que pasó en el 2020, este año la investigación tecnológica se seguirá centrando en la estimulación del clítoris, una parte del cuerpo que todavía sigue siendo tabú para parte de la población.

La estrella del pop británico Lily Allen ha hecho suyo el hashtag #IMasturbate en el que anima a todas las mujeres a hablar de su placer sin vergüenzas. De hecho, Allen ha lanzado su propio juguete sexual Liberty by Lily Allen en colaboración con Womanizer. Nunca se va a hablar tanto de empoderamiento sexual femenino como este año.