CHENOA: “Mi vida es mía y no la vives tú. Mientras tengas eso claro, los demás pueden chismosear lo que quieran”

Carlos Baute y Chenoa nos presentan su primer tema juntos, ‘El Chisme’.

Carlos Baute y Chenoa presentan 'El Chisme'.
Carlos Baute y Chenoa presentan 'El Chisme'. FOTO: Raúl Rodríguez

En el país de los ciegos, el tuerto es rey. Y es el país del chisme, el chismoso a veces también lo es. Y si no, que tire la primera piedra el que no lo haya sido alguna vez. Y con esa premisa nos sentamos a charlar con Chenoa y Carlos Baute mientras promocionan su nuevo single, ‘El Chisme’. Como dos amigos que quedan para almorzar y charlar de la vida, así nos encontramos a estos dos artistas que desprenden mucho más que una simple conexión para promocionar su nuevo trabajo. Son amigos, se conocen bien, y esa conexión va más allá de las notas musicales. Se entienden, se comprenden y se respetan. Odian las mentiras, han perdido la cuenta de los chismes que han dicho sobre ellos, pero sobre todo tienen algo claro, odian las mentiras.

Una conversación sobre la vida, la madurez, el empoderamiento femenino y las presiones de la sociedad sobre las mujeres. Chenoa las lleva viviendo hace 20 años, desde el momento en que apareció en nuestras pantallas con sus ideas claras y su voz propia. Lo que ahora sería visto como una mujer empoderada y entonces era visto como una mujer con mal carácter. De todo eso, y de ‘El chisme’, una canción pop que combina ritmos latinos y urbanos de lo más pegadizados para hacerlos bailar hasta que acabe el año, nos hemos sentado a conversar con Chenoa y Carlos Baute. ¡No te pierdas la entrevista!

Carlos Baute, Chenoa - El chisme (Videoclip Oficial)

¿Qué tal chicos? Llegáis con esta colaboración que ha revolucionado a vuestros seguidores desde que la anunciasteis. Contadme cómo surgió ‘El Chisme’.

Carlos Baute: Ya teníamos años intentando colaborar y quedar para hacer algo y no lo acabábamos de hacer. Llegó la canción, y cuando llegó la canción se la mandé a Laura.

Chenoa: ¡Y yo sin filtro!

Carlos Baute: Sí, así fue, sin filtro. Yo se lo mandé por Whatsapp y le dije aquí tiene un tema, ya me dirás si quieres o no.

Y entiendo Chenoa, que no te lo pensaste.

Chenoa: Yo siempre trabajo mucho dependiendo de sí la canción lo pide o no. Hay canciones o colaboraciones que dices que no, básicamente, porque no te ves o no ves la fusión. Pero yo llevaba muchas colaboraciones con chicas y de repente me llama Carlos, que ya son años de conocernos, y cuando llega el tema vi que estaba muy fresco y que tenía su rollo. Se engancha.

Totalmente, ya os digo que yo llevo toda la mañana en bucle, que estaba esperando que me tocaran al timbre mis vecinos para decirme que ya basta...

Chenoa: (risas) ¡A qué sí! A mi me pasa igual en casa.

Carlos Baute: Y además, que el nombre tiene un marketing brutal... ‘El chisme’.

Y más en España que somos un país de chismosos... Y con un ritmo latino que viene muy bien ahora que podemos volver a salir a bailar, aunque vayamos para el invierno, todos necesitamos esa dosis de buen rollo.

Carlos Baute: ¡Esperemos que sí! Que lo puedan bailar con mascarilla o sin mascarilla, pero que lo puedan bailar. Lo bailen, lo gocen y lo hagan suyo.

Chenoa: Tiene un sonido muy tendencia, ese punto urbano. Que yo también he tenido que aprender y desaprender para este tema. Carlos me manejó muy bien en estudio, es muy buen profe. Tiene más sabor, le viene por las venas, que le vamos a hacer. Uno aprende y tiene que salir del agua por el que se mueve siempre.

Dices “aprendí y desaprendí”, ¿tenéis alguna anécdota mientras grababais el tema?

Chenoa: Carlos me decía que cantara más bajito (risas).

Carlos Baute: Canta más bajito porque Chenoa tiene un torrencial brutal de voz y para esta canción hacía falta más interpretación, más flow, más respiración, otro rollo...Pero lo hizo. Al final se volvía a salir y yo era, no te vengas arriba.

Pero al final lo conseguiste...

Chenoa: ¡Claro! Y luego el sabor que tiene ‘El Chisme’ cuando la gente sabe todo este proceso, que no es tan fácil, luego te empiezas a fijar. Carlos tiene las ideas muy claras y eso lo transmite.

Las ideas muy claras y siempre te unes con mujeres empoderadas (Marta Sánchez, Edurne...)

Chenoa: (risas) ¡No tiene miedo!

Carlos Baute: Mujeres potentes, no hay miedo. Totalmente, son mujeres potentes y encantado.

Chenoa: No tiene prejuicios de ningún tipo. Simplemente te entiende y te mira con un punto de compresión. Y eso es muy bonito, porque al final las que somos muy duras, sentirnos comprendidas es más difícil. Sin embargo Carlos te da ese punto cálido y te sientes bien.

Carlos Baute: A mi me encanta Chenoa porque es una mujer con criterio. Es así, yo siempre me identifiqué mucho con ella. Es tal cual la escuchas hablar, no tiene filtros. Y yo me identifico mucho con eso, en cosas que dice y que piensa. Yo no tengo pelos en la lengua, soy un tipo sincero y honesto. Detesto las mentiras, y yo creo que Laura no es nada mentirosa y yo tampoco.

Chenoa: No me manejó bien ahí y por eso cantamos con tanta intensidad ‘El Chisme’, porque ‘El Chisme’ no deja de ser una media verdad. Reclamamos los dos lo mismo, los dos en un momento nos presentamos como chismosos. Y yo creo que la canción va empatizar con mucha gente que muchas veces mete la pata.

Y hablando de chismes, y como decíamos antes, en España somos un país de chismosos. ¿Recordáis alguno de los chismes que han dicho de vosotros que os haya dado la risa por lo falso que era?

Chenoa: (risas) ¡Totalmente! Me acuerdo en Venezuela una rueda de prensa que me dijeron que me había operado la nariz y mi madre me llamó riendo y diciendo si te hubieran visto que de bebé tenías un botón de nariz. Y se pensaban que me la había operado, para ellos en Venezuela es normal porque tiene una cultura de operaciones estética muy alta. Y a parte con otras operaciones, siempre con esa agresividad corporal.

Esos chismes que normalmente solo caen en el lado de las mujeres...

Chenoa: Exacto, a ellos no les dicen que se han puesto abdominales...

Carlos Baute: Bueno a mi me dicen que me he depilado y yo no tengo pelo (risas). Ojalá quisiera yo depilarme, nunca he tenido pelo. Toca, toca...

Chenoa: No, es verdad, está muy suave...

Pero bueno, es peor Carlos lo que nos dicen a las mujeres...

Chenoa: ¡Exacto! Te has puesto pecho, te has puesto tal... Un poco la atacada. Pero yo tengo algo bueno que lo minimizo todo con actitud porque al no ser mentirosa, lo digo todo como lo pienso. Es decir, si me dicen que me he operado me da la risa. Además, si lo hiciera, ¿dónde está el lío?

Carlos Baute: Es que hoy en día todo se vale. A mi me han dicho que me pinto el pelo, y ahorita tengo canas...

Chenoa: Y lo tienes muy bonito...

Carlos Baute: Sí, pero es natural. Igualmente si el día de mañana me lo pinto si tengo muchas canas, ¿qué más da? Hoy en día la gente tiene el pelo de todos los colores. ¿Cuál es el problema?

Chenoa: Hoy en día la atacada estética ya no es un problema.

También tenéis la suerte de que cuando empezásteis vuestras carreras, las redes sociales no tenían el poder de hoy en día. Por ejemplo, no me quiero imaginar tu edición de ‘Operación Triunfo’ Chenoa, con el poder de Twitter e Instagram hoy en día.

Chenoa: ¡Oh, sí! Tela, imagínate. Con esa pedazo de audiencia, se caen las redes sociales.

Carlos Baute: También os digo que a mi me gustaría que se pusiera de moda no tener redes sociales...Volver a lo de antes.

Entonces Carlos, cuando se cayó Instagram hace unas semanas tu estabas muy contento.

Carlos Baute: ¡Feliz, celebré! Una cosas es quedarse sin internet y otra sin redes sociales. Yo sigo viendo las noticias, series... Fuera. Hoy en día tu no sabes la cantidad de suicidios que hay en el mundo de niños acomplejados por las redes sociales. ¡Es terrible! Y todo por no conseguir lo que consiguen otros.

Chenoa: Hay una falta terrible de herramientas para defenderse psicológicamente de esto. Naturalizar el ir a una terapia o el ir al psicólogo. La higiene mental es tan importante como la física.

Carlos Baute: Es enriquecer el alma. Y es muy importante.

Y volviendo a ‘El Chisme’, ¿quién es el más chismoso de los dos?

Chenoa: Yo siempre digo que Carlos...

Carlos Baute: (risas) Ella lo dice, pero seguramente es Chenoa.

Entonces llego a la conclusión que los dos lo sois...

Chenoa: Los dos lo somos y nos llevaríamos súper bien en una típica tarde de estas de chismoseo.

Carlos Baute: Pero además es cachondo. A mi no me gusta chismosear mal...

Chenoa: Tenemos jerarquía de chismes, es sana. Nuestros cotilleos son del tipo “qué mal le queda la falda a Pepita”, pero ya chismes graves no los tocamos.

Carlos Baute: ¡Claro! Es que además hay chismes graves que no se pueden hablar ni tocar. Ella guarda secretos y yo guardo secretos. Y deben ser así, yo creo...

Uy... Chenoa te acaba de poner carita de qué secreto me guardas...

Chenoa: (risas) No, yo creo que lo sé más o menos todo. Respeto y conozco los chismes, los míos también.

En la canción decís “son 60 las explicaciones que te di”, ¿quién es más paciente de los dos?

Chenoa: Yo creo que Carlos, es más templado. Que eso también tiene peligro, porque cuando revienta...

Carlos: ¡Sí, tengo carácter! Pero soy paciente...

Chenoa: Un hombre que se atreve a hacer las colaboraciones con todas las mujeres que hemos dicho antes, es que tiene mano, comprensión y empatía.

Carlos Baute: Como cuando hice la canción con Marta Sánchez, que todo el mundo estuvo con el chisme, y nada que ver. Nos llevamos increíble. Y tenemos una linda relación.

El nivel de top chismes sobre vosotros creo que está en la línea de tu supuesta pelea con Marta Sánchez y la boda de Chenoa...

Chenoa y Carlos Baute: (risas) ¡Totalmente!

Has debido perder la cuenta de las veces que te han preguntado por la boda...

Chenoa: Muchas...

Parece que es la boda más esperada de España...

Chenoa: Y ahora ya me lo preguntan del plan todo el mundo se ha casado y tu no... Y yo mira, hay un atasco de bodas ahora mismo que no se pudieron hacer en 2019 que yo no soy la rarita del grupo que no lo hace. Es que no hay sitio. Vete a casar ahora y pide fecha...¡No hay! La gente se está casando en abril que es un mes frío, donde no sabes que va a pasar...

Carlos Baute: Yo tuve una boda ahora en octubre, hace dos semanas...

Chenoa: ¡Claro, en octubre! No hay prisa, cuando pueda la haré y además va a ser mucho más pequeña que la que había organizado. Porque tengo familia y no la pienso poner en riesgo, ya sé que nos hemos vacunado todos, pero no me fio un pelo. Y ya está y punto. Las voy a hacer con los que tengan que ser. Lo tengo muy claro, porque la boda al final te pone en un compromiso de a quién invitas. La idea de una boda es que te lo pases bien y lamentablemente como están las cosas... No tengo prisa y cuando salga saldrá y muy íntima. A mi me importan mis padres y mi abuela que tiene 98 años. No la voy a exponer.

Siempre puedas cantar eso de ‘¿Y qué me pasa? No soy la única mujer que no se casa’ cuando te lo vuelvan a preguntar...

Chenoa: (risas) Cómo es ‘A mi manera’ eh, al final ha sido una predicción de todo esto.

Fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos aún las mujeres, pasados los 30 ya vienen las preguntas sobre la boda y los hijos...

Carlos Baute: Es que es totalmente cierto, el estrés de la mujeres que a partir de los 30 está soltera y no tiene hijos, solo le preguntan por eso...

Chenoa: Imagínate conmigo... Yo de chismes puedo contarte 3.200 y lo bueno que he tenido yo es que me los he pasado todo por montera, porque me da igual. Mi vida es mía y no la vives tú. Mientras tú tengas eso claro, todo lo demás pueden chismosear lo que quieran. Siendo mujer es muy complicado, tienes que apretar y seguir luchando por lo que tu quieres de verdad, no por lo que te están diciendo. Todas tenemos voz interior, la voz interior te guía y te dice “no te cases”, “no tengas hijos” o “ten hijos”. ¿Qué más da? Me parece tan factible tenerlos como no tenerlos. Y si no te toca no pasa nada. Hay una prisa, una ansiedad y si no la tienes, te empujan. Y me parece súper injusto. Y yo siendo un personaje público, era todos los años. Me lo he comido desde los 20.

El otro día se cumplieron 20 años de tu edición de ‘Operación Triunfo’, y en ese momento que apareció Chenoa en nuestras televisiones y nuestras vidas no era tan normal como ahora escuchar estos mensajes de mujeres empoderadas.

Chenoa: ¡Qué va! Para mi el cuarto puesto es un claro castigo de la sociedad, siempre lo he dicho. ¿Por qué fue un castigo? Porque no era sumisa y no me callaba. Y eso no gustó.

Carlos Baute: En cambio, hoy en día serías número 1.

Es que en aquel momento lo que ahora es una mujer empoderada, entonces era una mujer con mal carácter.

Chenoa: Una semana estuve sin hablar en la academia de ‘Operación Triunfo’. Porque noté esa agresión hacía mi. Además, con lo que yo hablo, fue un reto propio.

Carlos Baute: ¿Una semana? Dios...

Chenoa: Ángel me preguntó que me pasaba, que estaba rara. Y yo le dije que había decidido no hablar porque mi opinión no gustaba. Y me dijo que hacía mal. A medida que creces vas tomando decisiones, o te la juegas o sigues y te callas. Y empecé a hablar. Tengo libertad de expresión, no estaba haciendo daño.

Y el balance de estos 20 años... ¿Volverías a entrar?

Chenoa: 20 años es una vida, y me ha hecho llegar donde estoy hoy y ser quien soy. Volvería a entrar, yo no rompo eslabones de la cadena, creo que todos tienen un sentido. Incluso lo malo que me ha pasado, lo muy malo, que no ha sido fácil de cara a tantas opiniones. Y tanta gente creyendo saber, que no sabe. Pero tampoco me he molestado en explicarlo y eso creo que lo he hecho bastante bien. Y si he tenido que decir algo, lo he dicho en su momento. Y no me repito. Y eso me ha hecho estar bien, estar serena... Sigo estando a examen, pero ese no es mi trabajo. Yo me miro al espejo y me veo bien y me grito “¡guapa!”. Lo hago mucho. Si yo no estoy feliz, no puedo hacer feliz. Y eso lo aprendí con tiempo. No puedo transmitir felicidad y alegría si no lo soy.

Carlos Baute: ¡No, no! Eso nunca. No puedes transmitir felicidad si no lo eres.

Chenoa: Ni si quiera a tu pareja...También he encontrado una pareja, que me lo he luchado, y al final he encontrado a esa persona que dices, ostras, existe. Pero bueno, me llegó con 44 o 43 años.

¿En algún momento dejaste de creer en el amor?

Chenoa: ¡Totalmente! Es un clásico, ¿quién no? Y de hecho repudias ver películas de amor. Hay una etapa, que yo creo que todas hemos pasado, que te da hasta asco ver parejas súper felices y enamoradas.

Carlos Baute: Yo creo que os pasa mucho a las mujeres, ¿eh? Al hombre creo que no nos pasa.

También puede ser porque las mujeres tenemos más idealizado el concepto de amor, el amor de Disney.

Carlos Baute: Y por la presión esta de la edades que hablábamos antes, que es muy duro, es terrible la presión social hacia las mujeres. Esa presión a partir de los treinta y algo años, como esa fecha de caducidad. Es una barbaridad. Un apretón de la sociedad terrible. Me parece súper imprudente.

Chenoa: Para no llegar traumada al momento de no tener hijos, aunque tu lo decidas. Te preguntan, ¿te has quedado con ganas de tener hijos? Yo he tenido la suerte de tener sobrinos. Por ese lado me he salvado, aunque me han visto poco porque siempre estaba de viaje. Pero el de arriba sabe, tiene un plan trazado. Y ya está y no pasa nada. Todos somos importantes, todos venimos para hacer algo importante. Tú eres única en el mundo, no hay nadie que se llame Gemma que sea como tu. ¡Nadie! Eso es maravilloso. Tu has venido aquí a hacer algo muy heavy y cuando lo hagas, pues ya lo habrás hecho y tan a gusto.

Y no todos estamos llamados a hacer lo mismo, pese a la presión social que decía ahora Carlos...

Chenoa: Y eso mola mucho, cuando lo averiguas y lo sientes de verdad, dices...¡Wow! ¡Qué guay! He venido aquí y estoy haciendo cosas. Mola mucho y no es solo tener hijos... Pero igualmente mira Carlos que ya tiene cuatro, déjale... (risas).

Carlos Baute: Es muy difícil...Y dijimos paramos y también por mi edad. Yo tengo 47 y empecé a tener hijos con mi mujer con 42 años. Mi mujer tiene 10 años menos, pero da igual.

Chenoa: Es que es un trabajo muy duro y más con el mundo que nos proponen. Yo aplaudo la valentía de tener hijos.