• 1

Marivent espera a Don Juan Carlos

El entorno del padre de Felipe VI asegura que, pese al «caso Corinna», de momento se mantiene su participación en las regatas de Palma, salvo cambio de rumbo en Zarzuela

  • Don Juan Carlos ha dicho a su círculo más íntimo que navegar es «la verdadera pasión de su vida»
    Don Juan Carlos ha dicho a su círculo más íntimo que navegar es «la verdadera pasión de su vida»

Tiempo de lectura 4 min.

14 de julio de 2018. 02:38h

Comentada
Aurora G. Mateache 14/7/2018

Los recién cumplidos 80 años y una operación de rodilla no condicionaron este año el espíritu de superación del Rey Juan Carlos, y en el venidero agosto tenía prevista una subida de escalón: competir en las regatas de vela de Palma de Mallorca junto a su hijo Don Felipe. No obstante, las grabaciones publicadas por «OK Diario» en las que se reflejan conversaciones entre el ex comisario Villarejo y la empresaria Corinna Larsen dejan en el aire que se produzca la inmortalización de la imagen de Felipe VI y Don Juan Carlos compartiendo un idílico día en el mar Mediterráneo. Se trata de la regata de la Copa del Rey Mapfre, que tendrá lugar entre el 28 de este mes y el 4 de agosto y, por primera vez, padre e hijo, unidos, habían programado competir. La Casa del Rey no ha anunciado aún oficialmente las fechas en las que la Familia Real se desplazará a Palma, ni tampoco las posibles ausencias, pero desde el entorno del padre del Jefe del Estado se asegura que, por el momento, el horizonte permanece estable. «No sé si las cosas cambiarán o no, pero nosotros no tenemos ningún aviso de que el Señor no vaya a participar», explica un miembro del equipo. Según afirma, el equipo regateará primero en Sanxenxo, según está previsto a partir de este fin de semana, y a finales de mes se desplazarán a Palma.

La última vez que Don Juan Carlos participió en el campeonato de la Isla Balear fue en 2009, ya que a partir de entonces empezaron las sucesivas intervenciones quirúrgicas. Este año, la operación llevada a cabo en abril en Madrid no fue de alto riesgo, sino para suplantarle la prótesis en la rodilla derecha que le fue implantada el 3 de junio de 2011 para «restaurar la alineación anatómica y mejorar la estabilidad de la rodilla y la función articular», según explicó el parte médico del hospital La Moraleja. Don Juan Carlos se ha dedicado desde entonces a cumplir con un intenso plan de rehabilitación con el fin de estar preparado para, como dice últimamente en su círculo más íntimo, «dedicarse a la verdadera pasión de su vida».

Si todo continúa según el plan inicial, y la Casa del Rey no decide impedir la escenificación de sintonía entre ambos Reyes en una estrategia de desvincular al Ex Jefe del Estado con Don Felipe para no perjudicar a la Corona, el Rey Juan Carlos competirá en un velero Swan 50, barco que sustituirá al Aifos, ya que éste tiene 22 años de antigüedad, por lo que no está preparado para competir con el resto de embarcaciones modernas. Aifos significa Sofía al revés.

Lo cierto es que frente al revuelo producido por la publicación de las grabaciones, el ex Jefe del Estado tenía organizado un verano de lo más deportivo y placentero, ya que al término de esta edición estaba por confirmar su asistencia al campeonato de tenis en Wimbledon para apoyar a Rafa Nadal.

Las últimas publicaciones pretenden ser un disparo contra la imagen de unidad familiar que la Corona llevaba reflejando en los últimos tiempos, y Marivent, lugar de veraneo de la Familia Real, es el escenario perfecto: familia, deporte, ambiente distendido, vistosas recepciones. Para empezar, esta Semana Santa Don Juan Carlos había decidido acudir junto a Doña Sofía y los Reyes a la tradicional misa de Pascua en Palma, de la que se había ausentado en los últimos años, aunque, paradójicamente, luego las cosas no se sucedieran según lo deseado, a tenor del episodio entre Doña Letizia, la Reina Emérita y la polémica foto con la Princesa de Asturias y Doña Sofía.

La última vez que Familia Real y Familia del Rey protagonizaron una foto conjunta en Palma fue en el verano de 2016, durante, como es habitual, una cena. Al plan, además de los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, se apuntó la Infanta Elena con sus hijos. No obstante, el padre de Felipe VI apenas «duró» en la isla y pronto puso pies en polvorosa. El año pasado ni siquiera estuvo, ya que en la «foto/cena» solo figuró la Reina Sofía, además de los Reyes, aunque con todos sus nietos, incluidos los del matrimonio Urdangarín. Su marido cambió Palma por su reducto de felicidad, las aguas y cocinas de Sanxenxo. ¿Habrá foto completa este año?

Últimas noticias