MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado

Andrea Levy: «Ojalá pudiera tomarme una caña con todos los españoles»

Entrevista a la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP: «La política no es sólo telegenia e imagen; yo paso muchísimas horas en el despacho aunque se vea menos»

  • Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP / / Foto de Miquel González
    Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP / / Foto de Miquel González

Tiempo de lectura 8 min.

06 de agosto de 2018. 05:59h

Comentada
C.S. Macías 5/8/2018

ETIQUETAS

Cosmopolita, catalana y del PP. Inconformista, hiperactiva y combativa. Cree en la política desacomplejada que saca los despachos a la calle. Pertenece a la generación de jóvenes entrenados en la contienda de las tertulias televisivas. Le gusta dibujar, aunque confiesa que era más de retratos. Tiene amigos de todos los signos políticos y dice que si para cumplir con el proyecto de Casado «el día tiene que tener 36 horas, las tendrá».

¿Qué hace cuando no está en modo política?

Me gusta mucho ir al mercado, comprar, hacer platos de cocina más desarrollados y comer bien. Durante las jornadas de trabajo como mal y deprisa. Tengo mucha afición por la música, los conciertos y por la lectura.

Si se presentara a un concurso, ¿temería al veredicto de Jordi, Samantha o Pepe?

Creo que sacaría buena puntuación.

¿El PP tiene ahora rock and roll?

Creo que tenemos mucho ritmo en estos momentos porque venimos con muchas ganas, sobre todo de gustar mucho a una mayoría de españoles. Vamos a hacer el «hit» del momento.

¿Por qué se metió en política?

Básicamente por la cuestión de Cataluña. En 2012, cuando hay el primer acuerdo de ERC y CiU, estaba en el despacho de abogados y me hervía la sangre de ver cómo el discurso independentista estaba calando en una mayoría, vendiendo sus mentiras y manipulaciones.

¿Le han dado algún consejo?

Irme a dormir con la conciencia tranquila.

¿Tiene el carné de Tabarnia?

Yo creo que es un movimiento que responde con humor a las mentiras independentistas y creo que a los independentistas hay que tomárselos con humor porque lo que hacen es puro esperpento.

Nueva ejecutiva popular y ocupa el mismo cargo. ¿Es de las de «virgencita que me quede como estoy»?

Agradezco que vuelvan a confiar en mí esa tarea y espero hacerlo mejor que la anterior o superar a la anterior etapa en la que ejercí esas responsabilidades. En un año electoral que tenemos por delante vaya el trabajazo que me ha encomendado el presidente Casado.

¿Se ha tenido que poner el chaleco antibalas en esta pugna por el liderazgo?

Yo lo que necesito siempre es arremangarme y ponerme manos a la obra. Lo importante siempre es tener ganas de trabajar, ilusión. No hacemos oposición interna, se la hacemos al PSOE y lo va a notar mucho a partir de ahora.

¿Qué tal lleva el fuego amigo?

Pues soy muy despistada para eso, nunca me doy cuenta. Creo que siempre se consiguen más cosas con una sonrisa que llevándose mal.

¿En qué revolución estamos ahora?

En la de que vamos a convencer a una mayoría de españoles en que el PP es el que mejor defiende sus anhelos y sus intereses frente a una izquierda en el poder, hipotecada por los independentistas y que solo quiere fracturar a la sociedad y dividirla entre buenos y malos.

Al equipo de rugby les instruyó la escuela de guerra en resistencia, cohesión de grupo y capacidad de respuesta. ¿A ustedes?

En la de pico y pala, de trabajar mucho y de que nada cae del cielo. Me faltan horas del día para visitar pueblos de España. Ojalá me pudiera tomar una caña con todos los españoles.

¿A usted qué le parece el color amarillo? ¿Tiene mucho en su fondo de armario?

Lamento que en Cataluña se haya querido uniformar a la gente para dividirnos entre buenos y malos. Me gusta más el multicolor que el amarillo, la verdad.

¿«Integración» sería la canción del verano o un plato de estrella Michelin?

La integración ya ha sucedido y es un equipo que ha contado con todos. La canción del verano va a ser «el PP ha vuelto».

Si esto fuera la «Guerra de las galaxias». ¿Quién estaría en el lado oscuro?

El PSOE que llegó al Gobierno aupado por independentistas y populistas.

En qué órbita estamos ahora, la derecha, centro derecha...

Estamos reconquistando todo el terreno posible para hacer un partido de mayorías y de once millones de votantes.

¿Decoraría la sede del PP con los corazones y estrellas de Agatha Ruiz de la Prada?

Las estrellas y corazones siempre alegran, pero, sobre todo, abrir puertas y ventanas para que entre mucho aire fresco.

¿Sabe si ya existe algún cuaderno azul?

Azules y de todos los colores. Yo tengo uno, pero para apuntar reflexiones.

Realizó un curso de dibujo hace años. ¿Qué pintaba entonces?

Intenté dedicarme al arte, dibujar, pero no se me dio bien y mi reconversión fue la política, que también fue un arte.

¿Qué le gustaría pintar ahora?

En el 2020 el balcón de Génova celebrando la victoria.

Andrea Levy: «Ojalá pudiera tomarme una caña con todos los españoles»

¿Se haría independentista por amor?

No, por amor se hacen muchas cosas pero no eso. Mi amor por España es mucho mayor.

¿Se vive una realidad paralela en Cataluña?

Sobre todo es que están reconcentrados sobre ellos mismos. Como un cubito reconcentrado de cocina Maggi pero que en realidad no saben ver que la realidad no son solo ellos sino que es mucho más plural.

¿Usted en qué haría un referéndum?

Haría uno en todas aquellas cosas que los españoles deberían decidir por consenso y ganasen por mayorías. Cuestiones legales.

¿Es del patriotismos de balcón?

Me considero una patriota y hay que poderlo expresar sin complejos.

¿Se ve como un verso suelto?

No estoy de acuerdo con eso que decía Villalobos de que todos somos iguales. Creo que es bueno que haya matices.

¿Su cazadora vaquera es su talismán como la chupa de cuero de Sánchez?

Me siento muy cómoda. No sé si talismán, pero nos ha ido muy bien con ella.

¿En qué medio de transporte iría al FIB?

Al FIB como mejor se llega es andando y disfrutando el camino.

¿Qué le parece que estudiaran incluir en la RAE la palabra «machirulo»?

Así al lado podemos poner a alguien de Podemos, igual para ilustrarlo.

¿Tienen alguna fórmula para alejar el conjuro de Cs?

Ser nosotros mismos, ser reconocibles, y demostrar que somos un proyecto solvente, que no somos veletas demoscópicas y somos el partido de referencia en el centro derecha.

Rajoy solía decir «nosotros somos un partido que no nació ayer, que no se ha forjado en las tertulias». Andrea Levy viene de las tertulias... ¿Qué piensa de eso?

Hay que estar presente en todos los medios de comunicación y espacios para que los españoles conozcan con claridad nuestro mensaje, pero evidentemente la política no es solo telegenia ni solo imagen y yo me paso muchísimas horas en el despacho, aunque se me vea menos.

¿Qué fuerzas le van a tener que acompañar para su reconstrucción en Cataluña?

Mucho trabajo y seguir demostrando que cuando gobierna el PP en España los intereses de los catalanes constitucionalistas no se ponen en riesgo como cuando gobierna el PSOE, que lo primero que hace es hacer manitas con los independentistas o guiños.

¿Qué quería ser de mayor?

No descarto escribir una novela... La política da para ello. Podría mezclar realidad y ficción. Creo que por eso sigo vinculada a escribir, me gusta el poder de la palabra y la belleza que hay alrededor de la escritura.

¿QUÉ LLEVA EN LA MALETA?

Andrea Levy asegura que cuando hace el equipaje veraniego lleva «especialmente libros que no he podido leer durante el año porque las prioridades me han llevado a leer otros análisis y estudios». Además, asegura que «nunca llevaría cosas que me dieran disgustos».

Últimas noticias