• 1

Paula Echevarría, la elegancia y el estilo

Cumplir años manteniendo el espíritu joven es la tendencia de la mujer del siglo XXI y la actriz es un ejemplo de ello.

  • Paula Echevarría, la elegancia y el estilo

Tiempo de lectura 2 min.

03 de marzo de 2018. 04:34h

Comentada
3/3/2018

Las comparativas son odiosas y las opiniones, simplemente opiniones. Además, siempre que sean constructivas merecen respeto, como también que explique mi comentario sobre Paula Echevarría en «Cámbiame», programa en el que colaboro. «La considero una mujer estilosa, no elegante», fueron mis palabras, que tanta polémica han despertado. Aunque creo que ya zanjé el tema el jueves en televisión, quiero aclarar que lo que dije no debe ser considerado una crítica, sino una opinión objetiva y positiva que no debe sacarse de contexto. Considero que estilo y elegancia son dos conceptos distintos aunque relacionados entre sí, ya que no compiten sino que conviven en armonía. Marcar tendencia, defender los «looks» que uno elige y saber combinar marcas de lujo con básicos de precios accesibles es tener estilo. La elegancia, por su parte, no depende de la posición social, del éxito ni de la educación de una persona; tener clase es un don natural que en la mayoría de casos se va adquiriendo con la edad. El modo de mirar, de hablar, de saber escuchar, de estar sentados, de sonreír... Los movimientos del cuerpo crean estilo, lo que transforma a la mujer en elegante. Todos evolucionamos en el nuestro, puesto que las tendencias cambian, los cuerpos se estilizan y la madurez da lugar a que aprendamos a conocernos mejor y saber qué prendas nos sientan mejor.

«Fashionista» con estilo

Es el caso de Paula Echevarría, cuya evolución de estilo ha ido a la par que el progreso profesional y personal. Los focos se pusieron sobre ella en 2006, cuando se casó con David Bustamante vestida de Rosa Clará. Los dos vestidos que lució se convirtieron en los más demandados por las novias. Ya marcaba tendencia. Más tarde, tras dar a luz a su hija, comenzó a trabajar su cuerpo, a cambiar su pelo rizado por una melena perfecta y a suavizar su anatomía.

Su gran cambio vino cuando cumplió 40 años. El uso de los accesorios, bolsos y calzado, son su fuerte. Echevarría es una «fashionista» con estilo. Jugar con la moda, adquirir confianza en uno mismo y arriesgarse es la mejor manera de defender un «look». Además, cumplir años manteniendo el espíritu joven es la tendencia de la mujer del siglo XXI y ella posee ambas características.

Últimas noticias