MENÚ
sábado 24 agosto 2019
10:26
Actualizado

El vaticinio andaluz: Vox estará por encima de los 40 diputados

Susana Díaz solicita a Pedro Sánchez no relajarse con las encuestas porque en Andalucía «ya nos pasó el 2 de diciembre» y perdió la Junta

  • Susana Díaz junto a Pedro Sánchez en el mitin de Jaén. Por la tarde, estaba previsto otro en Córdoba / Foto: Efe
    Susana Díaz junto a Pedro Sánchez en el mitin de Jaén. Por la tarde, estaba previsto otro en Córdoba / Foto: Efe
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

30 de marzo de 2019. 21:10h

Comentada
M. González Q.  Sevilla. 31/3/2019

En torno a 30 diputados le dan las encuestas más optimistas a Vox. Susana Díaz ya conoce en primera persona la incertidumbre que genera una formación sin pasado, prácticamente, con el que comparar resultados y sin gestión que ponderar. El pálpito en San Vicente difiere de las encuestas, en base al rumor de la calle. «Han entrado hasta en barrios donde a los partidos de toda la vida nos cuesta entrar», apuntan fuentes del entorno socialista. Cuando Susana Díaz nombró a Vox en el debate electoral andaluz, abriendo la veda informativa con ello –al nombrarlo dio cobijo mediático a un fenómeno que se expandía por redes y mensajería instantánea–, la secretaria general ya sabía –en contra de las encuestas y de los asesores áureos, con alguna honrosa excepción– que Vox se iba por encima de los nueve diputados en Andalucía. Las encuestas le daban tres o cuatro. Finalmente fueron 12. Díaz los nombró con conocimiento de causa y olfato, como se vislumbró a toro pasado. Ahora avisa a Pedro Sánchez, con el que repitió mitin ayer en Jaén y Córdoba –ya van tres veces esta precampaña, de lo que, como con las listas, la secretaria general del PSOE-A también «toma nota» de cara a futuros resultados–, pidiendo al presidente que el partido no se relaje con las encuestas porque en Andalucía «a nosotros pasó el 2 de diciembre» y es que mientras «la derecha se moviliza, la izquierda se relaja». La previsión andaluza es que Vox pasará de los 40 diputados en el Congreso.

El caladero de votos de Vox sería Cs, según estos vaticinios y dado el viraje y el refuerzo del mensaje de una derecha «fuerte» por parte del Pablo Casado, más el efecto llamada antes la posible victoria de Sánchez. En ese contexto se explica el retorno de Aznar como guía y los mensajes de «a mí no me dicen mirando a la cara 'derechita cobarde'», el mensaje sobre el aborto o la aplicación inmediata del artículo 155 en Cataluña. El PP trata de suturar la herida por su derecha. Díaz ya ha aconsejado a Rivera un pacto con el PSOE. Cs insiste en que no van a pactar. Esta semana, Inés Arrimadas señaló en Sevilla que «Pedro Sánchez y un PSOE podemizado» son «un peligro» para la Nación. El aumento de Vox tendría otro efecto: el riesgo de «sorpasso» –sólo en escaños y/o votos, ya que no se mueven en el mismo espectro ideológico aunque tengan rasgos comunes en cuanto a las estrategias populistas– a Podemos. En tanto las encuestas se confirman, los partidos siguen estirando la precampaña ante el parón en Semana Santa. Díaz recordó que «falta menos de un mes para darle a Pedro la mayoría que necesita para cuidar el país» e hizo múltiples llamadas a la participación y movilización para impedir que se vuelva a repetir lo ocurrido en Andalucía donde el PSOE no consiguió una mayoría suficiente de votos y donde el «efecto Vox» desequilibró la balanza.

Últimas noticias