MENÚ
lunes 14 octubre 2019
10:13
Actualizado

Empate afortunado e inútil (0-0)

Pésimo partido del Betis frente a un Osasuna que lo superó en intensidad y fútbol pero que se estrelló con su propia falta de puntería y con las paradas de Joel Robles.

  • El jugador de Osasuna Rubén García se lleva la pelota ante Marc Bartra, defensa del Betis
    El jugador de Osasuna Rubén García se lleva la pelota ante Marc Bartra, defensa del Betis /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

20 de septiembre de 2019. 23:16h

Comentada
Lucas Haurie 20/9/2019

ETIQUETAS

Que este Betis 19-20 no arranca, con independencia del pírrico punto sumado en El Sadar, era una evidencia a la media hora del partido contra el Osasuna, un rival modestísimo que superó sin discusión a los de Rubi y que no ganó porque sus delanteros estuvieron cegados y porque Joel Robles realizó un par de buenas paradas. El entrenador puede empezar a ver sogas alrededor de su cabeza si no gana el martes.

Empezó bien el Betis o, lo que es o mismo, empezó bien Fekir quien, hoy por hoy, es la luz que los ilumina. Un disparo del francés estuvo a punto de sorprender a Rubén al poco de empezar pero esa puesta en escena ilusionante se diluyó enseguida en ese halo de desidia que empaña este inicio de temporada. Tanto es así, que el mejor del primer tiempo fue un Joel Robles felino para corregir un error suyo en la salida del balón y providencial para, pasada la media hora, sacar con el pie un mano a mano de Ávila en un contragolpe en superioridad numérica.

En el córner subsiguiente, Emerson salvó un gol bajo los palos y se volvió a animar el Betis en los estertores del primer tiempo, cuando Juanmi cabeceó desviado por poco un buen centro de Pedraza. Fue un espejismo, porque Ávila estrelló un remate en el larguero nada más reanudarse el juego.

Rubi quiso animar a su alicaído equipo sacando a Joaquín para el tramo final pero los navarros seguían apretando y David García perdonó un remate franco a la salida del enésimo córner rojillo. En los minutos finales, retirado con molestias Fekir y producido el debut del prometedor Ismael, el Betis se limitó a rezar para llevarse al menos un puntito que, a decir verdad, de poco le sirve y menos consuela a su gente. Asombra lo poco que produce en ataque con el talento que acumula arriba.

Últimas noticias