MENÚ
martes 20 noviembre 2018
10:52
Actualizado
  • 1

Núñez descarta que la «mediación» de Rivas en unas ayudas de los ERE sea delito

Archiva lo actuado contra el ex delegado de Empleo en Sevilla y un ex diputado del PSOE-A en la pieza de Fundiciones Caetano

  • En la imagen, el ex delegado de Empleo de la Junta en Sevilla, Antonio Rivas
    En la imagen, el ex delegado de Empleo de la Junta en Sevilla, Antonio Rivas
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de marzo de 2018. 21:06h

Comentada
Sevilla. 10/3/2018

El ex delegado de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, ya fue liberado por el Tribunal Supremo de la losa del «caso Mercasevilla» y asiste ahora a cómo la de los ERE se deshace como brumosa gelatina. El ex cargo de la Junta medió en las cuantiosas ayudas públicas que recibió la empresa Fundiciones Caetano y así consta en el sumario de la «macrocausa». De hecho, dictó resoluciones e informes «con conocimiento de la financiación pública de las pólizas concertadas por la empresa» y se le imputó un presunto delito de malversación y otro de prevaricación. Si bien, ahora para la instructora de la «macrocausa», María Núñez, «resulta evidente que ningún indicio de criminalidad puede deducirse de la participación» de Rivas en la tramitación del ERE de esa entidad, «de forma que las posibles irregularidades» no afectan a aquél, «sino a la concesión de ayudas sociolaborales».

En auto, fechado el 6 de marzo, al que tuvo acceso LA RAZÓN, la jueza atiende la petición de la defensa del ex delegado de Empleo y decreta el sobreseimiento provisional de lo actuado contra él en relación a los fondos públicos que recibió Fundiciones Caetano. «Rivas realizaba una actuación, según nos consta, digamos de mediación, de puesta en contacto del ciudadano con la dirección general, y en algunos casos de recepción y mero transmisor de documentación, careciendo de competencia alguna en el otorgamiento o tramitación de las referidas ayudas», sostiene Núñez en su resolución.

Idéntica suerte ha corrido el ex asesor de la Dirección General de Trabajo de la Junta y ex diputado autonómico del PSOE, Ramón Díaz, a quien se le acusaba de los mismos delitos, en su caso por haber intervenido en «reuniones sobre la situación de la empresa con indiciario conocimiento de las irregularidades existentes en la financiación pública de las pólizas contratadas» por la misma. La instructora lo saca también de la causa. Se alinea con su defensa y argumenta para hacerlo que Díaz «carecía de facultades decisorias».

Tres fuera de la pieza de HITEMASA

En otro profuso auto con alguna reiteración, la magistrada se ha agarrado al que comienza a ser un mantra, los enjuiciados en la pieza política no pueden volver a serlo en el resto de bloques, para excluir al ex consejero Antonio Fernández, al ex viceconsejero Agustín Barberá y al ex director general de la agencia IDEA Jacinto Cañete, de una de las primeras separatas del «macroproceso»: la centrada en las hasta seis ayudas sociolabores que el Gobierno andaluz dio a Hitemasa.

A la jueza le traiciona el «corta y pega»

Hay autos con nervio y otros que no lo tienen. La jueza María Núñez rubrica uno con el que ha excluido al ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero de la pieza de los ERE que gira en torno a la empresa Valeo Iluminación, conformado por once páginas y en el que el «corta y pega» ha juzgado una mala pasada a la magistrada. En varios de los folios alude a datos ligados a la sociedad Hotel Málaga Palacio (Homasa), pese a tratarse de las diligencias sobre Valeo.

Últimas noticias