MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
10:33
Actualizado
  • 1

Iceta reivindica asumir «riesgos» en la «operación deshielo» con la Generalitat

El líder del PSC saca pecho del cambio de «perspectivas» en las relaciones desde que ha llegado Sánchez a la Moncloa

  • El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ayer en su intervención ante el Consell Nacional en la sede de los socialistas catalanes
    El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ayer en su intervención ante el Consell Nacional en la sede de los socialistas catalanes
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de julio de 2018. 10:07h

Comentada
J. Gallego.  Barcelona. 15/7/2018

Aunque la «operación deshielo» entre el Govern de Quim Torra y el Gobierno de Pedro Sánchez se encuentra todavía en una fase incipiente, lo cierto es que ambos ejecutivos parecen determinados a rebasar algunos límites para evitar un fiasco parecido al que cosecharon los anteriores gobiernos presididos por Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. En la reunión del lunes entre Sánchez y Torra ya se atisbaron algunos elementos que invitaron a alimentar cierta esperanza para el desbloqueo, como la disposición a dialogar de todo, algo por lo que ayer el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, exhibió su «orgullo» ante el Consell Nacional de los socialistas catalanes y reivindicó asumir «riesgos».

El ministro en la sombra del Gobierno de Sánchez se mostró exultante por el cambio político en España, que ha permitido a un socialismo en horas bajas recuperar poder institucional, y sacó pecho del cambio de «perspectivas» que ha suscitado en las relaciones entre el Estado y la Generalitat. Para Iceta, no debe haber margen para el temor ante el reto del independentismo y se debe afrontar con diálogo y asumiendo «riesgos» en pro del «beneficio común», aunque no concretó cuáles. El líder socialista se remitió a la Ley para encontrar cauces de negociación y advirtió al Govern que no «hay término medio» para dar salida al conflicto político: «o se juega al acuerdo o se juega a la ruptura». «Nosotros nos vamos a centrar en las cuestiones que afectan al día a día de la gente. Lo demás nos parece un insulto», afirmó, en alusión a dar protagonismo a asuntos como el paro en detrimento del «procés». «Espero que las discrepancias de fondo no impidan avanzar en la solución de problemas concretos», deseó.

En todo caso, Iceta se mostró comprensivo con el contexto de desconcierto en el que se encuentra sumido el independentismo tras la frustración que han supuesto los reveses de los últimos meses. Asimismo, reclamó que los procedimientos judiciales abiertos contra los líderes separatistas no interfieran en las relaciones entre gobiernos. «La justicia debe tomar las decisiones que a la justicia le corresponde», afirmó y añadió que el secesionismo no debe supeditar el diálogo a la resoluciones judiciales. «Sería muy curioso que, tras haber criticado la judicialización de la política, ahora sean ellos quienes judicialicen la política», reflexionó, después de que en las últimas horas se hayan intensificado las presiones del independentismo para que la Fiscalía retire las acusaciones penales contra sus líderes.

Últimas noticias