MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
11:10
Actualizado

Una buena noticia

  • Una buena noticia

Tiempo de lectura 2 min.

19 de mayo de 2019. 21:28h

Comentada
Víctor Fernández.  19/5/2019

En los últimos años, Barcelona ha despertado de una crisis que provocó el cierre de algunas librerías, un hecho dramático para una ciudad con vocación literaria. De esas cenizas han surgido nuevos establecimientos que son algo más que el punto de encuentro de las novedades editoriales. Hablamos de tiendas que dinamizan calles, que permiten que sus vecinos puedan acceder a propuestas culturales que parecían alejadas del barrio.

Por eso, cada vez que se abre una librería es una buena noticia. Si, además, esa librería está especializada, la cosa ya va camino de convertirse en acontecimiento. El pasado sábado se presentó oficialmente, aunque llevaba ya unas semanas en funcionamiento, Lata Peinada, en el Raval. Se trata de una librería centrada en la literatura latinoamericana y que combina tanto lo que publican sellos de aquí como aquellos que vienen del otro lado del charco, especialmente de Argentina, como Mansalva, Eterna Cadencia o Adriana Hidalgo. A ello se le suma una golosa sección dedicada al libro antiguo, con primeras ediciones de autores como Julio Cortázar, Alejandra Pizarnik o Silvina Ocampo, o esas joyas cartoneras de César Aira.

Que un hogar de libros, un punto de encuentro entre lectores, autores y libreros se ubique en un barrio como el Raval, en la pequeña calle de la Verge, es algo digno de ser reseñado. Hablamos de un barrio que ha sido, por desgracia, sinónimo de una dejadez institucional notable. La única manera de acabar con esa impresión es introducir grandes dosis de cultura. Poder ir a Lata Peinada y acceder por primera vez algunas de las buenas cosas que se publican en Argentina, Colombia o Chile es algo estupendo. Y, además, tienen calcetines con la efigie de Cortázar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs