MENÚ
jueves 18 octubre 2018
22:11
Actualizado
  • 1

Cuando el Moisés fue primer premio

En 1944, Regino Mas Marí obtuvo el primer premio de la Sección Especial por su «Moisés»

La falla se denominaba realmente «La llei de l'embut» y se plantó en la plaza del Mercat

  • La Comisión fallera del Mercat tras recoger el primer premio, se fotografía en la puerta del Ayuntamiento
    La Comisión fallera del Mercat tras recoger el primer premio, se fotografía en la puerta del Ayuntamiento
VALENCIA.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de abril de 2013. 22:31h

Comentada
VALENCIA. 14/4/2013

ETIQUETAS

Emular al gran Miguel Ángel puede ser el sueño de cualquier artista. Hacerlo mediante una de sus principales obras -hay quien dice que la mejor- debe estar reservado para grandes maestros.

Manolo García deberá demostrar si es capaz de hacerlo el próximo mes de marzo en la plaza del Ayuntamiento. El Moisés será la próxima falla municipal y se construirá con varillas de madera, al igual que el Caballo de Troya que este año ha plantado en la falla Na Jordana.

Otros ya demostraron que sabían hacerlo. Regino Más plantó en 1944 un Moisés en la plaza del Mercat, frente al Mercado Central y la Lonja de Valencia.

Aquella obra quedó, sin duda, en la retina de todos los valencianos que la vieron a mediados del siglo XX; y que hoy es posible recordar gracias al inmenso archivo de la saga de fotógrafos Vidal. Por ella recibió el primer premio de la Sección Especial, que la comisión recogió en el Salón de Cristales del Ayuntamiento de Valencia. Las mujeres vestidas de valencianas, y los hombres, de particular. En aquella época el hombre no lucía galas, eso vendría después.

No ha sido la única vez que la obra de Miguel Ángel ha ardido en la calles de Valencia durante las Fallas. Vicente Agulleiro realizó unos moldes que luego fueron utilizados por otras comisiones, entre ellas, por la que se plantó en la localidad natal de Regino Mas, Benifaió para conmemorar los cuarenta años del fallecimiento del artista.

Regino Mas murió en 1968 después de caer de un andamio en su taller en la Ciudad del Artista Fallero del barrio de Benicalap.

Esta desafortunado accidente hace que la fotografía que se muestra en esta página del artista sobre un andamio, precisamente en su obra el Moisés, tenga un valor aún mayor si cabe. Viendo el andamiaje no es difícil pensar que ocurrieran accidentes.

Mas fue encarcelado tras la Guerra Civil porque algunos mandatarios de la época no entendían su tono satírico, propio de la fiesta. Cuando cumplió la condena impuesta de seis meses, el artista fue miembro fundador del Gremio Artesano de Artistas Falleros y a iniciativa suya se creó el Museo Fallero, donde exponer el ninot indultado de cada año.

El Moisés de García no deja de ser, pues, un homenaje a Mas.

Últimas noticias