MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
01:33
Actualizado

Familiares de bebés robados prevén denunciar a la Fiscalía

  • Praxe Maxia vio a su hija viva tras el parto. Le dijeron que murió y que la habían enterrado en una fosa común.
    Praxe Maxia vio a su hija viva tras el parto. Le dijeron que murió y que la habían enterrado en una fosa común.

Tiempo de lectura 4 min.

31 de julio de 2013. 21:09h

Comentada
31/7/2013

El abogado de SOS Raíces, una de las asociaciones que agrupan a familiares de «bebés robados», Enrique Vila, manifestó ayer a LA RAZÓN que tanto él como otras personas afectadas por las adopciones ilegales de bebés que se dieron por muertos, estudian muy seriamente denunciar a la Fiscalía Provincial de Valencia , dirigida por Teresa Gisbert, por el sistemático archivo de todas las denuncias que se presentan ante ese órgano y que casi nunca conlleva la exhumación para la comprobación del ADN.

«No podemos hablar de un archivo masivo, porque ya se cuidan ellos de hacerlo como un goteo, pero hay casos que claman al cielo».

Entre ellos, destaca Vila el de una persona que ni siquiera fue dada en adopción, sino que directamente fue inscrita en el Registro Civil como nacido de otras personas, simulando un parto. Esta persona vive, y también su padre, que denunció que «compró» a su «hijo» por una cantidad de dinero. Por lo pronto, el caso ya conlleva una falsedad en documento público, como es una inscripción falsa en el registro. Además, puede tratarse de un bebé robado, salvo que su madre lo diera voluntariamente. Este también ha sido archivado por la Fiscalía.

Vila reconoce que una exhumación cuesta tres mil euros y que no se debe conceder si el asunto no está claro «pero es que han archivado todo».

Ayer mismo también se conoció el archivo, por parte de la Fiscalía Provincial, de la causa de Praxe Maxia, la mujer que pide la exhumación de su hijo nacido en 1982, y de otro caso.

Según el informe del Ministerio Público, no hay indicios de delito y la actuación fue correcta. Sin embargo, Vila destacó que es curioso que los médicos «no se acuerden».

Praxe Maxia, que se encuentra acampada en la plaza de la Mare de Déu de Valencia, asegura que vio a su hija viva cuando nació, pese a que el bebé, al parecer, tenía serios problemas. Pero pide que lo exhumen y comprueben su ADN. También lo han archivado.

Enrique Vila manifestó su extrañeza por la actitud de la Fiscalía. «Cuando nos reunimos en la comisión que creó la Conselleria de Justicia vemos a la Generalitat predispuesta a investigar. Sin embargo no vemos el mismo interés en la Fiscalía», y dijo que también se podía cometer prevaricación por incompetencia, sin que haya ningún otro motivo.

valencia- El abogado de SOS Raíces, una de las asociaciones que agrupan a familiares de «bebés robados», Enrique Vila, manifestó ayer a LA RAZÓN que tanto él como otras personas afectadas por las adopciones ilegales de bebés que se dieron por muertos, estudian muy seriamente denunciar a la Fiscalía Provincial de Valencia , dirigida por Teresa Gisbert, por el sistemático archivo de todas las denuncias que se presentan ante ese órgano y que casi nunca conlleva la exhumación para la comprobación del ADN.

«No podemos hablar de un archivo masivo, porque ya se cuidan ellos de hacerlo como un goteo, pero hay casos que claman al cielo».

Entre ellos, destaca Vila el de una persona que ni siquiera fue dada en adopción, sino que directamente fue inscrita en el Registro Civil como nacido de otras personas, simulando un parto. Esta persona vive, y también su padre, que denunció que «compró» a su «hijo» por una cantidad de dinero. Por lo pronto, el caso ya conlleva una falsedad en documento público, como es una inscripción falsa en el registro. Además, puede tratarse de un bebé robado, salvo que su madre lo diera voluntariamente. Este también ha sido archivado por la Fiscalía.

Vila reconoce que una exhumación cuesta tres mil euros y que no se debe conceder si el asunto no está claro «pero es que han archivado todo».

Ayer mismo también se conoció el archivo, por parte de la Fiscalía Provincial, de la causa de Praxe Maxia, la mujer que pide la exhumación de su hijo nacido en 1982, y de otro caso.

Según el informe del Ministerio Público, no hay indicios de delito y la actuación fue correcta. Sin embargo, Vila destacó que es curioso que los médicos «no se acuerden».

Praxe Maxia, que se encuentra acampada en la plaza de la Mare de Déu de Valencia, asegura que vio a su hija viva cuando nació, pese a que el bebé, al parecer, tenía serios problemas. Pero pide que lo exhumen y comprueben su ADN. También lo han archivado.

Enrique Vila manifestó su extrañeza por la actitud de la Fiscalía. «Cuando nos reunimos en la comisión que creó la Conselleria de Justicia vemos a la Generalitat predispuesta a investigar. Sin embargo no vemos el mismo interés en la Fiscalía», y dijo que también se podía cometer prevaricación por incompetencia, sin que haya ningún otro motivo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas