MENÚ
domingo 13 octubre 2019
20:11
Actualizado

La leche materna y el aumento de peso

Algunos pediatras recomiendan recurrir a la leche de fórmula para que el bebé aumente sin tener en cuenta las propiedades únicas de la lactancia materna

  • La leche materna y el aumento de peso
    /

    La Razón

Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de junio de 2019. 20:36h

Comentada
Cintia Borja Enfermera, consultora lactancia materna certificada IBCLC.  Valencia. 22/6/2019

Tengo un bebe de 4 meses que hasta el momento ha sido alimentado con lactancia materna exclusiva (LME). En la última visita realizada al pediatra, me ha aconsejado sacarme leche y suplementarlo con cereales sin gluten, o introducir algún biberón de leche de fórmula. Me encuentro en un conflicto y un dilema. Según el pediatra, mi bebe está un poco estancado en el peso, mide 63 centímetros y pesa 6,440. He ido pesando a mi bebé y ha habido semanas que no ha ganado peso (aunque tampoco perdido). Lo cierto es que yo veo sano a mi hijo, se ríe, moja pañales, las heces son líquidas y cada dos o tres días, duerme, y parece satisfecho. He intentado extraer leche con mi sacaleches y no consigo ni una gota. Sin embargo, cuando me aprieto el pezón con mis manos salen varios chorros de leche con facilidad. Tengo otra niña de 22 meses a la cual amamanté con LME hasta los seis meses y después fui introduciendo otros alimentos. Se destetó sola cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo. Me gustaría poder hacerlo así también. Me siento muy insegura. ¿Podéis darme algún consejo?

Lo primero, felicidades por tu lactancia exclusiva de 4 meses. La situación que planteas no es inusual. Parece habitual que cuando no hay problemas y la madre disfruta de la lactancia y el lactante crece sano y feliz, hay que rizar el rizo con los percentiles de peso, que dicho sea de paso no son más que una forma de describir unos valores amplios de medidas que van desde el 3 hasta el 97. En donde el valor del percentil 50 es la media. Desconozco el percentil que tenía tu bebé en las revisiones anteriores al pediatra. Pero según su edad (4 meses), con el peso y la talla que indicas, conforme a las gráficas de la OMS, tu bebé está en un percentil 75 de talla y en un 50 de peso (nada despreciable por cierto).

En mi modesta opinión tu bebé no necesita otra leche más que continuar con la que ha estado tomando, considerando que la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los 6 meses. Es a partir de esta edad, cuando se recomienda añadir otros alimentos para complementar, no sustituir a la leche materna, recomendando prolongarse esta hasta los dos años o más. Lamentablemente, sigue habiendo profesionales que no están actualizados en lactancia ni en alimentación infantil. Afortunadamente, cada vez somos más los sanitarios que nos preocupamos de renovarnos y no nos mantenernos en el uso de protocolos obsoletos que nada tienen que ver con las recomendaciones de expertos y la evidencia actual.

En relación a la recomendación de tu pediatra de introducir los cereales especiales para bebés, decirte que, aparte de que no suelen gustar a la gran mayoría de lactantes alimentados exclusivamente al pecho, estos además, llevan aditivos (sacarosa, aromas de vainilla, etcétera) que son poco recomendables. Así mismo, no parece lógico obligar o acostumbrar al lactante a este tipo de alimento, para más adelante ofrecérselos de otra forma (arroz, trigo, maíz, tapioca, quinoa). ¿No es más razonable dárselos de entrada a partir de los seis meses? Momento en el que, sin lugar a dudas, ya puede tomarlos. Las papillas de cereales para bebés, ciertamente engordan más, porque tienen más calorías que la leche materna. Pero cuidado, su valor nutricional es muchísimo más pobre. Contienen menos cantidad de proteínas, vitaminas, minerales, sobre todo hierro, que, a pesar de estar adicionados con hierro, es de inferior absorción al de la leche materna.

Con los datos que me proporcionas, no tiene sentido en tu caso sustituir leche de fórmula por leche materna, con lo que le estarías ofreciendo al bebé un alimento de peor calidad y con un valor energético similar.

La leche materna aporta unas 70 Kcal por cada 100 ml y la leche de formula entre 60 y 70 Kcal por 100 ml.

Pero además, la leche de fórmula tiene más proteínas que la leche materna cuya concentración es de 0,9 gramos de proteínas por cada 100 ml frente a la leche artificial, que según la marca aporta entre 1,2 y 1,8 gramos por cada 100 ml. Los riñones del lactante no están completamente desarrollados para digerir tanta cantidad de proteínas, a la vez que un menor contenido proteico es un factor importante para prevenir problemas de obesidad en el futuro.

La ambición de los fabricantes de leches de fórmula es conseguir equiparar sus leches a la cantidad de proteínas de la leche materna.

En mi opinión, el pediatra te está diciendo que cambies un alimento sano por comida «junk food».

La leche materna es el nutriente más completo entre todos alimentos que existen, es el único capaz de satisfacer las necesidades nutricionales del niño por lo menos hasta los 6 meses de edad. Es injusto que no tenga más defensores. Mi recomendación, es que continúes con la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, porque cada niño tiene un ritmo de crecimiento y los alimentados con leche materna no son diferentes en este tema, los hay más altos más bajos, más gordos y más delgados, lo destacable es que no hay alimento mejor para proteger su salud.

Por último añadiría, olvídate del sacaleches. Ese aparato no tiene nada que ver con tu bebé, o ¿acaso tú abrazas o le das besos al sacaleches?

Pueden enviar sus preguntas a
consultalactancia@larazon.es

Últimas noticias