MENÚ
martes 12 noviembre 2019
02:20
Actualizado

Votos de PSPV y Compromís dan luz verde a la subida salarial del gerente de la EMT

Grezzi se niega a dimitir mientras Ribó cree que aún es «demasiado pronto» para determinar responsabilidades por el robo de cuatro millones de euros

  • El concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la empresa pública, Giuseppe Grezzi, esta tarde tras su salida del Consejo de Administración de la EMT
    El concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la empresa pública, Giuseppe Grezzi, esta tarde tras su salida del Consejo de Administración de la EMT
Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de octubre de 2019. 19:42h

Comentada
R.Peiró Valencia. 7/10/2019

La EMT de Valencia ha aprobado esta tarde, gracias a los votos de los socialistas y Compromís, la subida de sueldo de su director gerente de 70.000 a 75.000 euros en pleno escándalo por el fraude y robo de cuatro millones de euros que han ido a parar a una cuenta en Hong Kong.

La subida, pese a haber estado pactada con los afectados (se incluye también a un director adjunto y a una encargada del personal de prensa) podía haber sido aplazada hasta conocer las conclusiones del grupo de trabajo que investiga el pufo, tal y como pedían los grupos de la oposición, y hasta saber qué papel han jugado no solo los gestores, sino también si debe haber responsabilidad política por el agujero financiero.

No obstante, el concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la empresa pública, Giuseppe Grezzi, rehusó responder a esta cuestión y se limitó a recordar que los anteriores directores gerentes del ente público en la etapa del PP cobraran mucho más que el actual.

Tampoco cree el edil que tenga que dimitir por lo sucedido - «No. En ningún momento me lo he planteado». El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha sido muy tibio en la defensa del concejal. En una entrevista a Cadena Ser, Ribó consideró que es «demasiado pronto» para «determinar el tipo de responsabilidades porque se está al principio de un proceso» y hay tres investigaciones abiertas, la policial, la judicial y la propia de la EMT.

Con todo, y pese a que ha dicho sentirse respaldado por el alcalde «en todo momento», los comentarios que el italiano vertió este fin de semana en las redes sociales hacen pensar que no siempre fue así. «Viendo el panorama, a uno casi le dan ganas de tirar la toalla», o «No termina uno de acostumbrarse a tanto cinismo, venganzas, deslealtades e hipocresía», o «Hay silencios que hacen un ruido ensordecedor», o «Nunca estamos vacunados del todo contra la cobardía, el cinismo y la hipocresía», son algunas de las perlas con las que Grezzi se despachaba.

Con ciertos matices se han pronunciado también los socios de gobierno de Compromís. El representante del Partido Socialista en el Consejo de la EMT, Ramón Vilar, ha admitido que la subida salarial en este momento «es una mala coincidencia». Los socialistas no se quieren pillar los dedos en un asunto tan oscuro como escandaloso, así que pedirán al secretario de la EMT un informe que determine si los consejeros que han apoyado el nuevo organigrama podrían tener alguna responsabilidad en el caso de que la directiva de la empresa se viera salpicada en este escándalo.

Acuerdos «lesivos para el interés público»

Los consejeros del PP en el Consejo de administración de la EMT impugnarán los acuerdos adoptados hoy en el Consejo porque pueden ser «lesivos» para el interés público. Han indicado que los contratos de alta dirección se aprobaron mediante procedimientos que «no respetan» los principios de igualdad, publicidad, concurrencia y no discriminación, y consideran que deberían haberse convocado concursos públicos.

Últimas noticias