MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
00:38
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

13:17 horas. Se pierde el rastro de Alenka

Se dirigía al Museo del Prado cuando desapareció hace 10 días. La joven, alemana de 15 años, quería volver a visitarlo antes de viajar a Italia con su madre

  • Alenka Yumara, a las puertas de la estación de Metro de Retiro, en una de sus últimas imágenes antes de que se perdiera su pista / Foto cedida por la familia
    Alenka Yumara, a las puertas de la estación de Metro de Retiro, en una de sus últimas imágenes antes de que se perdiera su pista / Foto cedida por la familia

Tiempo de lectura 5 min.

03 de agosto de 2018. 15:31h

Comentada
J.V. Echagüe 3/8/2018

ETIQUETAS

Es martes, 24 de julio. El reloj marca las 13:17 horas. Alenka Yumara, de 15 años, sale del alojamiento en el que se encuentra junto a su familia, en la zona de Atocha: ya lo había visitado con anterioridad, pero quiere ver el Museo del Prado por última vez. Fue a esa hora, y en esos pocos metros que la separaban de la pinacoteca, donde su pista se pierde. Como si se la hubiera tragado la tierra. Hoy se cumplen 10 días de su desaparición.

Su familia, originaria de Alemania, llevaba en nuestra ciudad desde el pasado domingo 15. Además de hacer turismo, la intención es que Alenka Yumara perfeccionara su castellano. «Seguimos sin tener ninguna noticia de ella», asegura la madre de la adolescente a LA RAZÓN. «Estoy desesperada, no tiene ningún sentido», añade.

La madre relata que el martes 25 a las 9:00 horas, apenas un día después de la desaparición de Alenka, la familia iba a coger un avión rumbo a Italia. De hecho, ambas «acabábamos de preparar las maletas». Su alojamiento no estaba lejos del museo, a pocos minutos. La menor no se llevó consigo el móvil. Se lo quedó su madre. Al parecer, ni ella ni los agentes han encontrado en sus mensajes o en sus redes sociales ninguna pista que les conduzca al paradero de la joven. Alenka no tenía amigos o conocidos en Madrid, por lo que descartan que quedara con alguien.

La desaparición Alenka Yumara ocurrió en una zona concurrida

La familia no da crédito a lo sucedido, entre otros motivos, por el hecho de que la desaparición se produjera en las horas centrales del día y en una zona tan concurrida, sobre todo en estas fechas debido a la afluencia de turismo. «Éso puede ser una ventaja y una desventaja», explica su madre. «Es un área de mucho tránsito, cierto, pero también, al haber entre tanta gente, alguien que viera a una niña sola ha sabido cómo acercarse a ella», explica la mujer.

La niña es una amante del arte. Le encanta pintar y dibujar. De hecho, una de las fotos compartidas por la familia es de Alenka Yumara en el Museo Sorolla. Sin embargo, la familia señala otros sitios que le gustaron y a los que podría haber acudido, siempre dentro del área: la estación de Atocha, concretamente donde se encontraba el estanque de tortugas, y también el Jardín Botánico.

La noticia de la desaparición de Alenka fue difundida en redes sociales por la Policía Nacional, que es quien lleva la investigación, y posteriormente fue retuiteada por la Guardia Civil. «Alenka Yumara tiene 15 años y ha desaparecido en Madrid. Mide 1,55, pesa 50 kilos y habla español con acento inglés. Si la has visto, por favor, informa: 091», rezaba el mensaje, acompañado de una imagen de la chica.

Desaparición Alenka Yumara

Fuentes de la Policía Nacional confirmaron a este diario que, efectivamente, la desaparición de Alenka Yumara se encontraba en investigación, pero que no podían adelantar ninguna información. La familia tampoco quiere dar detalles al respecto. Sólo afirmaron que «la Policía baraja varias posibilidades».

En todo caso, y ante la ausencia de novedades, la madre de la desaparecida se puso en contacto a través de Instagram con Paula Echevarría. ¿Su objetivo? Que la actriz, «influencer» de las redes sociales, difundiera el rostro de la joven a sus más de 2,3 millones de seguidores. Mientras llegue a más personas, mucho mejor. «Perdona que te haya elegido a ti para ayudarme (...) la forma tan desesperada que lo he hecho (...). Sólo por los hijos hacemos las madres cosas que no haríamos ni por nosotras mismas», le dijo la madre de la joven. «Acabo de recibir un mensaje de una madre desesperada por la desaparición de su hija (...) rezo para que aparezca sana y salva cuanto antes. ¿Me ayudáis a difundirlo?», escribió Echevarría. Después, otras personas conocidas como Chenoa o Carme Chaparro han colaborado en la expansión de la noticia. «Te deseo que todo sea positividad en tu vida. GRACIAS», respondió la madre.

Varias asociaciones de apoyo a las familias de desaparecidos se hicieron asimismo eco. Entre ellas SOS Desaparecidos y la Fundación Anar. Ésta última recuerda que cuenta con un Teléfono para Casos de Niños Desaparecidos: 116000. Se trata de un número armonizado en toda la Unión Europea para la atención de estas situaciones. Mientras, los teléfonos de contacto de SOS Desaparecidos para aportar cualquier información sobre el caso son el 642 650 775 y el 649 952 957. QSDGlobal e Inter-Sos son otras de las organizaciones centradas en este problema y que también han difundido el rostro de Alenka.

La familia aporta algunos detalles personales que podrían ayudar a encontrarla. Hacen hincapié en uno especialmente: la pequeña es zurda. «No utiliza para nada la mano derecha. Es importante, por si alguien la ve comer o pintar». Además de pintar y dibujar, a Alenka le encanta sacar fotos. «Es una fotógrafa genial por su capacidad de ver cosas que al resto nos pasan desapercibidas», dice su madre. Siempre lleva pendientes y pulseras –«son como una obsesión para ella»–. Además de los museos y las pinacotecas, su lugar favorito es «cualquier zona de un centro comercial o perfumería», concretamente la zona donde se encuentran «las muestras de colonias o perfumes, ya que colecciona las tiras de cartón» que suelen servir de muestra. «Se puede pasar horas enteras sin moverse de ahí: en aeropuertos, centros comerciales... en cualquier tienda». Aunque Alenka habla español, se desenvuelve sobre todo en alemán e inglés.

La familia detalla también que, habitualmente, suele sentarse con las piernas cruzadas. «Es su postura favorita. Se sienta así hasta para comer o estudiar», afirma su madre.

En el momento de su desaparición, la pequeña llevaba una camiseta amarilla. En su parte frontal tiene bordados unos peces pequeños, con otros detalles marinos, y también la palabra «Vigo» en negro. Llevaba unos «shorts» vaqueros –los mismos que viste en la imagen que acompaña a estas líneas, en la que posa frente al Museo Sorolla– y unas chanclas.

De las más de 6.000 personas que se encuentran desaparecidas en nuestro país, cerca de 300 casos se han dado en la Comunidad de Madrid. En líneas generales, por sexos, las denuncias corresponden en un 74,37% a hombres y un 22,43% a mujeres. En el 75,23% de los casos se trata de personas de nacionalidad española, mientras que un 24,77% son extranjeros. Por edades, el sector de 36 a 50 años, con un 28,97%, es el que registra un mayor número de casos, seguido del de mayores de 65 años, con un 27,10%. En lo que respecta a menores de edad, el Ministerio del Interior confirmaba este año que hay en torno una docena de pequeños en paradero desconocido.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs