MENÚ
viernes 19 julio 2019
01:12
Actualizado

Así se defendieron los candidatos

  • Foto: Rubén Mondelo
    Foto: Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 4 min.

26 de mayo de 2019. 23:46h

Comentada
Nuria PlatónJ.V. Echagüe 23/5/2019

José Luis Martínez Almeida_ PP: Al ataque y frente a todos

El aspirante al PP respondió a todas las alusiones, e incluso también aludió a sus aliados naturales, Ciudadanos, en referencia a que «tengan cuidado con los órdagos de Rivera, que dijo que el presidente de la Junta andaluza sería Juan Marín». A Carmena le preguntó: «¿No se cansa usted de realizar falsas promesas?», mostrando una información de LA RAZÓN en la que la alcaldesa aseguraba que en 2015 tendría un «Madrid limpio en tres meses». Criticó a los «colocados» por el clientelismo de la alcaldesa –«entre 500 y 600»–, cargó contra la escasa ejecución presupuestario –21 millones de los 210 fijados para las aceras– y recordó que, pese a Madrid Central, 22 de las estaciones de medición de contaminación ofrecieron peores datos en el primer trimestre del años.

Manuela Carmena_ Más Madrid: No supo rebatir el «todos contra mí»

A la alcaldesa madrileña se le vio el plumero cuando, nada más empezar, se olvidó de sus «participadarias» y afirmó que ella era independiente de partidos políticos y ha elegido a su equipo de gestión. Con los datos sobre la mesa y despreciando a los demás candidatos porque «hablan sin saber», Carmena tuvo que cambiar su estrategia cuando sucesivamente le iban desdiciendo los «éxitos» de su Gobierno al frente del consistorio madrileño. Optó entonces por explicar sus propuestas para la próxima legislatura en movilidad, medio ambiente y respecto al alquiler turístico. También se alineó con Pepu Hernández, aunque de forma más tibia, en el pacto contra la «extrema derecha» y no pudo evitar torcer el gesto cuando Sánchez Mato le ofreció la mano, con condiciones.

Pepu Hernández_ Psoe: No logró hablar sólo de su libro

El Pepu Hernández de este debate fue muy similar al del que sostuvo durante las primarias del PSOE pese a que en posteriores cara a cara sí había resultado más solvente. Sin dejar de leer su guión, estuvo plano y empeñado en hablar sólo de su programa y sus propuestas de reequilibrio territorial. Sin embargo, sus contrincantes no estaban dispuestos a dejarle escapar y tras conseguir ponerle en un brete con la cuestión del rechazo del Grupo Municipal Socialista al pleno extraordinario de Madrid Nuevo Norte, le pusieron contra la espada y la pared al referirse al pacto del presidente Pedro Sánchez con los independentistas. Optó entonces por agitar el fantasma del miedo a la extrema derecha para tratar de aglutinar apoyos para la izquierda.

Silvia Saavedra_ Cs: Con Villacís en el recuerdo

Silvia Saavedra sustituyó a Begoña Villacís casi en el último minuto, algo que se notó en algunos momentos de duda. Con todo, empezó fuerte, recordando el escrache sufrido por la candidata cuando estaba a punto de dar a luz, ilustrando aquel momento con una fotografía. Algo que repitió en un total de cuatro ocasiones. Además de mostrarse dura contra Carmena en cuestiones como la limpieza, los «okupas» –recordó el problema de La Ingobernable y la futura creación de una futura Unidad de Antiokupación– y la contaminación que genera Madrid Central en barrios fronterizos, también mandó un «recado» a Almeida por un posible «sorpasso»: «Cuando Villacís sea alcaldesa, contará con usted como vicealcalde».

Javier Ortega Smith - Vox: Encajando golpes de la izquierda

En su primer minuto resumió su ideario: desterrar Madrid de «endeudamiento, multas, suciedad y sectarismo». Sin embargo, el candidato de Vox se mostró más cómodo a la hora de afrontar dos temas: acabar con los «chiringuitos políticos» de la «cuerda» del Ayuntamiento, lo que permitirá «una bajada abusiva de la presión fiscal»; y fomentar la seguridad, algo que no ocurre en «la Cañada Real o en los narcopisos de la calle Topete». «Madrid necesita que se respeta a su Policía Municipal», dijo Ortega Smith, en referencia a la falta de tacto del Ayuntamiento con el Cuerpo. Por último, tuvo que recibir los «golpes» de Carmena, Hernández y Sánchez Mato, que tildaron su partido de «ultraderecha». «Dan lecciones de democracia los que reciben a golpistas en el Congreso», respondió.

Carlos Sánchez Mato_ Madrid en pie: Adalid del espíritu de Ahora Madrid

Cómodo en la confrontación, el candidato de Izquierda Unida Madrid en Pie fue mucho más eficaz que la regidora a la hora de colocar sus propuestas para la ciudad, especialmente en el caso de la limpieza donde enmendó el plan de Carmena asegurando que con la remunicipalización del servicio pondría tres veces más trabajadores en las calles que la alcaldesa. Destacó acertadamente sus planes para los barrios lejos de los grandes desarrollos que proponían los demás partidos. Capitalizó para Ahora Madrid los éxitos en el Ayuntamiento de la capital, procurando pasar desapercibido cuando arreciaban las críticas, que trasladaba a Carmena.

Últimas noticias