MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
00:28
Actualizado
  • 1

Cabalgatas pasadas por agua

La amenaza de lluvia obliga a varios municipios a alterar los recorridos de las comitivas de los Reyes Magos. La de Madrid no sufrirá ninguna modificación: saldrá a las 18:30 de Nuevos Ministerios bajo importantes medidas de seguridad

  • Imagen de archivo de una cabalgata de Reyes en Madrid
    Imagen de archivo de una cabalgata de Reyes en Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de enero de 2018. 05:36h

Comentada
Madrid. 5/1/2018

La bajada de temperaturas y las precipitaciones azotarán hoy toda la geografía peninsular con especial incidencia en la Comunidad de Madrid. Y es que la Agencia Estatal de Meteorología sitúa las probabilidades de lluvia en la región en un 100% y estima una temperatura mínima de siete grados –dos menos que en la última semana–. Unos cambios meteorológicos que amenazan el éxito de la cita por excelencia de cada 5 de enero: las cabalgatas de Reyes de los distintos municipios de la comunidad.

Aunque desde el Ayuntamiento de Madrid confirman que el desfile, que discurre entre el Paseo de la Castellana y la Plaza de Cibeles, no sufrirá alteraciones ni en su recorrido ni en su ritmo, otros municipios madrileños sí están preparados ya para modificar las comitivas de sus Majestades los Reyes de Oriente para mitigar los efectos negativos de la climatología adversa.

En Torrelodones, para luchar contra la lluvia, realizarán el recorrido en la dirección inversa a la planeada: empezará en la Plaza de la Constitución y finalizará en la Casa de la Cultura con el fin de que los asistentes –sobre todos los más pequeños– puedan refugiarse de las inclemencias climáticas en los soportales de este último edificio.

Colmenar Viejo también tiene ya dispuesto su «plan B» en el caso de que «en el momento de la cabalgata caiga un fuerte diluvio», señala el Consistorio de la localidad en un comunicado. Esta modificación pasa por recibir directamente a los tres reyes en la carpa «Villa Navidad» situada en el campo de fútbol del municipio. «Si la lluvia y las condiciones de las vías pueden suponer riesgo, se recibirá a los Reyes Magos sin la comitiva previa», señaló Remedios Hernán, la concejal de Festejos colmenareña. Una medida muy similar a la tomada en Villanueva de la Cañada, donde, si la situación meteorológica no permite el desfile, se suspenderá la cabalgata y los Reyes Magos serán recibidos en el Centro Cultural La Despernada a las 19:00. En este municipio del norte de la comunidad, la comitiva discurrirá entre bloques de hormigón de 1.200 kilos y vehículos policiales colocados en puntos estratégicos del recorrido.

Unas medidas de seguridad que se replicarán multiplicadas en la capital. Este año el dispositivo de seguridad de la Cabalgata de Madrid, coordinado por la Policía Nacional, contará con más maceteros, jardineras y bolardos que en ediciones precedentes. El protocolo se complementa, al igual que en la celebración de Nochevieja en Sol, con la utilización de las cámaras de tráfico colocadas durante todo el recorrido para supervisar la seguridad de los asistentes. Además, un helicóptero sobrevolará las 14 carrozas del desfile y las unidades de la Brigada Móvil, de Caballería, de la Unidad de Intervención Policial (UIP), Guías caninos y Subsuelo de la Policía Nacional, vigilarán todo el perímetro. Una labor en la que estarán acompañados por agentes de la Policía Municipal, Bomberos del Ayuntamiento, 58 Agentes de Movilidad y Samur-Protección Civil –que contribuye con nueve unidades de Soporte Vital Básico, tres de Soporte Vital Avanzado, con diez motocicletas y con 334 efectivos entre funcionarios y voluntarios–.

Todas estas actuaciones se unen al aumento de la seguridad privada de la Cabalgata y de los controles e investigaciones que la Policía está realizando a los conductores de las carrozas previos, que tomarán parte en el desfile.

No sólo se extremarán las precauciones en el recorrido de la cabalgata y en sus calles aledañas, sino que en los centros estratégicos de transportes (aeropuertos, intercambiadores de autobuses y estaciones de tren) se reforzarán las patrullas que vigilan estos enclaves. En la misma línea se mantendrá la agilización de los trámites en las oficinas de denuncia para acortar los tiempos de espera y el Plan Comercio Seguro de la Policía, previniendo robos en los comercios. El Centro de Coordinación del protocolo de seguridad de la Cabalgata se situará en la Plaza de Cibeles.

Además, de manera paralela al dispositivo de seguridad se activará el de limpieza, que cuenta con 136 operarios del servicio de limpieza viaria y con 36 vehículos que tendrán un recorrido paralelo –aunque menos vistoso– al de las carrozas, y que recogerán todos los residuos que los miles de asistentes no depositen en los 31 contenedores de gran capacidad que se distribuirán a lo largo de los tres kilómetros de recorrido. Precisamente, para no interrumpir el discurrir de la Cabalgata 27 líneas de la EMT alterarán su recorrido y siete estaciones de BiciMAD cerrarán a las 15:00.

Estos cambios en el transporte público en la ciudad de Madrid se compensará con los refuerzos en la red de Cercanías y de Metro de Madrid. En el primer servicio se aumentarán los vagones y las estaciones en el entorno de la Cabalgata se reducirán los intervalos de paso. El Metro, por su parte, reforzará sus convoyes hasta en un 52% desde las 16:00 y hasta que finalice la celebración. Las líneas más beneficiadas serán la 4, la 5 y la 10.

Últimas noticias