MENÚ
lunes 24 junio 2019
16:31
Actualizado

Colegios concertados, si los padres quieren

La Comunidad prevé aprobar hoy el decreto de Conciertos que prohíbe las cuotas y permite abrir centros, si hay demanda social.

  • Un total de 558 centros están concertados por la Comunidad de Madrid, una cifra que se ha mantenido estable en los últimos años. Foto: GONZALO PÉREZ
    Un total de 558 centros están concertados por la Comunidad de Madrid, una cifra que se ha mantenido estable en los últimos años. Foto: GONZALO PÉREZ
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de abril de 2019. 00:59h

Comentada
Rocío Ruiz.  Madrid. 9/4/2019

Madrid tendrá, por primera vez, una norma que regula las «reglas de juego» por las que se regirán los colegios subvencionados por la Administración autonómica. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid prevé aprobar hoy el decreto que fija los criterios para que un centro educativo reciba ayudas y que suponen hacer lo contrario de lo que ha pretendido hacer hasta ahora el Gobierno central con la reforma de la Lomce. Si bien la norma impulsada por el Ministerio de Educación suprime el concepto de «demanda social», que blindaba a la enseñanza concertada, la Comunidad de Madrid legisla en sentido contrario. El principal criterio que seguirá la Administración autonómica para concertar un centro educativo seguirá siendo la demanda social. Es decir, habrá centros subvencionados si los padres quieren educación concertada para sus hijos. Y, en este momento, uno de cada tres familias en Madrid y una de cada cuatro a nivel nacional, eligen este modelo. «La Comunidad de Madrid garantizará, en cualquier caso, la existencia de plazas suficientes para las enseñanzas declaradas gratuitas por ley, teniendo en cuenta la oferta existente de centros públicos y privados concertados y la demanda social, así como las consignaciones presupuestarias y el principio de economía y eficiencia en el uso de los recursos públicos», expone a este respecto el proyecto de Real Decreto que será aprobado hoy.

Con la regulación prevista, el Ejecutivo regional hace de la libertad de enseñanza su bandera, una de las señas de indentidad del PP. «La Comunidad de Madrid garantiza el derecho a la educación básica y gratuita y posibilita la libertad de lección de centro docente en el marco de la programación general de la enseñanza», expone el documento.

Se podrán concertar las enseñanzas de segundo ciclo de educación Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional Básica y Educación Especial, mientras que los conciertos de enseñanzas posobligatorias «tendrán carácter singular». Y es que la Comunidad «podrá suscribir convenios con los centros privados que impartan ciclos formativos de grado medio y grado superior que complementen la oferta educativa de los centros públicos».

Ahora bien, también deja claro que no se podrá imponer a las familias la obligación de hacer aportaciones económicas por la escolarización de los alumnos por la que estos centros reciben fondos de la Administración, lo que no quita que estos colegios o institutos puedan cobrar por las actividades extraescolares o por servicios que ofrezcan más allá de los puramente académicos. «Para garantizar la posibilidad de escolarizar a todos los alumnos sin discriminación por motivos socioeconómicos y del mismo modo que los centros públicos, en ningún caso podrán los centros privados concertados percibir cantidades de las familias por las enseñanzas concertadas de carácter gratuito, imponer a las familias la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a la enseñanza, que requieran aportación económica por parte de las familias».

Pero si hay una novedad que aporta el documento es que tendrán preferencia para recibir estas subvenciones aquellas entidades que desarrollen la actividad educativa en régimen de cooperativa, entidades sin ánimo de lucro y los centros que atiendan a alumnos con condiciones desfavorables, los que desarrollen proyectos de interés pedagógico y aquellos que presten atención a estudiantes con necesidades de apoyo educativo.

Colegios concertados, si los padres quieren

Además, para conseguir un concierto, será necesario acreditar al menos dos cursos académicos de experiencia. Con ello, la Administración educativa trata de evitar que cualquier institución o fondo de inversión sin experiencia pueda recibir este tipo de ayudas, como ha ocurrido en alguna circunstancia puntual en la Comunidad de Madrid.

Los sueldos de los profesores también serán abonados por la Comunidad de Madrid y los gastos de estos centros educativos quedarán sujetos al control de la Administración.

Actualmente, la Comunidad tiene concertados 580 centros, de los que muchos son titulares congregaciones religiosas, una cifra que en los últimos años ha permanecido estable y que el sector educativo no cree que se incremente en los próximos años. Para el mantenimiento de estos centros, la Consejería de Educación ha destinado 1.052.983.279 euros en el último año. Y es que actualmente el 30 por ciento de los alumnos se educan en este tipo de centros, el 54% lo hace en centros públicos, mientras que un 15,9 por ciento lo hace en colegios e institutos privados.

Hasta ahora, el Gobierno de Ángel Garrido ha sido un firme defensor de la libertad de los padres para elegir el centro que quieren para sus hijos y eso pasa por el mantenimiento de la escuela concertada . Además ha impulsado la gratuidad en aquellas etapas no obligatorias, como el Bachillerato y la Educación Infantil de cero a tres años. Así, el Ejecutivo regional ha impulsado en esta legislatura el nuevo cheque-bachillerato en los centros en los que esta etapa no es gratuita. Para ello la Consejería cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros. 1.500 los alumnos de primero de Bachillerato se beneficiarán el próximo curso. También serán gratuitas las guarderías con las que la Comunidad de Madrid tiene convenio para la etapa de cero a tres años.

Últimas noticias