MENÚ
martes 13 noviembre 2018
15:00
Actualizado
  • 1

Hoy no puede quejarse

Se llevará a cabo fines de semana y lunes alternos. Reclaman al Gobierno el fin de las diferencias salariales.

Tiempo de lectura 2 min.

29 de abril de 2018. 23:37h

Comentada
J. López.  29/4/2018

ETIQUETAS

Si hoy pensaba quejarse de ese incómodo socavón en la acera de su barrio o de que la basura se derborda de los cubos a la puerta de su casa, o incluso solicitar información sobre el Ayuntamiento y los servicios que presta, elija otro día. Hoy arranca la huelga del 010 Línea Madrid, servicio que aglutina la atención telefónica y presencial del Ayuntamiento de Madrid. El motivo: reclamar el fin de las diferencias salariales y organizativas y el cumplimiento de los pliegos.

Según explicó Comisiones Obreras a través de un comunicado, la huelga se llevará a cabo durante los fines de semana, así como los lunes alternos.

El sindicato acusa al Gobierno de Manuela Carmena de «incumplir su promesa electoral de municipalizar el servicio» y, además, según indican, adjudicárselo a «una de las empresas que monopolizan y precarizan el sector público».

La plantilla reclama además «mismo trabajo mismo salario y reconocimiento del trabajo 24 horas los 365 días del año». Asimismo, exige al Gobierno de Ahora Madrid que controle el cumplimiento de cláusulas del pliego por parte de la adjudicataria, Ferrovial Servicios, en concreto con relación al pago de las nuevas categorías y del resto de conceptos de los salarios y cumplimiento de la normativa vigente de seguridad y salud.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid no tardó en salir al paso y señaló que tienen constancia de la huelga y que no se pueden establecer servicios mínimos ante el paro convocado porque «no es un servicio de carácter público esencial». No obstante, recuerda que en mayo entra en vigor el nuevo pliego que ha incluido cláusulas sociales que «exigen» a la empresa concesionaria una mejora del sistema de remuneración y de la cuantía salarial, la «estabilidad» en el empleo, la «conversión» de contratos temporales en indefinidos, la «mejora» de los perfiles del personal contratado (deben ser de categorías superiores, es decir, gestores y supervisores, según el convenio del sector) y medidas de conciliación laboral.

Al respecto, el Ayuntamiento asegura, según informa Ep, que tiene previsto hacer un seguimiento del cumplimiento de esas cláusulas sociales que se han incluido en el pliego. Además cuenta con un mecanismo de «rendición de cuentas», los pactos de integridad, a través de una colaboración con Transparencia Internacional.

Entre los expertos que «van a asegurar la transparencia y la integridad» en el contrato de Línea Madrid hay una especialista en derecho laboral que hará ese seguimiento de las condiciones laborales.

Últimas noticias