MENÚ
martes 15 octubre 2019
04:11
Actualizado

Pacto en Madrid: Bajada del IRPF y educación gratuita en la negociación de «el bloque»

La reducción de impuesto centrará el pacto de PP, Cs y Vox. En materia educativa, los tres coinciden en subvencionar la etapa de cero a tres años y el Bachillerato podría concertarse.

  • La candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quiere coser un acuerdo en torno a la fiscalidad, la educación y la sanidad. Foto: Gonzalo Pérez
    La candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quiere coser un acuerdo en torno a la fiscalidad, la educación y la sanidad. Foto: Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 4 min.

13 de junio de 2019. 00:43h

Comentada
Rocío Ruiz Madrid. 13/6/2019

El bloque de centro derecha se ha sentado ya a la Mesa de la Asamblea, que preside Cs, copando cinco de las siete sillas. Ahora toca elaborar el «menú» de Gobierno de los tres grupos políticos que permita la investidura de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, además del reparto de puestos en la Puerta del Sol. El PP quiere coser ahora un acuerdo de programa después de dar sus votos para que Vox tuviera una vicepresidencia en la Cámara autonómica, que el propio partido de Díaz Ayuso considera «un acto de generosidad» con la formación de Santiago Abascal. Lo que parece claro es que la negociación del programa girará en torno a tres ejes: impuestos, educación y sanidad.

En lo relativo a Educación, los tres grupos políticos coinciden en mantener la educación concertada y ampliar la gratuidad en el tramo de cero a tres años con fórmulas como la ampliación del cheque de Educación Infantil, una senda que ya inició el Partido Popular en la última legislatura con el apoyo de la formación naranja.

Los dos partidos son partidarios, incluso, de extender el bilingüismo en esta primera etapa de la escolarización que mantenga la educación madrileña a la cabeza de las autonomías españolas en rendimiento.

El plan del Partido Popular para la educación es aún más ambicioso en su afán por conseguir que la enseñanza sea gratuita en etapas que no son obligatorias. Y es que los populares también quieren extender los conciertos al Bachillerato, según figura en su programa.

De hecho, ya se ha empezado a ensayar la iniciativa con el Gobierno de Ángel Garrido, que aprobó un decreto que permitía a los centros privados solicitar subvenciones en etapas no obligatorias. De momento, 1.500 familias podrán beneficiarse a partir del próximo mes de septiembre del cheque Bachillerato, una ayuda de 3.000 euros anuales para pagar las cuotas del curso en centros privados. Si se materializan estas promesas electorales, estudiar en Madrid será gratis desde que un bebé llega a la guardería hasta que acaba el Bachillerato para ir a la universidad.

En materia educativa, aumentar las horas de educación física es otro de los puntos de coincidencia entre populares y naranjas, un aspecto sobre el que, sin embargo, no se ha pronunciado Vox. Y es que uno de cada tres niños madrileños tiene sobrepeso. De hecho, esta «epidemia» se ha multiplicado por diez en los últimos cuarenta años.

La fiscalidad sería, por otra parte, uno de los platos fuertes del acuerdo a tres bandas de «el bloque». De hecho, los populares quieren abanderar una verdadera revolución fiscal, tal y como ha prometido durante la campaña electoral Díaz Ayuso.

Lo que ya se puede vaticinar en este aspecto es que en un futuro gobierno de centroderecha habrá una bajada del IRPF, uno de los puntos de coincidencia entre los tres socios de gobierno.

Los populares proponen una reducción de hasta un 5,5 por ciento en la cuota autonómica del IRPF para los contribuyentes madrileños con un ahorro estimado en 300 millones de euros, una propuesta tan ambiciosa, aunque menos definida, como la que ofrece la formación de Santiago Abascal, que en su programa electoral habla también de una bajada del tramo autonómico del IRPF dentro de los márgenes legales. Los naranjas también caminan por la misma senda en fiscalidad, aunque en este ámbito son menos ambiciosos. Y es que proponen bajar a los ciudadanos en el tramo autonómico cada euro que suba el Gobierno de Pedro Sánchez, cosa que podría ocurrir o no. Tampoco sería descabellado pensar en la posibilidad de la desaparición del impuesto de sucesiones para los grados de parentesco más cercanos, como padres, hijos y hermanos ya que, en esté ámbito, «el bloque» está alineado. En Andalucía fue una de las medidas estrella del acuerdo de Gobierno. Este impuesto ya está muy rebajado en Madrid. De hecho, es la comunidad autónoma en la que menos se paga. Y no sólo eso, ha sido la primera comunidad española en bonificar las donaciones y sucesiones que se realicen entre hermanos, tíos y sobrinos carnales después de que la Asamblea de Vallecas aprobara la Ley de Medidas Fiscales que contó con el apoyo de PP y Cs. Así, la bonificación aprobada en la última legislatura es del 15 por ciento, en el caso de hermanos, y del 10 por ciento cuando se trata de tíos y sobrinos.

Pacto en Madrid: Bajada del IRPF y educación gratuita en la negociación de «el bloque»

Rocío Monasterio con Iván Espinosa de los Monteros. Vox ha exigido puestos en el futuro gobierno regional y presupuesto para rubricar el pacto de investidura

Vox exige partidas que gestionar

En el docuamento que presentó a los populares, la presidenta de Vox, Rocío Monasterio, no exigió puestos pero ayer volvió a insistir en que exigirá puestos en el Gobierno regional y partidas presupuestarias concretas que gestionar y que pueda ejecutar, dijo en Telecinco.

Monasterio dijo estar predispuesta a negociar un pacto sobre la investidura y gobierno de la Comunidad de Madrid. Por eso pidió que se dejen a un lado «posiciones infantiles» y se que marque como línea roja sentarse con Vox, dijo en referencia a Cs.

Últimas noticias