Contenido patrocinado

Qué bancos cobran comisiones a partir del 30 de abril y cómo evitarlas

El requisito más importante que se debe cumplir para no pagar comisiones es domiciliar una nómina, pensión o paro

Las cuentas online son una alternativa para olvidarse de las comisiones
Las cuentas online son una alternativa para olvidarse de las comisiones FOTO: Cristina Bejarano

A nadie le gusta pagar comisiones y menos cuando se podrían haber evitado. Lo cierto es que desde hace ya algún tiempo que las cuentas bancarias de los principales bancos españoles dejaron de ser gratuitas. Primero, la banca incrementó las comisiones de sus productos más demandados y después endureció los requisitos para evitar los costes.

Mientras tanto, los clientes han visto como cada cierto tiempo su banco de cabecera le cobra por manejar su cuenta. Este es el caso de los españoles que tienen una cuenta en Caixabank. La entidad catalana cobra 60 euros trimestrales a los clientes que no cumplan con el requisito de domiciliar una nómina de al menos 600 euros o una pensión de 300 euros como mínimo.

“Si eres cliente de Caixabank este 30 de abril revisa tu estado de cuenta. Si notas que la entidad te ha cobrado 60 euros es porque no estás cumpliendo con uno de sus requisitos. Así que presta atención, porque a final de año podrías haber pagado hasta 240 euros”, alertan los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com

Pero no se trata de la única entidad que penaliza a sus clientes menos vinculados. El banco Santander retiene 20 euros mensuales y el BBVA cobra 40 euros cada 15 de marzo, junio, septiembre y diciembre, en concepto de mantenimiento.

Sin embargo, para evitar pagar las comisiones por el mantenimiento y uso de una cuenta bancaria es más fácil de lo que parece, así lo explican desde el comparador financiero. “El requisito más importante que se debe cumplir para no pagar comisiones es domiciliar una nómina, pensión o paro. Aunque este suele ser el más común, no es el único. Hay bancos que además exigen que el cliente contrate productos de inversión, utilice habitualmente su tarjeta de crédito y domicilie algunos recibos”, detallan los expertos.

¿La alternativa? Las cuentas online

Por suerte, el mercado español ofrece muchas alternativas para olvidarse de las comisiones y de los requisitos.

Este es el caso de la mayoría de los bancos online, como N26, Openbank o Revolut que no tienen gastos de mantenimiento ni cobran por la operativa básica incluso si sus clientes no tienen su nómina domiciliada. “Las cuentas online sin nómina son gratis en la mayoría de los casos y, además, permiten llevar a cabo la operativa básica del día a día, por lo que resultan ideales para los clientes que no solo buscan esquivar las comisiones, sino que además no quieren domiciliar sus nóminas o contratar productos extras”, explican desde HelpMyCash.

Pero no son los únicos, de hecho la mayoría de bancos tradicionales, comercializan cuentas online con condiciones exclusivas, diseñadas para captar nuevos clientes. Este es el caso de la cuenta Online SIN de Liberbank que te da la posibilidad de operar de forma completamente gratuita tengas o no ingresos fijos mensuales. Otro banco tradicional que se ha sumado al boom de las cuentas online, ha sido Abanca, que ofrece al público la Cuenta Clara, que no solo es gratuita para clientes con y sin nómina, sino que admite hasta dos titulares, por lo que puede funcionar para parejas que necesiten una cuenta compartida.

Un proyecto de LR Content