ZILLI reinventa la chaqueta de cuero en su versión más lujosa

Si eres un apasionado de las chaquetas de cuero, la firma ZILLI no se te habrá pasado por alto. Y si aún es desconocida para ti, cuando la descubras con nosotros no querrás buscar cazadoras en otras firmas.

ZILLI
ZILLIZILLIZILLI

ZILLI comenzó siendo un taller de confección de abrigos allá por el año 1950 fundado por el matrimonio Oscar y Rose Schimel en la ciudad francesa de Lyon. Alain Schimel, el hijo de ambos, redescubriría más tarde la pasión por la moda de alta costura que le inculcaron sus padres y establecería la Maison ZILLI, especializada en trabajos de cuero de gran lujo, tras comprar el taller tradicional de un sastre italiano, Teofilo Zilli. Juntos lanzaron al mercado la chaqueta de cuero de lujo y el estilo Sport Chic.

Desde entonces y bajo una única gestión familiar, ZILLI ha abierto boutiques repartidas por las calles comerciales más famosas del mundo para fortuna de sus clientes más exigentes, convirtiendo un negocio nacional en una marca internacional de aproximadamente 150 puntos de venta en 32 países.

El éxito de ZILLI recae, sin duda alguna, sobre el estilo de sus singulares chaquetas hechas a medida que han cautivado a los hombres de todo el planeta, algunas de las cuales se han convertido en legendarias gracias al buen hacer de los artesanos de la firma basado en su pericia y en el dominio de las habilidades artísticas.

ZILLI
ZILLIZILLIZILLI

Las chaquetas están manufacturadas con materias primas de gran calidad entre las que destacan las gamuzas ultrafinas de piel de becerro y piel de cordero vidriada o las más exóticas de cuervo, pitón, canguro, cocodrilo o avestruz, entre otras. De todas ellas, se seleccionan las más singulares para transformarlas en un artículo excepcional e imprescindible en los armarios masculinos más sofisticados.

ZILLI
ZILLIZILLIZILLI

El artículo embajador de ZILLI, además de pieles y cueros inmejorables que obtiene de sus viajes, posee forros exclusivos, yugos, collares extraíbles, cremalleras de lingotes o un collar de repuesto en cuero a juego entregado con cada chaqueta en una bolsa a juego. Según la complejidad de cada diseño, la elaboración del producto puede llevar de dos a seis días antes de que esté lista para usar.

La filosofía de la casa que siente predilección por los detalles es la del “lujo marcado con pasión y emoción”. Una pasión por complacer los deseos de sus clientes trabajando las calidades más exquisitas que salen de los talleres de Francia e Italia al resto de países, unida a valores innatos como la excelencia, la singularidad, el rigor y el carácter.