Las exquisitas joyas de Grace Lee son para mujeres increíbles como tú

Grace Lee se encarga de diseñar unas exquisitas joyas dirigidas a embellecer el día a día de las mujeres. No te puedes perder su Alta Joyería.

Y es que la joyera rechaza la idea de tener exclusivas piezas almacenadas en un joyero hasta que llegue el momento de usarlas en la próxima ocasión especial. Ella cree en la idea de que una joya así debe llevarse y verse todos los días, por eso, la mayoría de sus diseños se pueden llevar perfectamente juntos.

“Me inspiran las increíbles mujeres que me rodean. Diseño joyas que se adaptan a la forma en que las mujeres se mueven y viven. Diseño joyas finas para todos los días para atesorarlas durante generaciones”.

Inspirada plenamente por las mujeres maravillosas de su entorno, Grace Lee, elabora cada pieza única de manera artesanal al estar sumamente involucrada en los diseños personalizados, siendo siempre fiel a su estilo. Desde su sede de Los Ángeles, ha trabajado en su nueva lujosa colección Demi, en la que reinventa la clásica banda de oro que simboliza el matrimonio.

Para Demi, así como para todas sus colecciones, Lee utiliza siempre elementos de gran calidad y prácticas responsables, como oro amarillo, oro blanco y oro rosa de 14 quilates reciclado siempre y cuando sea posible, perlas e incrustaciones de diamantes, y también trabaja con resina y otro tipo de piedras preciosas.

View this post on Instagram

Pavé Demi Globe + DemiDemi+ #ringfie for R ✨

A post shared by GRACE LEE (@graceleedesigns) on

La originalidad y la creatividad priman en todas ellas, y esta vez, ha apostado por dar un giro de tuercas a las clásicas alianzas para dotarlas de modernismo sin caer en la extravagancia, adornando las bandas doradas con piedras preciosas.

El resultado son unos pendientes que envuelven el lóbulo como si fueran olas de oro y anillos atemporales de una belleza insuperable que se adaptan a cada carácter.

Otras de las colecciones más destacables y singulares de Grace Lee es la de resina. Para esta, la artesana estuvo estudiando diferentes materiales hasta dar con el que le pareció más adecuado: la resina engastada con oro de 14 quilates y diamantes.

La flexibilidad de este producto le ha permitido elaborar unas piezas que comenzaron como un experimento personal, pero que se volvió permanente en su catálogo. La colección resina está formada por una selección de anillos, colgantes y brazaletes disponibles en una amplia variedad de colores.

En definitiva, nos parece una maravilla que Lee sea capaz de darle a elementos clásicos una nueva perspectiva moderna pero atemporal, y tú ¿llevarías alguna de sus obras para poder observarlas cada día?