Fina, elegante y salvaje. Así es Lion Head, la nueva colección de joyas de Gucci con la que soñamos

Fuerza, valentía, poder, coraje, sabiduría y nobleza es lo que simboliza la nueva colección Fine Jewelry Lion Head de Gucci.

El elemento común de cada una de las piezas que ha creado la casa italiana Gucci para su reciente colección de joyería fina, esa que ha desatado de inmediato nuestra pasión por los animales, es la cabeza de un poderoso león, y aunque no es la primera vez que la firma implementa este motivo en sus diseños, ahora cobra más protagonismo que nunca.

Esta nueva incursión hace honor al compromiso que Gucci tiene con la protección de los animales (reflejado en la implementación de muchos otros motivos de animales en sus diseños) y con el fondo The Lion’s Share, un proyecto que lidera el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, mediante el que se pretenden recaudar unos 100 millones de dólares al año en fondos durante los próximos cinco años, que irán destinados a la protección de especies en peligro de extinción.

Con el fin de ayudar a alcanzar el objetivo, la firma de lujo ha lanzado su particular propuesta creando una colección única por la que morimos de amor y con la que estamos seguros de que ayudará a miles de animales siguiendo su estrategia de sostenibilidad.

Bajo el sello Made in Italy, los expertos artesanos de Gucci han dado forma a unas cabezas de león cuyos diamantes hacen de ojos de la majestuosa criatura. El rey de la selva, con la mandíbula abierta sujeta una gema en lugar de cualquier cristal, y en cada joya puede ser de una piedra semipreciosa de colores vibrantes distinta, como el zafiro amarillo, amatista, gema aguamarina, ópalo de fuego o diópsido de cromo.

Los materiales que emplea Gucci para sus obras, ya sea oro, platino o diamantes, están certificados por el Responsible Jewellery Council, con esto también busca “promover prácticas responsables, éticas sociales y medioambientales que garantizan los derechos humanos en toda la cadena de suministro de oro y diamantes, desde las minas hasta el comercio minorista”.

En base al protagonista, el director creativo Alessandro Michele y su equipo, han creado anillos, pulseras, collares y pendientes de base en oro amarillo o blanco de 18 quilates, y la gema que contiene expresa un significado simbólico concreto. Por ejemplo, la aguamarina se relaciona con la calma.

La línea estética de Lion Head es fina, elegante y salvaje. Los nuevos pendientes, las piezas más coloridas de la colección, están disponibles en versiones de oro amarillo y oro blanco, los de la primera engastados con diamantes y aguamarina, mientras que los de la segunda con amatista y diópsido de cromo.