Lotus 3-Eleven: Un Speedster de carreras “asequible” y altamente codiciado entre coleccionistas

En los últimos años, el Speedster descapotable se ha hecho muy popular entre los coleccionistas de superdeportivos.. Estos coches de coleccionista de edición limitada son muy caros e inaccesibles, ¿o no?

Sí, estamos hablando del Lotus 3-Eleven. Fue lanzado en 2016 y sólo se construyeron 311 coches. Además de una versión de carretera, Lotus también ofreció una versión de carrera. Más tarde, la versión de carretera fue mejorada con un motor más potente.

Al igual que el Ferrari Monza, el Aston Martin V12 Speedster, el McLaren Elva y el próximo Lamborghini Speedster, el 3-Eleven no tiene techo ni parabrisas. Tampoco tiene puertas.

El biplaza está construido para ofrecer la máxima experiencia de conducción. Está impulsado por un motor V6 sobrealimentado de 3,5 litros montado en el centro que desarrolla 416 caballos de fuerza y 410 Nm de par motor. El motor está acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades. La versión de competición tiene 466 CV y 524 Nm y viene con una transmisión manual secuencial de 6 velocidades con palancas de cambio. La versión de carretera mejorada se ofreció con un motor de 436 cv..

Más de 400 de caballos de fuerza puede que no suenen a mucha potencia comparado con lo que ofrecen los velocistas de un millón de dólares. Pero, el 3-Eleven pesa sólo 925 kilogramos (versión Race -880 kilogramos) y por lo tanto, puede acelerar de 0-100 km/h en 3,3 segundos (versión Race - 2,9 segundos), un auténtico velocista,

Además de más potencia, tiene una mejor aerodinámica, como es de esperar, con un divisor más largo y un alerón trasero más alto, mientras que su piso es completamente plano. El resultado final es un aumento del 15% en la fuerza descendente, que ahora es de 265 kg a su velocidad máxima., cifrada en la nada despreciable cifra de 290 km/h.

También hay muchas piezas mecánicas útiles debajo de la piel: un diferencial mecánico de deslizamiento limitado, un complejo sistema de control de tracción y algunos frenos masivos. También hay una agradable y tradicional caja de cambios manual de seis velocidades.

Eso es mucho rendimiento, especialmente si se considera el precio. El Lotus 3-Eleven cuesta alrededor de 90.000 € La versión de carreras asciende a 127.000€). Sin duda hay pocos deportivos de semejantes prestaciones por ese desembolso, el capricho está servido.