¿Sorprenderías a alguien invitándole a una taza de café de más de 50 euros?

Si eres de los que no se salta la dosis diaria de cafeína, y no quieres renunciar a desembolsar un precio simbólico por ella cada vez que la tomas, quizás, algún día, estés dispuesto a pagar más de 50 euros por una exclusiva taza de café.

El café se presenta en multitud de versiones: solo, cortado, con leche, capuccino, bombón, irlandés, con hielo… Pero también existe el café de excelencia, ese que se sirve en la exclusiva cafetería Queens de Mayfair, en Reino Unido.

Queens es una encantadora y nueva cafetería artesanal con enfoque de lujo, que ofrece una carta basada en elaboraciones creadas con ingredientes y métodos únicos. Su objetivo, según cuenta una de las propietarias, Victoria Sheppar, es “traer a los viajeros locales de Mayfair algo diferente de los cafés de cadena que estarían acostumbrados a frecuentar. Nos hemos asociado con algunos de los principales proveedores para ofrecer a los clientes comida casera de primera calidad a un precio competitivo para la prestigiosa zona. Queremos ser el término medio entre los pubs y los hoteles de cinco estrellas en Mayfair”.

Por las noches, el local se convierte en el bar perfecto para tomar un cóctel o degustar exclusivos platos gastronómicos.

Por ello, y con su afán de ofrecer algo diferente que les distinga, se han atrevido con el café más raro y caro de Reino Unido, algo que han conseguido gracias a su asociación con Difference Coffee, que distribuye el café de mayor calidad del mundo y sirve en restaurantes de alta cocina.

La justificación para este precio, elevado incluso para las propietarias del local, es su exclusividad, escasez del grano y que el precio del kilo es de 2.000 libras. La mezcla fue comprada en una subasta por Difference Coffee, y solo se ha ofrecido a otra compañía en el Reino Unido. “Tener un café tan raro y tan buscado para ofrecer a los verdaderos conocedores resalta los estándares a los que aspiramos”, explican.

Los granos de café con los que está elaborado han sido los ganadores en el Concurso de la Taza de la Excelencia y provienen de Etiopía. “No solo es un producto increíble y raro, sino que también está marcando una diferencia para los agricultores de Etiopía”, dice el agricultor que cultiva esta variedad.

Un café tan singular, merece una presentación a la altura. En lugar de ser vertido sobre una taza de café común y corriente, la Copa de la Excelencia se sirve a través de un filtro v60, en una copa de cristal de vino, después de ser molido a mano en mesa por el barista principal de Queens.