Residencias niegan el abandono de fallecidos en los centros y apuntan al colapso de los servicios funerarios

Piden a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que les informe de dónde han encontrado los militares de la UME la situación de abandono

La residencia DomusVi de Usera ha negado este lunes que sea una en la que los militares hallaron abandonados a unos ancianos fallecidos por coronavirus, tal y como han apuntado algunas informaciones, según han aseverado a Europa Press fuentes de dicho geriátrico.

Efectivamente, a esta residencia pública pero gestionada por esta empresa privada, situada en el número 247 de la calle Cristo de la Victoria, acudieron miembros de la UME el domingo y desde la dirección se les informó de que había dos habitaciones cerradas con dos cadáveres a la espera de los servicios funerarios. Y que en las mismas los cuerpos estaban solos, siguiendo el protocolo de aislamiento, que pide aislar y no tocar los cuerpos hasta la llegada de estos profesionales.

Concretamente, se trata de un anciano que murió el sábado y hasta el día siguientes y otro falleció el domingo y hasta la madrugada del lunes no llegó la funeraria debido al retraso que tienen las funerarias actualmente, aseguran.

Críticas a las palabras de la Ministra

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste), que representa a 400 residencias en toda España, ha negado que se abandone a mayores fallecidos por coronavirus en los geriátricos, por lo que piden a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que les informe de dónde han encontrado los militares de la UME está situación.

El presidente de esta patronal, Jesús Cubero, ha explicado a Europa Press que de momento no les han respondido desde Defensa. Además, aseguran que los responsables de las residencias están aplicando con rigurosidad el protocolo de actuación en casos de fallecimientos por coronavirus, que consiste en aislar los cadáveres en las habitaciones y no tocarles hasta la llegada de los servicios funerarios.

“Lo que ocurre es que los servicios funerarios llegan con retraso, los servicios de urgencia están saturados, como los médicos y enfermeros. Por la situación que ocurre, no dan a basto y tardan más en recoger los cadáveres. Por eso sacó el Ministerio el protocolo de actuación”, ha añadido.

Por ello, Cubero ha reprochado a Margarita Robles que con sus declaraciones “haya dado al situación de que las residencias funcionan mal, cuando es todo lo contrario”. De hecho, ha aludido a que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ya aclaró que los casos de mayores fallecidos abandonados en geriátricos fue algo puntual. “No es la tónica habitual y los militares de la UME están felicitando al personal de las residencias por su trabajo”, ha añadido.

“Ayer fue una tarde intensa de contactos en la que pude hablar con trabajadores, empresas y sindicatos, y todos coincidíamos en que dichas declaraciones de la Ministra Margarita Robles tan sólo obedecen a su desconocimiento del sector y a su afán de protagonismo en los medios. Incluso algunos ministros compañeros de Robles ya han salido a desmentirla indicando que lo que la Ministra generalizó eran en realidad casos aislados”, ha añadido.

Diversas empresas del sector de la dependencia tuvieron en la tarde de ayer contacto con responsables de la UME cuando iban a desinfectar sus centros, y la valoración en todos los casos fue de estar ofreciendo “un cuidado excepcional a las personas mayores que residen en sus centros, felicitando y animando a los trabajadores que se encargan de cuidar a los mayores en estos días tan complicados”.

“Cuidamos a las personas más vulnerables”

En palabras de Cubero, “en las residencias cuidamos a las personas más vulnerables en esta crisis sanitaria, y los mayores no son un foco de infección, son víctimas de la falta de previsión y atención de sus necesidades”. “Llevamos varias semanas con medidas de prevención y protocolos de actuación específicos para este virus, mientras que las autoridades sanitarias que debían detectar el riesgo y socorrer las necesidades de los mayores han dejado a este colectivo abandonado a su suerte. Seguimos recibiendo rechazos de ingresos hospitalarios, falta de suministro de EPIs por parte del Gobierno, demoras en la certificación y recogida de los cadáveres en casos de fallecimientos, y las pruebas rápidas de detección del virus siguen sin hacerse a nuestros profesionales y residentes. Si la ministra quiere ser de utilidad, ahí tiene cuatro puntos sobre los que ponerse a trabajar”, ha agregado.

El presidente de la patronal ha aseverado también que si se ha producido alguna acción delictiva puntual en el sector residencial ha mostrado su “absoluta y rotunda condena” de todo el sector, pero rechazan que esa situación califique a todo un sector. “Si queremos frenar el avance del virus y los nuevos brotes posibles, necesitamos de forma urgente detectar cuanto antes a los enfermos y a los portadores del virus. Para ello es imprescindible que sigamos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y realicemos de forma masiva los test de detección”, ha concluido Cubero concluye pidiendo que los aplausos de todas las tardes se extiendan también al personal de las residencias y servicios de atención a domicilio, “quienes están arriesgando su vida por la generación que nos legó esta sanidad, el sistema del bienestar y quien ha servido de apoyo a toda la sociedad durante la última crisis económica”. Europa Press